El Diario del centro del país

Las razones por las que, en dos casos, no presentaron las Declaraciones Juradas

La publicación de la Oficina Anticorrupción con los nombres de funcionarios y exfuncionarios de la UNVM generó polémica

Informe de la Oficina Anticorrupción – Margarita Schweizer y María Rosa Estrada aclaran su situación

Dos personas que aparecen en la lista como “incumplidores” por no presentar las Declaraciones Juradas, explican las razones por las que no lo hicieron. En un caso, porque dejaron la función y ya no tienen obligación de hacerlo y en otro, porque no recibió nunca la notificación de Recursos Humanos

La Oficina Anticorrupción (OA) de la Nación, dirigida por Laura Alonso, difundió una lista de “incumplidores”, en la que incluían a funcionarios que no cumplieron con el requisito de transparencia de presentar Declaraciones Juradas anualmente mientras duren en sus cargos.

En esa nómina, tal como publicó El Diario, hay un grupo de 19 personas de la Universidad Nacional de Villa María (UNVM).

Ante la difusión de la lista de los “locales”, la casa de altos estudios emitió un comunicado indicando que la nómina incluye a exfuncionarios, aunque agrega un párrafo indicando que la obligación de notificar que cesaron en el cargo es personal. El comunicado es general y no incluye nombres propios.

Esa situación, motivó a la secretaria de Educación de la Municipalidad, Margarita Schweizer y a una trabajadora de la UNVM, María Rosa Estrada, a dar a conocer públicamente los motivos por lo que no estaban obligadas a presentar las Declaraciones Juradas.

 

“Desde 2015 no soy funcionaria”

Margarita Schweizer, exsecretaria Académica de la UNVM y actual secretaria de Educación municipal, indicó que durante todo el período que estuvo como funcionaria en la casa de altos estudios (2007-2015), cumplió a rajatabla con el requisito de presentar las Declaraciones Juradas ante la Oficina Anticorrupción.

“En el año 2015, ingresé a la Municipalidad y a partir de ahí, presento las declaraciones donde corresponde, es decir, en el ámbito municipal”, indicó.

“Es decir, la Oficina Anticorrupción me asigna una responsabilidad que no me corresponde”, agregó.

“Lo que más me importa son los alumnos, a los que un docente siempre debe educar con el ejemplo. Con la nota, parece que no estuviéramos dando el ejemplo y eso no es así”, explicó.

Actualmente, sigue vinculada a la UNVM como directora del Doctorado en Pedagogía. “Pero tengo un contrato a término, por lo que no me corresponde presentar mi declaración patrimonial”.

Indicó que la primera aclaración la hace en este medio para dejar a resguardo su buen nombre, y que estima que el paso siguiente “será enviar una notificación a la Oficina Anticorrupción”, para que no la incluyan indebidamente en la lista de “incumplidores”.

 

Apunta a Recursos Humanos

Distinto es el caso de María Rosa Estrada, quien fue directora General de Administración de la UNVM hasta noviembre de 2015.

“A partir de allí, me desafectaron de ese lugar y ahora cumplo otras funciones”, indicó.

La mujer estuvo de licencia en los años 2016, 2017 y parte de 2018. “Me reincorporé en junio de ese año, en un lugar diferente, por lo que estoy reclamando que me devuelvan el cargo”, indicó.

En el marco de esa problemática, es que Estrada aclaró que en las dos décadas que estuvo en el cargo que la apartaron, era el área de Recursos Humanos de la UNVM la que enviaba una nota indicando la fecha de vencimiento para presentar las Declaraciones patrimoniales a la Oficina Anticorrupción. “Ese vencimiento era variable y te notificabas cada año con esa nota de Recursos Humanos”, expresó.

Mientras estuvo de licencia “no me notificaron nada ni una vez”.

“También quiero aclarar que esto no representa una evasión impositiva, como muchos pueden interpretar. La declaración que se presenta ante la AFIP es otra cosa. No tengo ningún problema impositivo”, dijo.

En su muro de Facebook, la mujer se pregunta si la inclusión de su nombre en la lista es “error involuntario o maliciosa intención”.

Expresa allí que unilateralmente, la UNVM la desafectó del cargo que cumplió hasta 2015 nombrándola ahora directora General de Diseños de Políticas Administrativas, cargo para que, al inicio, ni oficina le habían asignado.

Estrada, finalmente, se pregunta “dónde estaba la Oficina Anticorrupción cuando denuncié las irregularidades económicas y financieras que desde el año 2008 yo venía observando”.

 

Print Friendly, PDF & Email

En la misma categoría

Para Bustamante: “Se puso en serio peligro a los vecinos”

Juan Pablo Morre

Bajaron las apuestas en las slots

Mercedes Dagna

Otilia festeja sus 100 años entre sobrinos, cigarrillos y comida

Noemí Bramardo