Liberaron al conductor que causó un trágico choque en la autopista

Así quedó el Peugeot 308 que conducía Alvarez luego del tremendo impacto. A la derecha, el abogado Ciocca

Embistió a cuatro policías de la Caminera y murió el villamariense Luis “Tanque” Pérez

Se trata de Matías Alvarez, quien estaba alojado en la cárcel de Villa María. Su abogado defensor informó que se cubrió una fianza de 150 mil pesos. El luctuoso siniestro vial se produjo el 16 de julio. El proceso seguirá hasta llegar al juicio oral

 

El automovilista rosarino que el pasado 16 de julio embistió un puesto de la Policía Caminera sobre la Autopista Córdoba-Rosario, causándole la muerte al agente Luis Alberto Pérez (24), recuperó ayer libertad luego de cubrir una fianza de 150 mil pesos.

La orden fue dictada por la fiscal bellvillense Isabel María Reyna, quien no obstante continuará instruyendo la causa penal que se le sigue a Matías Alvarez (38), imputado como presunto autor de los delitos de “homicidio culposo” y “lesiones graves culposas”.

Según un informe pericial preliminar, Alvarez conducía su Peugeot 308 de color negro a una velocidad de entre 140 y 150 kilómetros por hora cuando impactó contra un grupo de policías que se encontraba a un costado de la carpeta asfáltica, confeccionando una multa a un camionero.

El abogado cordobés Alfredo Ciocca, a cargo de la Defensa del automovilista, informó que la fianza fue de 150 mil pesos y que su cliente salió del Establecimiento Penitenciario Nº 5 en horas de la tarde de la víspera.

El accidente carretero que le costó la vida a Pérez se registró a las 8.45, a la altura del kilómetro 526 de la autopista AU-9, en jurisdicción de la localidad de Ballesteros.

 

Los otros policías

El joven agente de la Caminera se encontraba realizando un control vehicular junto a sus compañeros Marcos David Núñez (29), Maximiliano José Bertoldo (35) y Matías Gabriel Barrera (22), cuando fueron embestidos por el Peugeot.

En el momento del trágico episodio, los cuatro uniformados le estaban labrando una multa al conductor de un camión Volvo que había cometido una infracción de tránsito por exceso de velocidad.

El 308, fuera de control, impactó violentamente contra el móvil policial y en su alocada carrera arrastró a los cuatro efectivos y al camionero Juan Núñez (38), sin relación de parentesco con el cabo del mismo apellido, quien sufrió una fractura en una pierna.

La peor parte se la llevó Pérez, quien murió prácticamente en el acto a raíz de las gravísimas lesiones sufridas en la cabeza y otras partes del cuerpo.

El malogrado efectivo policial, apodado “Tanque”, había nacido en Villa María el 13 de agosto de 1993 (el próximo lunes hubiera cumplido 25 años), era hijo del conocido bombero voluntario José Luis Pérez, se domiciliaba en Buenos Aires 867 de Villa Nueva y también se desempeñaba como árbitro en la Liga Villamariense de Fútbol.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus