La UCR denunció “privilegios” en el área

Marcelo Barotto dijo que esta situación ya se daba en la gestión anterior, con otros profesionales

Procuración de la Municipalidad – Con una carta abierta, el titular del comité local pidió “transparencia” a Martín Gill

Barotto dijo que los certificados de deuda de la Procuración son direccionados a personas allegadas y no de forma equitativa entre los abogados del área

 

El presidente de la UCR de Villa María, Marcelo Barotto, denunció “privilegios” que se estarían dando en la Procuración de la Municipalidad, debido a que en 2017 solo dos abogados del área, allegados a la titular de la Secretaría de Economía, Daniela Lucarelli,  habrían recibido la mayor cantidad de certificados de deuda para su cobro.

“A los deudores se les inicia un proceso de cobro a través de la Procuración con la emisión de un certificado de deuda que hace la Secretaría de Economía y Finanzas, en este caso están siendo direccionados a determinadas personas cuando debería hacerse en forma equitativa entre todos los abogados que integran la Procuración. Quienes se ven beneficiados con estos certificados de deuda cobran honorarios y un porcentaje sobre el monto de la deuda, es decir que está en juego no solo la cantidad de certificados, sino el monto de la deuda”, explicó Barotto.

“Este es un tema que veíamos con preocupación desde hace un tiempo, en la gestión pasada los anteriores tribunos de Cuentas ya habían detectado situaciones poco claras con un abogado de la Procuración, no es el mismo caso del que estamos hablando  ahora, aunque se repiten los hechos. Además, ahora hubo comentarios en cuanto al manejo que se hace en la Procuración de parte de abogados que no tendrían la misma suerte que estos dos profesionales”, indicó.

“Nosotros, que venimos siguiendo el tema, a raíz de esto empezamos a investigar y nos encontramos con estos datos, vemos que ahora continúa la misma práctica con distintos abogados”, señaló.

“Es un tema a tener en cuenta, a tratar, para que no se repitan estos hechos en los que está claro que hay un conflicto de intereses. En este caso, más que nepotismo es una situación de privilegios”, consideró Barotto.

“Nos llamó la atención de por qué no aparecían en el portal web los pagos de honorarios a los procuradores, pero únicamente se cargan los pagos que tienen orden de compra, entonces la información que se muestra es parcial. Este es otro tema a revisar, hay que tratar de que la información que se publique corresponda a la totalidad de los pagos que se realizan”, remarcó.

 

Los quioscos de hoy

A raíz de estos hechos, la UCR Villa María hizo pública una carta abierta al intendente, titulada “Los quioscos de hoy”.

“Los argentinos siempre han escuchado a lo largo de los tiempos cómo los políticos se sirven del Estado en beneficio propio, de amigos y familiares, y no cumplen con las obligaciones para las que fueron designados, es decir, estar al servicio de los ciudadanos.

En nuestro país estos hechos son tan comunes, que ya se los puede considerar como un mal endémico que se reiteran una y otra vez. La ciudad no es ajena a esta situación, hace bastante tiempo que se vienen denunciando los ‘quioscos’ que los amigos del poder mantienen con el Estado municipal.

El intendente Martín Gill se comprometió ante la sociedad a acabar con los quioscos, para lo cual anunció medidas con el objetivo de dotar de transparencia a la gestión, pero no solo no hizo nada, sino que aparecen otros nuevos; de los quioscos de amigos, pasaron a los quioscos de familiares, situación que se estaría dando en el área de la Procuración, aunque desde el municipio se niega que pudieran existir casos de nepotismo.

Los procuradores conforman el cuerpo de abogados del municipio que se encarga de la cobranza de las tasas que adeudan los contribuyentes, las acciones de cobros se inician con un certificado de deuda que emite normalmente la Secretaría de Economía y Finanza. Estos certificados se deberían repartir en forma equitativa entre todos los abogados que conforman la Procuración, pero parece que los principios de igualdad no regirían en este caso, ya que en 2017 los principales beneficiados con los certificados de deudas serían el hijo del esposo de la secretaria del área y un abogado que comparte domicilio profesional, según surge del padrón del Colegio de Abogados de Villa María. Ellos habrían percibido en concepto de honorarios por parte del municipio, aproximadamente la suma de 1.000.000 de pesos, mientras que otros procuradores no tendrían la misma suerte, ya que no se les entregan certificados, lo que se demuestra un claro conflicto de intereses al contratar con familiares de funcionarios.

En el portal de Gobierno Abierto se publican únicamente los pagos que tienen orden de compra, mientras que los pagos sin orden de compra, como es el caso de los honorarios de los procuradores, no se publican en el portal web, esto implica que la información es parcializada, por lo tanto, carente de seriedad.

Además, se gastan millones en auditorías y en certificación de calidad de los procesos y después se observan hechos como los descriptos; una muestra de estar lejos de lograr los estándares de calidad que se requiere de los municipios y de la imagen de transparencia que se pretende mostrar hacia la sociedad.

Señor intendente, al igual que muchos, seguramente tendrá preguntas para hacerle a la secretaria del área, porque usted, públicamente se comprometió de dotar de transparencia a la gestión pública, cosa que hoy no está sucediendo”, expresa el texto de la UCR.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus