Las aprobaciones de lotes, más rápido

La Provincia remplazó su vieja Ley de Catastro, lo que agilizará las gestiones de aprobación de una mensura, lote o parcela. La nueva legislación no deslinda responsabilidades al profesional en los errores en su trabajo

La ley viene a facilitar la cuestión a “aquellas familias que son titulares o poseedoras de un único lote para construir sus viviendas y van pasando las generaciones y nunca pueden terminar de establecer hasta dónde y cuál es su verdadera propiedad y posesión”, explicó Bedano

Ahora se agilizarán y abreviarán los tiempos de las gestiones que se realizan para aprobar una parcela, lote, mensura o loteo, de la mano de una nueva ley que por unanimidad sancionó la Legislatura de la provincia de Córdoba.

Así lo remarcó la legisladora provincial Nora Bedano, quien fue la encargada de fundamentar la iniciativa en el recinto parlamentario y que ayer dialogó con los medios en Villa María.

Tras remarcar que la norma se aprobó por unanimidad (excepto dos artículos), la exintendenta de esta ciudad subrayó que la flamante disposición viene a remplazar una que estaba en vigencia desde 1969, y que por esa razón contenía “conceptos absolutamente perimidos en el tiempo, con las herramientas que se pensaban en aquel momento para hacer un buen trabajo”.

La ahora sancionada ley habilita el camino para “agilizar y abreviar todo el tiempo posible todo lo que es la gestión de la aprobación de una mensura, parcela, lote o loteo cuando se trata de un inversor”, especificó la entrevistada.

Apuntó que también comprende la “digitalización de todos los datos que un profesional tiene que cargar y de los que después las distintas áreas de la provincia como Catastro o los registros de la propiedad hacen uso a la hora de aprobar hasta dónde llega o cuánto mide una parcela”.

Bedano recalcó que con esta nueva legislación “ya no se desliga más al profesional que hace la tarea acerca de los errores que pudiera cometer en el cálculo de su trabajo”.

“Hasta ahora, cuando un profesional hacía la mensura o establecía los datos de una parcela, y cometía un error, la responsabilidad era absorbida por el organismo estatal. Ahora la carga de los datos y la visación no impide que el profesional siga siendo responsable sobre el error que cometió al cargar los datos”, advirtió.

La legisladora consideró que se trata de “una ley absolutamente moderna, que tiene que ver con la utilización de las nuevas herramientas que hoy existen y que en 1968 no estaban (N de la R: se hizo aquel año y se publicó en el 69), desde la informática, desde el sistema satelital, sistemas georeferenciales o drones”.

Ejemplificó que en la actualidad “ya no es posible pasar un plano por fax” y remarcó que la ley viene a facilitar la cuestión a “aquellas familias que son titulares o poseedores de un único lote para construir sus viviendas y van pasando las generaciones y nunca pueden terminar de establecer hasta dónde y cuál es su verdadera propiedad y posesión”. También advirtió que “lleva años a un inversor obtener la aprobación de un loteo, cinco o seis años”.

Apuntó también que “esta ley era imprescindible para que se pudiera aplicar de una manera taxativa la nueva ley de obras públicas”, señalando que “la propiedad y la mensura de la tierra en que se ejecuta una obra pública depende de la ley de Catastro”. “Después de más de 40 años esta legislación viene a facilitar totalmente lo que tiene que ver con la urbanización de la provincia, tanto en lo rural como dentro de los radios municipales. Inclusive sirve para que los municipios puedan tener muchísima más facilidad para poder determinar un loteo o la tenencia, propiedad o posesión de una parcela o más de una”, graficó.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus