Lobo: “Debería haber mucha más unidad entre las bandas de ska”

“No comulgo con ciertos colegas que dicen una cosa y hacen otra, sobre todo en la parte social”, dice Lobo

El destacado conjunto instrumental de vientos y percusión volverá a la ciudad para despedir “Ska explosión”. Hugo Lobo habla sobre el gran presente del grupo y sus proyectos paralelos

“No comulgo con ciertos colegas que dicen una cosa y hacen otra, sobre todo en la parte social”, dice Lobo

Hoy a las 22 se llevará a cabo la presentación de la superbanda de ska y reggae Dancing Mood en Complejo de la Costa (Elpidio González y costanera).

El grupo, compuesto por 15 músicos especialmente de vientos más percusión y cuerdas, despedirá el disco “Ska explosión”, editado en 2015. Además, adelantará parte de su nuevo material, que se titulará “On the good road”. Como bandas invitadas estarán Fede Lattanzi y Koko MC.

Previo al recital, su líder Hugo Lobo dialogó con EL DIARIO acerca del modo de trabajo del grupo, además del estado actual del ska y su labor social con una orquesta de jóvenes en los barrios.

-¿Hubo una actuación de Dancing en Villa María, verdad?

-Sí, en 2006. Aquella había sido la primera vez. Ya pasaron 11 años e imaginate que la banda tiene 17, así que han sucedido varios discos. Pero siempre mantuvimos la misma tendencia.

-¿Cómo es el proceso de trabajo de los discos?

-La verdad que yo llevo más o menos cocinados los temas y los músicos se enteran ahí en el estudio de cómo viene la mano. Ellos obviamente que aportan en la musicalidad, ya que es una impronta mayoritariamente instrumental. Incluso en la improvisación y en lo que se pueda generar en una grabación. Me gusta captar esa espontaneidad de que creen ahí mismo y no sepan de antemano con qué voy a caerles. También en el vivo suceden cosas diferentes a los discos.

-Hace poco hiciste una declaración que causó un poco de ruido: “Me siento al margen del ambiente rockero”. ¿A qué te referías?

-A veces una declaración parece fuerte porque el periodista destaca eso y no otra cosa, pero me refería a que no comulgo con ciertos colegas que dicen una cosa y hacen otra, sobre todo en la parte social. Pero no me referí de manera general, por supuesto.

 

Orquesta con pibes

-Vos sí te has comprometido en la acción social al llevar adelante una orquesta, Vamos los Pibes, en el barrio de Villa Crespo, en Buenos Aires. ¿Has pensado replicar esa experiencia en otras partes?

-En realidad, ya hicimos varias experiencias similares en lugares donde he tocado. Es un proyecto espectacular para los chicos (fue articulado con la Fundación Petisos, organización especializada en la erradicación del trabajo infantil).

-¿De qué manera lográs desarrollar tu propio proyecto solista paralelamente a Dancing Mood?

-Cuando tengo tiempo, cuando puedo encontrar un hueco en las fechas de Dancing, me meto con lo mío. Ahora que ya decidí dejar de ser músico de otros (en la jerga, ser sesionista para tal disco o banda), tengo más tiempo y me puedo acomodar.

-Uno de los últimos trabajos que hiciste fue para Los Fabulosos Cadillacs, en la producción de “La salvación de Solo y Juan”. ¿Volverías con ellos si te llamaran?

-Por supuesto. Con los Fabulosos estuve muchos años y varios discos en nuestro haber. Además nos unen otras cosas más que la música como la amistad.

-¿Cómo ves el estado actual del ska a nivel nacional?

-Hay muy buenas bandas y sigue creciendo, por suerte. Pero lo que siempre veo que están todas como separadas. No hay una unidad o un movimiento como para tiren todas del mismo lado. Es extraño que todavía el ska no tenga la fuerza que sí tiene el reggae, por ejemplo, y no sepan que justamente el reggae nace de ahí. El ska es una música que tiene más de 50 años y no alcanzó el lugar que debería tener por esas divisiones.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus