El Diario del centro del país

Los celíacos son el 1,4 % de la población local

Niveloni anunció que en menos de 10 años habrá otros recursos para enfrentar la celiaquía

Presentaron las conclusiones de una investigación

En la confitería de la Medioteca se realizó una degustación de productos sin TACC

La prevalencia de la celiaquía en nuestra ciudad ronda el 1,4%, según el estudio presentado el viernes por investigadores locales.

El trabajo denominado “Prevalencia de enfermedad celíaca en Villa María” fue elaborado por profesionales del Laboratorio Camperchioli, institución que celebra este mes 50 años de vigencia en nuestro medio, junto al gastroenterólogo José Luis Oggero, quien tuvo a cargo la presentación del estudio ante una nutrida concurrencia.

La celiaquía es la intolerancia permanente al gluten, conjunto de proteínas presentes en el trigo, avena, cebada y centeno (TACC) y productos derivados de estos cuatro cereales.

La prevalencia de una enfermedad es el número total de los individuos que presentan un atributo o enfermedad en un momento o durante un período dividido por la población en ese punto en el tiempo o en la mitad del período. Cuantifica la proporción de personas en una población que tienen una enfermedad (o cualquier otro suceso) en un determinado momento y proporciona una estimación de la proporción de sujetos de esa población que tenga la enfermedad en ese momento.

De acuerdo a los datos hechos públicos por Oggero, la prevalencia en la ciudad es algo mayor a la media argentina. De las 805 personas incluidas en del programa, se detectaron 7 mujeres y 4 hombres con celiaquía.

A las 11 personas con celiaquía se les ofreció realizar la biopsia, y en todos los que la aceptaron se observó un daño histológico.

“Nuestro trabajo -se expresó en el informe- confirma que el 1,36% de la población villamariense es celíaca.

No hay diferencias significativas en la prevalencia entre hombres (1,4% y mujeres 1,3%). Los celíacos de nuestro grupo solamente tienen más diarrea/dolor y o distensión abdominal que el resto de la población. Los restantes signos y síntomas y los antecedentes personales y familiares no prevalecen en ellos. Encontramos una alta correlación serológica histológica.

En el grupo de personas que solo tienen IgG Anti DPG positiva se encontraron diferencias con respecto a los seronegativos en aftas orales recurrentes, alteración del esmalte dental, cefaleas, irregularidades menstruales, antecedentes personales o familiares de enfermedades tiroideas y anemia.

Queda abierto nuestro trabajo para futuras investigaciones, principalmente las que tengan que ver con el gran grupo de personas ( 5% de la población) que poseen positividad solamente para IgG Anti DPG en asociación a las variables descriptas anteriormente”, se expresa en las conclusiones.

Los datos sobre prevalencia de enfermedad celíaca en la ciudad representan un aporte de información para campañas de divulgación y para planificación de acciones comunitarias de atención a pacientes celíacos, a sus necesidades de alimentación, de diagnóstico y tratamiento. Por ello, se llevó a cabo un trabajo de investigación de cohorte, transversal, observacional, mediante la utilización de pruebas serológicas (IgG anti péptido deaminado de gliadina e IgA antitransglutaminasa).

Previo a la presentación del estudio disertó la experta Sonia Niveloni, de Buenos Aires, quien reiteró que “la dieta libre de gluten normaliza las alteraciones que produce la celiaquía” y resaltó que “todos estos pacientes tienen una predisposición genética”.

Los grupos asintomáticos de más alto riesgo, comentó, “son los familiares de primer grado de los pacientes, en especial hermanas e hijas”.

Actualmente, no sólo se entiende como síntomas a la diarrea y a la delgadez, sino también a eventos de constipación y a personas obesas.

Las alteraciones, se ha establecido, no se restringen al intestino, sino también a huesos, hígado, a la piel y al campo ginecoobstétrico.

La dieta produce mejoras a los tres meses, y con un cumplimiento estricto, la normalidad es completa a los cuatro años. No obstante, Niveloni reconoció que la dieta es costosa, es de difícil acceso y de poca variedad. El 50% de los celíacos no cumple acabadamente con la dieta.

Anunció que en menos de 10 años la ciencia podrá contar con otros recursos para enfrentar la celiaquía.

Print Friendly, PDF & Email

En la misma categoría

¿Realmente la radiación del wifi causa cáncer?

Daniel Rocha

Grupo local promueve derechos de personas con discapacidad

Alexis Loudet

Jornada sobre dispositivos alternativos en salud mental

Juan Pablo Morre