La UCR dispara contra el municipio por la situación de la Arturo M. Bas

El estado del colegio provocó muchos enojos y desazón en madres y padres de estudiantes. Se piensa en un nuevo edificio para el establecimiento

Fuerte pronunciamiento por los días sin clase de la escuela primaria de barrio Las Playas

El comité local hizo referencia a la distinción como Ciudad del Aprendizaje contraponiéndola con la delicada estructura de la escuela. “Se llenan la boca…”, criticó el documento entregado por Barotto

 

“Con total hipocresía se llenan la boca hablando de que Villa María es la ciudad del conocimiento, mientras en una escuela, la Arturo M. Bas del barrio Las Playas, no hubo clases porque se cae a pedazos. Ese es el verdadero valor que se le da a la educación en la provincia de Córdoba y en la ciudad de Villa María: no les importa”.

Un duro documento dio a conocer el presidente de la Unión Cívica Radical, Marcelo Barotto, en referencia a la delicada situación edilicia del citado establecimiento de Nivel Primario.

“El municipio se jacta de sus superávit, se da el gusto de pagar mayores costos en las obras, pagar honorarios millonarios para certificar ISO, de comprar cosas que no se saben dónde están, de armar quioscos por todos lados, en Procuración, con el estacionamiento medido, con los carnet de conducir, con los contratados, etcétera. Pero para arreglar una escuela que se está cayendo a pedazos no hay plata. Eso sí, se llenan la boca hablando de los pobres, total sus hijos no estudian en escuela públicas”, señaló en uno de sus párrafos un escrito enviado por el radicalismo a EL DIARIO.

En el pronunciamiento, el partido señaló que “la dirigencia política dedica la mayor parte del discurso en hablar de los pobres”, pero “aparentemente, los pobres que carecen de todo lo material, son ricos en votos y hay que ir por ellos, para robarles ese preciado botín”. “Para muchos, si no hubiera pobres, no podrían hacer política porque se quedarían sin discurso”, indicó el radicalismo.

“En las últimas décadas, los que tuvieron y tienen la responsabilidad de hacer algo por los pobres y se han jactado de defenderlos no han hecho nada, al contrario, cada día que pasa, hacen algo más para que la situación permanezca de la misma manera”, disparó.

En ese aspecto, se sostuvo que “la pobreza no se combate con planes, con dádivas, con llevarles un colchón o una chapa, lo único que se logra con esto, lamentablemente y parece que es lo que se busca, es que todo siga igual”.

“La pobreza se combate con educación, no hay otro camino, y la escuela pública debe ser la avanzada en esta lucha, para que los más vulnerables encuentren las herramientas para poder salir de un círculo vicioso que los condena. Pero lamentablemente, la educación pasa por el esfuerzo de los docentes que tienen que trabajar con el abandono total del Estado, aferrados en sus puestos de trinchera, con la única arma que es su vocación”, manifestó el centenario partido.

Y enfocándose en lo que ocurre en la Arturo M. Bas, el comité consideró que “resulta vergonzoso que a esta altura del siglo XXI, trabajemos con un modelo de escuela y de educación de hace más de 120 años, pero lo que resulta aún más vergonzoso e indignante es que haya una escuela en Villa María que tiene un edificio colapsado en el que se hace imposible dar clases en esas condiciones”.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus