El Diario del centro del país

La rotura de un cable subterráneo dejó sin luz a parte de la ciudad

Durante varias horas, vecinos del barrio Vista Verde hicieron un corte total de la ruta 158 reclamando explicaciones a la EPEC por haber pasado 24 horas sin energía eléctrica

Vecinos indignados con la EPEC – Anoche cortaron la ruta 158 los habitantes del Vista Verde

Desde la EPEC informaron que la rotura de un cable subterráneo fue lo que provocó la falta de energía en Villa María. El gremio pidió a los usuarios que reclamen a la empresa y no a los trabajadores. Vecinos del Vista Verde cortaron la ruta. Crónica de una jornada caliente

“La falla del distribuidor Nº 5, que es un cable subterráneo de 7.000 metros de extensión, fue lo que provocó el problema en Villa María”, dijo Alfredo Camponovo, gerente de Relaciones Públicas de la Empresa Provincial de Energía de Córdoba (EPEC).

“Fue personal desde Córdoba para reparar ese distribuidor de media tensión, lo que lleva tiempo, dado que una vez detectada la falla hay que cavar, llegar al cable y hacer el empalme”, agregó. Los trabajos estarían concluidos a la noche, según informó el funcionario, es decir, después de 24 horas de iniciados los cortes de luz en distintos barrios.

Finalmente, aclaró que el problema no se originó en el excesivo consumo generado por las altas temperaturas, aunque no pudo precisar el origen de la falla.

 

Indignados

Cuando pasaron 24 horas sin servicio de energía, los vecinos del Vista Verde decidieron salir a protestar.

Por grupos de WhatsApp, se convocaron para las 20 en ruta 158 y Río Salí, donde decenas de manifestantes decidieron cortar la arteria principal. Esto motivó la intervención policial para procurar desviar el tránsito, principalmente pesado, que a esa hora circula intensamente por el lugar.

“La gente está muy mal. En nuestro barrio hay electrodependientes, diabéticos que necesitan tener la insulina guardada en la heladera sin romper la cadena de frío y muchos niños y personas mayores que lo pasaron muy mal. Es el único barrio que estuvo 24 horas sin luz”, dijo María Argiz, presidenta del centro vecinal.

“Sé que no es la mejor manera cortar la ruta, pero es la forma que encontraron los vecinos para pedir respuestas a la EPEC”, agregó.

Los habitantes del Vista Verde, unidos como hace cinco años -cuando sufrieron la gran inundación-, pedían que algún funcionario de la empresa de energía se llegue a dar explicaciones. Pasadas las 22, el jefe de la oficina local, Alberto Díaz, llegó al lugar para informar acerca de la rotura del cable y finalmente se levantó la protesta, aunque quedaron en estado de alerta. A esa hora, volvía la luz al barrio.

También estuvo en el lugar la fiscal de Feria, Juliana Companys.

 

Los arreglos

En la noche del lunes, cuando gran parte de la ciudad quedó sin energía, desde EPEC comenzaron a buscar el desperfecto. Identificaron que el problema estaba en un tendido de cables subterráneos, concretamente en la línea que inicia en Las Playas, pero para saber en qué lugar exacto estaba la dificultad se requirió de un equipo especial. La empresa tiene sólo uno en Córdoba capital y para toda la provincia, por lo que recién ayer llegaron a Villa María para hacer el “diagnóstico”.

Detectado el lugar de la falla -fue cerca de Las Playas-, las cuadrillas se pusieron manos a la obra para reparar el daño. Mientras tanto, centenares de vecinos en distintos barrios debieron soportar el calor agobiante de la jornada sin tener la posibilidad de encender un ventilador.

Esto motivó múltiples reclamos. Incluso ayer a la tarde, varios vecinos de distintos barrios se congregaron frente a la Guardia de EPEC.

Estaban las autoridades de la empresa y se generaron algunos incidentes menores, que obligaron a convocar a la Policía para resguardar a los trabajadores.

Por esa razón, consultamos a Carolina González, secretaria seccional del Sindicato de Luz y Fuerza de Villa María, quien lamentó que los usuarios enfoquen su protesta hacia los empleados.

“Nuestros compañeros hace 24 horas que están en la calle intentando solucionar la problemática. La gente, que está enojada con razón, tiene que saber que el reclamo se lo debe hacer a los políticos, que son en definitiva los que deciden dónde van a parar las inversiones”, indicó.

Dijo que el cable o línea de distribución “tiene sus años” y que para instalar una nueva “se necesitan ocho millones de pesos por cada kilómetro de cable subterráneo. Son inversiones que debe decidir la empresa”.

Por otra parte, recordó que la obra en la Estación Transformadora que está en cercanías del híper Libertad debería “haber entrado en funcionamiento en diciembre, pero no la terminaron. Como positivo, podemos decir que al menos no está parada. Eso va a permitir contar con más energía para estas situaciones críticas”, agregó.

Cuestionó también la falta de planificación para ciudades como las de Villa María, de alto crecimiento demográfico. “Tenemos sólo dos cuadrillas para solucionar estos problemas en una ciudad grande como la nuestra”, dijo.

Finalmente expresó: “La gente de la Guardia la pasa mal, porque tiene que estar ahí, siendo blanco de las críticas de la gente, que debería dirigirse a los que están decidiendo el destino de los fondos”.

 

Cuando falla una línea distribuidora de media tensión, EPEC “carga” en otras líneas el servicio de los barrios que quedaron sin energía. Pero ayer, con el alto consumo, todas las distribuidoras estaban al máximo y fue poco lo que se pudo recargar a las otras líneas. Por ejemplo, la estación Norte, que tiene capacidad para 22 megas, utilizaba 21,8. Es decir, estuvo prácticamente saturada y poco pudo sumar a otros sectores.

Print Friendly, PDF & Email

En la misma categoría

Casi 8.000 millones depositados en Villa María

Alexis Loudet

La mayoría de los jóvenes almuerza con el celular en la mano

Mercedes Dagna

Reunión con la Cooperativa para avanzar en el aumento tarifario

Juan Pablo Morre