Lo despidieron a lo grande

La hinchada tricolor alentó durante los 90 minutos y mucho más a los jugadores que intentaron, pero no pudieron dar vuelta la historia frente a Juniors

La hinchada de Alem volvio a copar Plaza Ocampo

Escribe Federico Gazzoli

Quizás era uno de los días más importantes en la historia futbolística de Alem de Villa Nueva y su gente, como lo hizo a lo largo de todo el Federal C, volvió a estar a la altura de las circunstancias, acompañándolo multitudinariamente en Plaza Ocampo y alentando a sus jugadores incansablemente.

En el fútbol se puede ganar o perder, pero si una vez finalizado el encuentro una hinchada despide a su equipo como lo hizo la parcialidad tricolor con el plantel del León, significa que esos jugadores dejaron alma, corazón y vida dentro de la cancha para intentar revertir la goleada sufrida en la ida.

Seguramente el afán de todo el pueblo villanovense era el de ver a Alem en la tan anhelada final para pelear por un ascenso, pero por esas cosas del fútbol no pudo ser.

Si Alem llegó hasta aquí, quedando como uno de los cuatro mejores equipos de la provincia dentro del certamen nacional, fue porque algo bien hizo. Desde una Liga Villamariense notablemente inferior a muchas otras del suelo cordobés, quedó solamente a un paso de ser finalista. Dejó en el camino a todos los rivales riocuartenses que se le cruzaron en el camino y fue eliminado frente a un grande de la categoría como lo es Juniors. El saldo debe ser positivo para el León.

Claro que, como siempre sucede cuando hay relaciones humanas de por medio, también hubo errores y de ellos deberá aprender la dirigencia del club, el plantel y el cuerpo técnico para tomar esta participación como experiencia y mejorarla en un futuro.

Ojalá, por el bien del club y el de nuestro fútbol, Alem no se desanime por esta eliminación y vuelva a intentar dar un salto de calidad, así como deberían intentar hacerlo, cada uno con sus armas y con más apoyo de la LVF, aspirar algún día a jugar por cosas más importantes. Más allá del resultado final, para que esta incursión del León en el ámbito nacional cobre más importancia, debería generar un efecto “contagio” en las demás instituciones de nuestro fútbol y, aunque parezca redundante, de una LVF que deberá apoyarlos desde su lugar y que tendrá que crecer en muchos aspectos para no seguir perdiendo terreno frente a otras ligas de la región y la provincia que constantemente están intentando y trabajando, cada uno con sus herramientas, para crecer.

De momento, Alem volvió a demostrar que cuenta con un capital muy importante para soñar que se puede ir un poco más allá: el de su gente, que, a pesar de la derrota, lo despidió a lo grande.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus