El Diario del centro del país

Lo que viene: quien falla al planificar, planifica para fallar

¡QUIERO EMPRENDER! – Ser precavidos

Pensar en 2019, organizarse y proyectar, puede ser una gran decisión para no equivocarnos

Escribe Lic. Karina Costabello (*)
Especial para El Diario

arece mentira pero ya falta un mes y terminamos el año. Fue un año duro, sin dudas y quién sabe si no viene otro igual… Para eso, debés estar preparado. Planificar es prevenir. Si acentás todo en papeles, aquello que tenés en mente lo escribís y te armás un plan, todo será más fácil o al menos, más organizado. Y alguien organizado, previsor, es más difícil que falle. Tal vez planificar a largo plazo puede ser difícil, pero no dejes de hacerlo.

Quizá a esta altura del año tu cabeza está más en las vacaciones que en otra cosa, pero tené en cuenta que es el momento de revisar los planes para 2019, hacer un balance del año que pasó y cómo prepararte para el que viene. Si todavía no tenés un Plan de Negocios que te guía por donde vas, armate un plan orientativo, un miniplan que te muestre el norte donde estarán tus objetivos y una revisión del contexto en donde te vas a mover. Aquí te paso una guía que debería responder a tu plan, por más simple que fuera.

 

¿Por qué necesitás hacer una planificación?

Sistemas y rituales los hay de todos los colores, pero la esencia y única finalidad de todo esto es que alcances aquello que te has propuesto, que te sientas mejor, orgulloso de vos mismo, que te des cuenta de todo lo que has aprendido este año, crecido y que sigas desarrollando todas esas capacidades que te ayudan a avanzar.

Planificar tus próximos 12 meses es como iniciar un viaje y hay que prepararse para eso. No se trata solo de organizar tareas en un calendario…se trata de cómo querés vivir y cómo te querés sentir en los próximos meses, así que va mucho más allá de armar una agenda. Hay que tomárselo en serio.

 

¿Por dónde arrancar esta planificación anual?

* Hacé un cierre del año, un balance. Revisá la contabilidad, los registros internos y otros datos del negocio para entender el año completo. ¿Fue como esperabas? ¿Cuáles fueron los puntos destacados para el emprendimiento? ¿Cuáles fueron los principales problemas que debiste enfrentar? ¿Cuánto facturaste? ¿Cuáles fueron tus costos? ¿Cuál es tu situación de pagos y cobranzas? Necesitás tener la mente muy abierta, pensar que el balance que hagas y la revisión de lo que has hecho tendrá como consecuencia tomar decisiones y no todas van a ser sencillas.

* Analizá el contexto. Lo que ocurre alrededor de tu empresa, en tus consumidores, en tu competencia, en la sociedad y la economía en general porque todo tiene impacto en las posibilidades de tu negocio.

* Realizá un análisis FODA (Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas). Usá esta matriz como herramienta para realizar un buen diagnóstico general, tanto de los aspectos externos al negocio como de los internos.

* Fijate objetivos. No se trata simplemente de objetivos, se trata de para qué querés conseguir esos objetivos. En el caso de aumentar ingresos, no es el dinero en sí, sino lo que te va a permitir ser, hacer o crear ese aumento de ingresos. Te podés tomar un par de días para aclarar tus ideas y determinar el rumbo de tus próximas decisiones acciones, te aseguro que valdrá la pena. Establecer objetivos eficaces es uno de los pasos más importantes para la mejora de tu productividad, tu felicidad y tu salud.

* Analizá recursos e inversiones. Analizá qué recursos y acciones necesitás para tratar de cumplir los objetivos propuestos.

* Proyectá el futuro. No tenemos la bola de cristal, pero podemos bocetar nuestro año con la información disponible, imaginá escenarios posibles. ¿Cómo anticipás el año próximo para tu negocio si no realizás cambios?¿Qué podés esperar en un escenario optimista? ¿Qué en uno pesimista?

* Planificá lo mejor que puedas. Quien falla al planificar planifica para fallar. Procrastinar no entra dentro del patrón del éxito. No te pongas objetivos que sabés que no vas a hacer como, por ejemplo, ese que llevás tres años intentando y no conseguís. Así que no te engañes. Planificá solo lo que realmente vayas a hacer.

Espero que tus resultados personales y profesionales sean mucho mejor de lo que esperás, y que este resumen acerca de cómo planificar objetivos te ayude a lograrlo a partir de ahora.

 

(*) Comunicadora Social- Publicitaria. Del Estudio Moon Comunicación, Marketing y Diseño

 

Print Friendly, PDF & Email

En la misma categoría

Picca modernizó su local: “De nuestra familia a la tuya”

Mercedes Dagna

Insisten en la obligatoriedad sobre la certificación de firmas

Juan Pablo Morre

Córdoba unida para potenciar la fuerte industria automotriz

Daniel Rocha