“Les dimos la palabra de que íbamos a instalar el tema y cumplimos”

Delfin Polack renunció al Ente de Control y asumió en remplazo de Coutsiers

Concejo Deliberante – La sesión legislativa en la que debía asumir su banca Delfin Polack giró en su mayor parte en el debate sobre las motos eléctricas

La frase fue  pronunciada por Nora Landart, después de que el bloque pidiera tratar sobre tablas el proyecto para regular el uso de motos eléctricas; la solicitud fue desechada, pero una nueva iniciativa habilitará a circular a los usuarios

 

Tal como se lo habían anticipado el día anterior a los vecinos, el bloque Juntos por Villa María pidió ayer el tratamiento sobre tablas del proyecto para regular el uso de las motos eléctricas, pero la solicitud de tratamiento no refería a la iniciativa propia elaborada por Karina Bruno en abril, sino a la presentada en nombre del oficialismo por la concejala Verónica Navarro. Con esta jugada -que causó sorpresa en la bancada de Villa María para la Victoria- la oposición intentó ganarle de mano a las intenciones de la mayoría de redactar una nueva propuesta para tratarla la semana que viene.

Aunque tras el largo y rico debate la oposición no logró que su moción fuese aprobada, ya que solo contó con los votos de sus integrantes, en términos futbolísticos “marcó la cancha” y consiguió lo que quería: instalar el tema en la agenda legislativa inmediata para darle una solución a los vecinos.

Al finalizar la sesión, se constituyó la Comisión de Acuerdos para introducir las modificaciones que consideran necesarias al proyecto de Navarro, con la idea de que la nueva iniciativa esté lista a la brevedad.

El compromiso con los vecinos es que sea aprobada la semana que viene y no se descartó que pudiese llamarse a una sesión extraordinaria para hacerlo. Con la sanción, los usuarios de motos eléctricas podrán volver a circular sin inconvenientes por la ciudad, algo que dejaron de hacer en marzo pasado, cuando a raíz de la implementación de la emergencia vial, comenzaron a secuestrarlas durante los controles de tránsito.

 

Una realidad injusta

Usuarios y comerciantes de motos eléctricas concurrieron ayer al Concejo, en parte, respondiendo a la invitación de la edil Nora Landart para que presenciaran la sesión legislativa en la que iban a solicitar el tratamiento sobre tablas del proyecto de Bruno. Por otro lado, habían sido convocados por el presidente del bloque oficialista, Carlos De Falco, para explicarles que, tras dialogar con el Ejecutivo, habían decidido introducirle agregados a la iniciativa de Navarro y que esta nueva normativa iba a aprobarse el jueves próximo.

Apenas iniciada la sesión, Bruno solicitó la incorporación y el tratamiento sobre tablas del proyecto de Navarro, ingresado en mayo pasado. Inmediatamente, De Falco pidió la palabra y dijo que hay en la ciudad una situación que los pone “en una disyuntiva a resolver y que es la circulación de las motos eléctricas”.

“Entendemos que la regulación de los vehículos tienen un régimen especial que se llama régimen de la propiedad del automotor, que se complementa con la Ley Nacional de Tránsito porque al estar inscriptos obtienen la tarjeta verde para circular. Pero nos encontramos ante una situación particular, porque a pesar de permitir la importación de estos vehículos, no han sido homologados y no han sido incluidos en el régimen de la propiedad del automotor, es algo que viene de antes, no es de este Gobierno”, afirmó De Falco.

“Hay un número importante de vecinos que los han adquirido y se dan con que no pueden circular por la situación que planteé, tenemos por un lado la ley y por el otro la realidad que es injusta”, dijo el concejal, que enumeró las acciones que realizaron para avanzar en una solución para este problema.

“Tenemos que cesar este estado de injusticia, por eso hemos resuelto acompañar el proyecto presentado por Navarro, que requiere que se dejen escritas una serie de cuestiones, por ejemplo, se debe incorporar a la norma su explicación, que se dicta en virtud de la situación que señalé; qué carácter va a tener el registro que se va a crear, que a mi criterio va a ser a efectos impositivos y para determinar en qué manos va a quedar el tributo que se va a pagar por el uso de estas motos; que la persona reciba una constancia de inscripción en el registro para circular; hay que prever cómo se van a hacer las transferencias, porque no vamos a crear un registro de propiedad, sino un registro impositivo; hay que ver cómo se instrumenta la oblea, el ITV; hay que establecer la autorización para circular y, a la vez, que esa autorización es provisoria hasta tanto se homologue”, detalló.

“Esta es una situación especial y va a ser especial lo que vamos a proponer, hay que darle al vecino la tranquilidad de que ésta es la mejor norma, dejar todo bien claro para que no se invalide la circulación”, señaló, a la vez que aclaró que la normativa se va a aplicar a los vehículos eléctricos de fabricación industrial y no casera.

“Es muy importante involucrarnos en este tema para dar una solución definitiva, porque esto es provisorio, para eso proponemos que se cree una comisión que tenga la facultad de vigilar la instrumentación de esta norma y que pueda intervenir con las autoridades nacionales y provinciales para darle forma a esa solución”, indicó el concejal, quien propuso que todo esto se discutiera en la Comisión de Acuerdos para llegar a la redacción de una nueva ordenanza para ser aprobada “a más tardar el jueves próximo”.

Consideró que había que dar un tratamiento mucho más profundo que el que se da sobre tablas y convocó a la comisión para darle al tema una solución urgente.

 

Los concejales de la minoría votaron para que se tratara sobre tablas el proyecto de Verónica Navarro

Gesto de generosidad

“Les dimos la palabra de que íbamos a instalar el tema, y cumplimos. Pedimos la aprobación del proyecto de Navarro porque nos consta que en la reunión (con De Falco) se descalificó la calidad de nuestra iniciativa. Como nos interesa que se sancione la ordenanza, en un gesto de generosidad, solicitamos que se apruebe la norma del oficialismo para que ustedes se puedan llevar hoy una solución”, dijo Landart, dirigiéndose a los usuarios de motos eléctricas que seguían atentamente la sesión.

“¡Cómo los vecinos no van a dudar de la clase política! si hace desde abril que presentamos el proyecto y ahora nos quieren convocar de urgencia para tratarlo, ¿acaso no tuvieron tiempo de analizarlo? Hace 10 años que circulan en estos vehículos sin que los molesten, y ahora aparece la complejidad”, remarcó.

“Estamos facultados para legislar, hace más de 15 años que la oposición tiene dificultades para avanzar en ordenanzas completas porque nos pasamos delegando al Ejecutivo lo que queremos legislar. En cuatro meses no se trató ninguno de los dos proyectos, les pedimos disculpas por eso”, indicó, y manifestó su disposición para trabajar inmediatamente y darle a la gente la ordenanza que le permita circular. A la vez, consideró que a “las adecuaciones tranquilamente las podía reglamentar el Ejecutivo”.

 

Con el permiso de Sachetto

“Hace cinco meses que están los proyectos y en la Comisión de Acuerdos no se incluyeron para tratarlos. Hoy el oficialismo tiene una reacción espasmódica porque la realidad lo supera y no sabe qué más decirle a la gente, que está caliente y con razón”, subrayó Bruno por su parte.

“Nosotros queremos resolver hoy el tema, que esta gente se vaya con una respuesta y pueda circular tranquila. La diferencia que hay entre las bancadas es que la nuestra es un poder autónomo que puede dictar sus propias normas para dar soluciones, y la del oficialismo pide el permiso de (Rafael) Sachetto para reglamentar eso y como no se lo da, generan situaciones de dilación”, manifestó.

“Nosotros sabemos para qué nos pagan el sueldo, para qué estamos acá y cuál es nuestra función. Podríamos haber introducido ahora las modificaciones, pero el oficialismo no quiere hacerlo”, enfatizó.

 

Con aplausos

“Creo que perdimos el foco de lo que estamos tratando porque buscamos excusas para seguir dilatando. Estamos hablando de motos eléctricas, no de tanques de guerra”, intervino Gustavo Bustamante.

“Es algo simple, sencillo, solamente tenemos que normarlo. Son motos eléctricas, cuando se las compara son poco más que una bicicleta, no son a explosión, no generan un peligro, son vehículos sencillos, se ponen tantas trabas que parece que se está legislando para hacer circular a un tanque de guerra”, insistió.

“Hay 160 localidades en el país que ya han reglamentado sobre esto, dándole la oportunidad a sus ciudadanos de no ser un prófugo de la Justicia, de no andar perseguido”, sostuvo el concejal del radicalismo.

“El oficialismo, durante todo este tiempo, dilatando, lo único que ha logrado es sancionar a los usuarios de este tipo de vehículos con multas de hasta siete mil pesos”, expresó.

“Lo que queda claro es que se está dilatando esta situación y la única intención del municipio es recaudar”, consideró Bustamante, cuyas palabras fueron aplaudidas con entusiasmo por los usuarios de motos eléctricas presentes.

 

Y finalmente asumió Polack

Después del extenso debate, los concejales aceptaron la renuncia de Omar Coutsiers, del PRO, y la asunción en su remplazo de Delfin Polack, del Frente Cívico, como integrante del bloque Juntos por Villa María.

El presidente del Concejo Deliberante, José Carignano,  tomó juramento a Polack, con la fórmula de rigor: “¿Jura por Dios, la Patria y los Santos Evangelios desempeñar fielmente el cargo de concejal y obrar en todo de conformidad a lo que prescriben las Constituciones nacional, provincial y la Carta Orgánica Municipal?”, a lo que el flamante edil respondió “Sí, juro”.

Previamente, en el recinto se leyó la renuncia de Polack a la Presidencia del Ente de Control de Servicios Públicos, que fue aceptada por el intendente Martín Gill. El titular del Ejecutivo aclaró ayer que aún no designó a su remplazante.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus