“La mayoría de las empresas no paga el aporte extraordinario”

Pedro Fernández: “De las 52 empresas lácteas de Villa María y zona, solo siete pagan el aporte”

El aporte extraordinario que deben abonar las empresas lácteas al gremio fue eje de la polémica en los últimos días, tras el acuerdo en el que el sindicato cedió el derecho de cobrar parte de esos fondos. Pedro Fernández analiza el tema

Pedro Fernández: “De las 52 empresas lácteas de Villa María y zona, solo siete pagan el aporte”

Para destrabar el aporte que el Gobierno nacional le había prometido a SanCor, el gremio de los trabajadores lácteos (Atilra), renunció a percibir el total del aporte extraordinario que cada usina láctea abonaba. De los $3.600 mensuales por trabajador, pasarán a percibir $1.500 en las empresas de más de 70 empleados y $ 750 en las de menos de 70 empleados.

Sobre el particular, Pedro Fernández, secretario general de Atilra Villa María, dijo que el gremio firmó ese acuerdo porque fue una exigencia explícita para que se otorgaran los fondos a SanCor. “Lo firmamos para tratar de conservar los 4.000 puestos de trabajo de los compañeros”, dijo, aunque aclaró que “de cualquier manera, estos 450 millones de pesos que el Estado le va a dar a SanCor no alcanzan”, porque, entre otros puntos, “la empresa se tendrá que reestructurar y a su vez, tendrá que haber capitales que le permitan oxigenarse y empezar nuevamente despacito a funcionar”.

Además, precisó que esos fondos llegaron tarde: “La ayuda tendría que haberse efectivizado hace 30 días atrás, cuando SanCor trabajaba un millón y medio de litros. Hoy tiene 500 mil litros. Es muy difícil sacarla adelante, pero creo que con el aporte de todos se puede, aunque no va a ser fácil”.

-¿Tras este acuerdo, es importante el perjuicio económico para el gremio?

-En realidad, desde 2013, prácticamente no lo viene pagando nadie. Siempre estuvo en discusión este aporte, porque cuando se firmó en el año 2009 era de 100 pesos y después se le fueron anexando todos los aumentos salariales. Ya en 2013 era un aporte importante y entonces, algunas empresas nucleadas en Apymel, lo judicializaron. A partir de ese momento no lo pagó prácticamente nadie. Te doy el ejemplo de acá, de las 52 empresas lácteas que tenemos en Villa María, en este momento lo estaban pagando siete nada más. En el resto del país pasa lo mismo.

De cualquier manera, quiero aclarar que SanCor se funde porque hicieron una mala gestión durante mucho años y no por ese aporte. En realidad el gremio, a través de nuestro secretario general a nivel nacional, lo vino denunciando permanentemente. Se veía que la empresa no estaba bien gestionada y no se hacían las cosas como se tenían que hacer.

-¿Cuál es el destino de ese aporte?

-Sirvió mientras se cobró bien, para mejorar las condiciones de la obra social, se generó una clínica, se hicieron muchos cursos de capacitación. En definitiva, servía para mejorar las condiciones y los servicios para el trabajador.

 

Escenario complejo

Sobre la realidad de SanCor, Fernández analizó que la empresa fue beneficiada con el acuerdo con Venezuela. “En ese momento tendrían que haber agarrado las riendas y ver la forma de salir adelante y hacer una base para reestructurarse. Siempre esperaron que de afuera lo ayudaran y fundamentalmente siempre esperando algún aporte del Estado”, cuestionó.

También se quejó de que le “echen la culpa a los trabajadores”, pero ellos “hace dos años que vienen cobrando el sueldo en tres o cuatro veces. Realmente los trabajadores colaboraron siempre con la empresa. Y si había cuatro mil trabajadores es porque había volúmenes de leche para esos trabajadores”.

“Lo que pasa es que en esta ultima etapa, donde se vio la mayor caída, es porque con el factor climático -que hizo que se cayeran los volúmenes de leche-, sumado a que empezaron a rebotar los cheques de SanCor, los tambos que proveían a esa empresa se empezaron a ir”, concluyó.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus