El Diario del centro del país

La mujer encadenada frente a la cárcel empezó huelga de hambre

María Rocco sigue encadenada frente a la cárcel villamariense y ayer decidió iniciar una huelga de hambre

Profundiza su reclamo para que trasladen a su marido desde Cruz del Eje a Villa María

María José Rocco dobló la apuesta ante la negativa del Servicio Penitenciario de Córdoba de traer al penal local al padre de sus cuatro hijos menores. La esposa de Flavio Amici decidió ingerir solamente líquidos y anunció que irá “hasta las últimas consecuencias”

La mujer que el lunes pasado se encadenó frente al penal de barrio Belgrano para reclamar que trasladen a su esposo, actualmente alojado en la cárcel de Cruz del Eje, inició ayer a la mañana una huelga de hambre ante la negativa del Servicio Penitenciario de Córdoba (SPC) de cumplir con su exigencia.

María José Rocco (32) decidió doblar la apuesta y comenzó una protesta durante la cual solo ingerirá líquidos a la espera de que las autoridades penitenciarias de la provincia accedan a traer nuevamente a Villa María al padre de sus cuatro hijos, Flavio René Amici (29).

A mediados de septiembre de 2015, el joven convicto recibió una pena de ocho años y medio de prisión por un violento asalto perpetrado en un campo cercano a la localidad de Dalmacio Vélez el 22 de septiembre de 2014. Además, Amici está acusado de haber intervenido en una feroz pelea registrada el 13 de agosto del año pasado en el interior de la cárcel villamariense, que dejó como saldo la muerte del recluso Carlos Otín.

Luego de ese trágico episodio y alegando “razones de seguridad”, las autoridades penitenciarias trasladaron a Amici a la cárcel de Cruz del Eje y, según Rocco, la medida disciplinaria solo iba a ser por tres meses.

Sin embargo ya pasaron más de seis meses desde que ocurrió el crimen de Otín, por lo que su esposa decidió encadenarse frente a la sede del Establecimiento Penitenciario Nº 5 para exigir el traslado de su pareja.

Ayer, en diálogo con El Diario, la abogada María Teresa Perassi Silva, quien está asistiendo legalmente a Rocco, informó que su clienta “ya hablo con los directivos de la cárcel local, pero ellos le dijeron que no tienen poder de decisión y que no pueden resolver sobre el traslado de Amici a Villa María”.

“Desde la Dirección General el SPC les dijeron que no se puede hacer lugar al pedido por diferentes razones”, agregó la joven letrada, quien precisó que “hubo algunos acercamientos, ya que le ofrecieron llevarlo a Río Cuarto e incluso pagarle los pasajes”.

No obstante, Perassi Silva aclaró que las autoridades carcelarias “quieren hablar con María José y para ello le exigen que viaje a Córdoba y que desista de la protesta”.

Lejos de acceder al reclamo del Servicio Penitenciario, Rocco decidió iniciar la huelga de hambre que había anunciado el mismo lunes y que irá “hasta las últimas consecuencias” para que su marido sea traído nuevamente al penal villamariense.

“Por derecho le corresponde estar alojado acá, pero con el traslado a Cruz del Eje le cortaron todo vínculo familiar conmigo, con sus hijos (cuatro niños con edades comprendidas entre los 8 y los 12 años) y con toda la familia”, había señalado la mujer el lunes al comenzar la protesta.

“El Servicio Penitenciario está para que los internos se reinserten a la sociedad luego de purgar la pena que la Justicia les imponga y para ello necesitan del contacto familiar permanente”, señaló la abogada para reafirmar la necesidad de que Amici sea nuevamente alojado en la cárcel local.

Print Friendly, PDF & Email

En la misma categoría

Una motociclista con fractura

Mercedes Dagna

Chocó la columna de un transformador

Mercedes Dagna

Pelea de egresados en el centro de la ciudad

Alexis Loudet