Los comerciantes se organizan en las redes

Más de 250 comerciantes ya son parte del grupo en las redes. Quieren que sus reclamos sean escuchados

Son dueños y trabajadores de pequeños locales de distintos rubros que, desde los barrios, están buscando soluciones. AERCA los recibirá en los próximos días

Más de 250 comerciantes ya son parte del grupo en las redes. Quieren que sus reclamos sean escuchados

Cansados de recibir boletas de la Empresa Provincial de Energía de Córdoba (EPEC) con montos siderales sin poder hacer nada más que expresar su bronca por las redes sociales, pequeños comerciantes de la ciudad empezaron a organizarse para gestar una unión con la que intentarán avanzar en contra del “tarifazo”.

Replicando una iniciativa que comenzó en Córdoba capital, un trabajador local observó que eran muchos los que estaban en la misma situación ante la factura de luz, por lo que empezaron a aglutinarse en un grupo de WhatsApp y en Facebook (“Comerciantes Unidos Villa María y Villa Nueva” es el nombre del grupo).

Actualmente son más de 250 dueños de negocios (el número crece permanentemente) de la ciudad y de Villa Nueva los que forman parte del espacio virtual donde han comenzado a organizarse.

“Esto se fue pasando de boca en boca, por las redes. Esto recién está arrancando y ya somos mucho. Lo que se comenta en general es que así nos den un plan de pago, la boleta es impagable. Muchos dicen que si esto sigue así van a tener que cerrar. Nosotros como comerciantes no damos más”, explicó Jorge, uno de los primeros en integrar los grupos.

Allí se aglutinan quiosqueros, emprendedores, ferreteros, pequeños panaderos, carnicerías, y demás comercios de distintos puntos de la ciudad que no pertenecen a alguna de las organizaciones empresariales o comerciales que hay en la ciudad, como AERCA o Acovim.

De todas formas, por el momento, consiguieron que justamente desde AERCA les ofrecieran una reunión. “Vamos a plantear el problema, que no es nuevo, pero somos pequeños comerciantes que no estamos representados por nadie, acá está el ama de casa que sale a la calle a vender”, contó quien tiene un maxiquiosco en barrio Las Playas.

Mientras tanto, EPEC sigue haciendo oídos sordos ante los pedidos desesperados de no solo de los comerciantes, sino vecinos en general que reclaman que las boletas llegan con montos exorbitantes.

 

“Boletas impagables”

“Tengo una intimación de $10 mil de la boleta anterior y tengo la vigente de $18 mil, y eso que estoy vendiendo prácticamente la bebida caliente, imaginate en verano”, se quejó el comerciante, que explicó que “eso nos lleva a atrasarnos en pagar muchas cosas, y no podemos comprar mercadería porque “mi forma de organizarme es entregar entre $3 mil y $4 mil por semana a EPEC… es más que el alquiler que pago”.

“EPEC no retrocedió nunca. Estamos agonizando, ya no nos quedan horas para trabajar, en mi caso abro todo el día, trabajo hasta de madrugada, y así están muchos. Hay mucha gente que cerró. Un comerciante no puede pagar la luz más cara siendo que somos el nexo entre la familia y las grandes empresas, porque le vendemos a uno y le compramos a otro”, reclamó.

Finalmente, confió que “estamos preocupados, es mucha gente implicada, nosotros tenemos nuestras familias, a eso sumale que cada comerciante tiene empleados y ellos tienen sus familias, imaginate la preocupación de cuánta gente, estamos hablando de miles de familias”.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus