Opinión - Acerca del proyecto de interrupción voluntaria del embarazo

“Una ley que legaliza el derecho a eliminar vidas humanas, es un retroceso social”

Concurrió a donar plasma y tuvo una vivencia que la llevó a pensar en el rol de la mujer en situaciones como la que se plantea a partir del proyecto del Poder Ejecutivo Nacional
sábado, 21 de noviembre de 2020 · 09:15

Escribe María Cristina López

Quiero compartir con los lectores una experiencia y una reflexión, propia de estos días.

El 17 de este mes concurrí al Laboratorio de Hemoderivados de la Universidad Nacional de Córdoba con el objetivo de participar de la colecta de plasma de mujeres convalecientes de COVID-19, de la cual me enteré por las redes sociales. Habiendo cursado la enfermedad, calificaba como donante.

Allí me explicaron que las mujeres que han gestado pueden contener en su plasma anticuerpos que serían potencialmente peligrosos para los pacientes graves por este virus, por lo cual no se transfunde en forma directa.

Por lo tanto, aprovechan este plasma para purificar la gamaglobulina específica, y así disponer de otra alternativa de tratamiento para este flagelo mundial que tanto nos aflige. También lo aprovechan para extraer anticuerpos contra el tétanos, la albúmina, y otras sustancias de gran utilidad médica.

Fue hermoso para mí ver a tantas mujeres jóvenes, y no tanto, donando parte de sus cuerpos, libre y voluntariamente, para ayudar al prójimo, y también ver que el equipo profesional que nos atendía, maravillosamente, estaba compuesto exclusivamente por mujeres, entusiasmadas por salvar vidas.

Casi a la misma hora el presidente enviaba al Congreso el proyecto de ley de aborto y una multitud de mujeres lo celebraba como si fuera el Día de la Independencia.

No pude evitar preguntarme ¿Qué nos pasa a las mujeres? No quisiera pensar que alguna de las que compartió conmigo esa experiencia también podía estar en ese enjambre verde. ¡Terrible contradicción!

La naturaleza femenina está orientada a la vida, al cuidado, a la protección, a la nutrición... No me cabe duda que el verdadero lugar de la mujer hoy era donde yo lo vi y no iluminando el Cabildo de verde, reclamando el derecho a eliminar la vida humana inocente e indefensa, por el simple hecho de poder tomar esa decisión, tener ese poder, un poder que nadie reclama para ninguna otra causa.

Con estas breves palabras quisiera estimular la reflexión de la comunidad, de aquellos que permanecen indiferentes a la sanción de la ley, “total lo hacen igual”, dicen… También se cometen innumerables delitos cada día ¡y no por eso se legalizan!

Afirmo que una ley que legaliza el derecho a eliminar vidas humanas es un retroceso social, jurídico, moral, dañina para las mujeres y totalmente contraria al bien común.    

 

“No me cabe duda que el verdadero lugar de la mujer hoy era donde yo lo vi y no iluminando el Cabildo de verde, reclamando el derecho a eliminar la vida humana inocente e indefensa”.    

“El presidente envió al Congreso el proyecto de ley de aborto, y una multitud de mujeres lo celebró como si fuera el Día de la Independencia”.

 

14
1
42%
Satisfacción
14%
Esperanza
33%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
9%
Indiferencia

Comentarios