“Le pedimos al Estado que termine la casa”

Cuando la casa que funciona en barrio La Calera esté terminada, habrá lugar para más de 40 mujeres, que podrán vivir allí junto a sus hijos de hasta cinco años

Estuvo presente el Defensor del Pueblo de la Nación

La Asociación Vínculos en Red y Nazareth firmaron el convenio y pusieron en marcha el hogar de noche para mujeres en situación de vulnerabilidad

La Asociación Nazareth y la Asociación Vínculos en Red firmaron ayer el convenio para comenzar a trabajar en conjunto en un centro de noche, con algunas mujeres que vivirán las 24 horas, y funcionará en la actual casa Mama Antula, en barrio La Calera.

En la presentación estuvo el Defensor del Pueblo de la Nación, José Bockel, el obispo Samuel Jofré y se hicieron presente también autoridades municipales como Héctor Muñoz, Claudia Arias y el presidente del Concejo Deliberante, José Carignano.

Para terminar la casa, falta la planta alta: “Es un 30% del Estado nacional. Nos dieron un dinero, pero se lo comió la inflación. Nos faltaría ese porcentaje y creo que nos lo van a dar. Las organizaciones sociales lo podemos terminar con polladas, pero quiero que el Estado lo termine. Lo único que le pedimos al Estado es que termine la casa”, expresó a EL DIARIO la auditora General y expresidenta de Vínculos, Alicia Peressutti.

“Para el Estado es mejor trabajar con estas organizaciones. Los propios ministros reconocen que el tema de la reinserción a la comunidad, el Estado no lo puede hacer. El Estado hace una atención de emergencia, pero después necesita de estas organizaciones sociales. Por ejemplo, en el caso del municipio de Villa María, colaboran mucho. Hay otros lugares en los que no. Al Estado le conviene sostener estas organizaciones, donde hacemos el trabajo”, resaltó.

 

Más de 40 mujeres

Actualmente en la casa hay tres mujeres y seis en admisión.

En total, cuando la casa esté terminada, habría lugar para más de 40 mujeres: “Lo que se tiene en cuenta también es el recurso humano para poder asistirlas. Si bien la vida comunitaria tiene una estructura propia, necesita una asistencia de calidad. Las chicas pueden ingresar con hijos de hasta cinco años”.

La casa lleva el nombre Mama Antula porque “es una laica consagrada jesuita. Es muy simbólico para nosotros. El Papa nos pidió que nombremos esta casa como ella”.

“Las dos ONG se unen esperanzadamente ante una problemática de la mujer. Todo lo que es explotación sexual, violencia de género, universo trans, lo vamos a potenciar para multiplicar esfuerzos en la atención de mujeres, brindando un lugar de residencia para que vivan de una manera comunitaria”, manifestó a este medio María Eva Ferrigno, directora general de Nazareth.

La coordinación estará a cargo de Verónica Valentín.

 

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus