El Diario del centro del país

Lo sufrió fuera de casa

Julio Martínez factura por duplicado y festeja el 2-0 de Unión San Vicente, echando por tierra el anhelo de Universitario de llegar al empate

FEDERAL AMATEUR – Región Centro – Zona 7 – 2da. fecha

En Córdoba, con varias bajas, Universitario estuvo lejos del nivel que tuvo en el debut y fue derrotado 2 a 0 por Unión San Vicente, jugando mucho tiempo con dos menos por las expulsiones de Aguirre y Gayoso

Escribe Federico Gazzoli
Fotos Víctor Alvez

Lejos del nivel y la eficacia demostrados una semana atrás en su debut en el Federal Amateur, donde logró ganar como local ante Juventud Unida, y con varias bajas que incidieron ayer en su rendimiento, Universitario de Villa María sufrió en Córdoba y cosechó una pálida derrota por 2 a 0 frente a Unión San Vicente, en un partido en el que jugó bastante tiempo en inferioridad numérica por las expulsiones de Rodrigo Aguirre y Nicolás Gayoso.

Desde la previa pintó complicado el panorama para el elenco de la casa de altos estudios, que más allá de no contar con los lesionados Diego Vicario y Federico Falco, además del expulsado Luciano Antonino, ayer no tuvo a Simón Mellano (figura en el debut) ni a su remplazante natural, Carlos Ronco, quien debió ser intervenido quirúrgicamente por un problema de salud.

Así las cosas, en el arco villamariense tuvo que hacer su presentación el juvenil Gonzalo Martínez de Alegría, un arquero de nula experiencia en competencias nacionales y sin la contextura física de, por ejemplo, Mellano y Ronco.

Con todas esas complicaciones, el elenco de Joselito Bernadó pisó la Talquera de barrio San Vicente ante un dueño de casa que tomó la iniciativa del juego y que desde el inicio se adueñó del balón para comenzar a aproximarse lentamente hacia el arco visitante.

Notando la baja estatura del arquero de la “Uni”, el dueño de casa efectuó sus primeros intentos mediante remates de media y larga distancia, como por ejemplo un derechazo violento de Julio Martínez que salió apenas elevado (5’).

Hasta ese momento, producto del orden que intentó demostrar en la zona defensiva, Universitario no había sufrido ante el dominio del rival, pero a los 13’ la última línea visitante falló y lo pagó demasiado caro. Reartes habilitó a Julio Martínez con un pase por encima de Fabián Martínez y el “9” cordobés, ingresando al área por el medio para quedar cara a cara con Martínez de Alegría, metió un certero derechazo que superó al arquero, que nada pudo hacer, para decretar el tempranero 1 a 0 local.

El gol caló hondo en los ánimos de Universitario, que perdió el rumbo y pasó a ser un cúmulo de errores y de nervios, los que se vieron evidenciados a los 24’, cuando Aguirre disputó la pelota en las alturas con Barrios e impactó con un manotazo sobre el rostro del defensor rival, todo ante los ojos del árbitro Leonardo Reguero que no dudó ni un segundo en mostrarle la tarjeta roja.

Otro dolor de cabeza para el conjunto de la UNVM, que recién después de la media horas soltó en cierta medida sus líneas y merodeó el área de Unión San Vicente, con una buena maniobra personal de Berterame que concluyó un disparo desde afuera tras el que De Tobillas dio rebote y allí Gayoso intentó con un remate elevado.

Antes del final de la etapa inicial, pudo aumentar su ventaja el conjunto naranja cuando Reartes, asistido por Julio Martínez (buena personal por la derecha), definió débilmente frente a un Martínez de Alegría que controló sin problemas.

La “Uni” no encontraba el rumbo y el que pagó los platos rotos fue Layús, quien a los 37 fue remplazado por Verón en un cambio que intentó darle al equipo el volumen de juego que no tuvo hasta ese momento.

Más allá de las indicaciones que pueda haberle dado Bernadó a sus dirigidos en el descanso para intentar revertir el flojo rendimiento, y del ingreso de Pratti por Moyano antes de que se reanudara la acción, la ilusión de Universitario sufrió otro “mazazo” a los 3’ del complemento, cuando Gayoso le cometió falta a Julio Martínez e inexplicablemente el referí lo expulsó por una infracción que debería haber sido penada con amonestación.

Injustamente Universitario se quedó con dos hombre menos y esa fue una incidencia que, valga la redundancia, incidió notablemente en el desarrollo de todo lo que aún restaba por jugarse.

Es que al equipo villamariense la ilusión de llegar al empate se le hizo demasiado cuesta arriba y mucho debió luchar para poder aproximarse hasta el arco local, entre medio de algunos contragolpes de Unión San Vicente en los que Martínez de Alegría se mostró seguro para evitar una nueva caída de su valla.

Sin embargo, ante tanto adversidad Universitario se las arregló para comenzar a complicar al dueño de casa, como por ejemplo un cabezazo de Berterame, tras córner impulsado por Verón en la izquierda, que De Tobillas desvió hacia un nuevo saque de esquina y un tiro libre ejecutado por Pratti que pasó muy pocos centímetros arriba del travesaño.

Promediando el complemento la “Uni” quemaba todas las naves en busca del descuento y así, a los 22, volvió a quedar desprotegido en el fondo y sufrió otro cachetazo del combinado cordobés; Reartes mandó centro desde la izquierda, Díaz recibió sólo cerca del punto penal y definió a las piernas del Martínez de Alegría y en el rebote, con todo el olfato de un goleador, apareció Julio Martínez para empujar el balón con su botín derecho y señalar el 2 a 0 que terminó de liquidar a los de Bernadó.

Luego, hasta el final, Universitario siguió yendo a los “ponchazos” en busca del descuento, pero nunca estuvo cerca de lograrlo frente a un Unión San Vicente que lentamente le fue bajando la persiana al partido.

Así, entre tantos contratiempos y complicaciones, Universitario tuvo su primera presentación como visitante con derrota, estando lejos del equipo que fue en la primera fecha y el miércoles, ante Alumni y con algunos retornos, tendrá la chance de redimirse para reencontrarse con la dulce victoria.

La figura: Julio Martínez

El centroatacante cordobés demostró, más allá de los goles, un gran despliegue técnico, lo que le posibilitó generar en soledad varias situaciones de peligro y complicar reiteradamente a la defensa de la “Uni”. Gran definición para abrir el marcador y olfato de goleador para capturar un rebote en el 2 a 0.

 

El árbitro: Leonardo Reguero

Regular actuación. Estuvo siempre cerca de cada maniobra y cobró acertadamente durante casi toda la tarde, salvo en la errónea expulsión a Gayoso con la que torció el rumbo del encuentro. La amarilla era suficiente para penar una falta del atacante villamariense. Expulsó bien a Aguirre en el primer tiempo.

Print Friendly, PDF & Email

En la misma categoría

Vóley y handball en la costanera

Noemí Bramardo

El domingo habrá fútbol solidario de las estrellas

Noemí Bramardo

San Martín iniciará en marzo el torneo de segunda en ascenso

Mercedes Dagna