“La salud está en terapia intensiva”

Las fotos fueron aportadas por Bustamante, quien consideró que el estado del CAPS del Roque Sáenz Peña es “pésimo”

CAPS del barrio Roque Sáenz Peña – Bustamante envió un pedido de informe a Jure

La frase fue pronunciada por el concejal del radicalismo luego de visitar el dispensario, en el que aseguró encontrar problemas de humedad, eléctricos y de mampostería

El concejal de la UCR Gustavo Bustamante envió ayer un pedido de informe al secretario de Salud de la Municipalidad, Humberto Jure, para conocer si está previsto la aplicación de algún programa municipal, provincial o nacional para la refacción y acondicionamiento del Centro de Atención Primaria de la Salud (CAPS) del barrio Roque Sáenz Peña.

Según la nota que envió el concejal, el centro asistencial “se encuentra con muchos problemas de humedad, eléctricos y de mampostería (puertas, ventanas), impidiendo de esta forma que los profesionales que allí asisten a los vecinos, puedan hacerlo con las comodidades mínimas que se requieren”.

“Haciendo nuestras habituales recorridas por los barrios de la ciudad, y porque los vecinos habían planteado el estado del dispensario del Roque Sáenz Peña, nos llegamos el viernes pasado por la mañana y pudimos observar el pésimo estado en el que se encuentra”, explicó el concejal del bloque Juntos por Villa María.

“El dispensario está en un estado paupérrimo, el ingreso, la sala donde atienden y trabajan los profesionales. Hay ingreso de agua, ventanas que no abren, que están clausuradas, entonces no hay ventilación y hay humedad por todos lados, hasta en la zona de los medicamentos, que deberían estar protegidos, con temperatura estable; además se robaron el aparato de afuera del equipo de aire acondicionado, por lo que no funciona”, detalló.

“Un vecino hasta se ofreció a pintarlo, pero necesitan los materiales y reparar antes la humedad, incluso hay una promesa de hace más de un año de trasladarlo al centro vecinal, pero todavía no sucedió porque parece que la salud de los vecinos no es prioridad”, consideró Bustamante.

“Por eso en este pedido buscamos conocer qué programa se está gestionando para la reparación del CAPS”, agregó.

 

Un Estado ausente

Sin lugar a dudas la salud en Villa María está en terapia intensiva. Asimismo no podemos dejar de destacar el gran trabajo que realiza allí cada una de las personas que día a día le pone el cuerpo y el corazón para la atención que la gente se merece”, afirmó.

“Creo que la mayoría de los dispensarios funciona por la gente que le pone muchas ganas a pesar de no tener los insumos, que son empleados que, en algunos casos, no superan los diez mil pesos de sueldo porque son facturantes, solamente hay dos de planta, una reciente y otra con mucha antigüedad”, indicó.

“Hay gran abandono en la salud pública en Villa María, el año pasado hice reclamos por dispensarios, entre ellos el del barrio Nicolás Avellaneda, en el que todavía no terminaron las reparaciones”, señaló.

“Cada vez que visitamos uno encontramos que el Estado está ausente, funciona porque la gente que está trabajando le pone ganas y corazón, ya que no hay un lugar digno para trabajar, mucho menos si se tiene en cuenta el sueldo”, reiteró el concejal.

“Esta es la contradicción que vemos con el Ejecutivo, que planifica gastar más de 15 millones de pesos en la remodelación de la Plaza Centenario y no en salud para la gente más vulnerable, que es la que asiste a los CAPS”, remarcó.

“Hablan de las necesidades básicas de los que menos tienen, pero invierten en el polideportivo, en el puente Alberdi, y cero en mantenimiento para los lugares donde hace falta”, concluyó Bustamante.

 

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus