El Diario del centro del país

Los edificios por los que pasó la Municipalidad

La sede de la calle Mendoza, que en la actualidad luce restaurada

Escribe: Augusto López, de la Dirección de Patrimonio Histórico

Villa María consiguió su autonomía municipal en 1883 mediante una reforma de la Constitución provincial que permitió formar una Municipalidad en “…todo centro de población donde lo solicitaran 30 vecinos-contribuyentes, por lo menos…”, según decía la Ley Nº 924, sancionada el 8 de octubre de 1883.

El decreto sancionado para crear la Municipalidad de Villa María (a partir de una solicitud formulada por 36 “vecinos-contribuyentes”), demarcaba el municipio tomando como centro la plaza Independencia “con la extensión de una legua al naciente, norte y poniente, quedando limitado al sud, por el río Tercero que le divide del Departamento Tercero Sud…” y convocaba a la “…elección de un intendente municipal y seis miembros que han de formar el Deliberativo…”.

El 2 de diciembre de 1883 fueron votadas las autoridades municipales, presentándose una nómina única:

“…Votaron 63 ciudadanos. Solamente tenían derecho a votar los varones contribuyentes, mayores de edad y radicados en el municipio que previamente se hubieran empadronado al efecto. Y de aquel acto electoral salieron las primeras autoridades de la Municipalidad villamariense…” (Pedernera, 1970: 183).

 

La primera sede, en casa del intendente

A falta de una sede municipal, las autoridades se constituyeron en el juzgado, donde Juan Vázquez (juez) tomó el solemne juramento. Considerando eso, en la primera reunión del cuerpo deliberativo, el intendente Pedro Viñas “…ofreció para la oficina del Concejo Deliberante una pieza en su casa particular sin retribución alguna, ofrecimiento que fue aceptado por unanimidad de votos…”.

En esa habitación también se ubicaría la Intendencia.

Posteriormente, la Municipalidad “…se trasladó a un local (de un solo ambiente)…”, nuevamente, compartido por el Departamento Ejecutivo y el Concejo Deliberante y en 1887 el intendente Silvestre Peña, invocando incomodidad, “pedía autorización para su traslado a la vivienda en construcción del señor Antonio Colombo, que consta de tres piezas…”.

“…Dicha casa, que hasta no hace mucho se conservaba sin modificación alguna en su fachada, estaba ubicada en la calle Paraguay (posteriormente Mitre) y señalada con el número 23. Se la demolió en 1948…”.

En 1895, finalmente, las autoridades se instalaron en un inmueble “municipal” situado en Mendoza 852, donde, anteriormente, estuvieron la primera escuela y el primer templo de Villa María.

Así, el 30 de enero de 1895, el Concejo Deliberante respondió una solicitud formulada por el intendente municipal Florencio Arines en la que decía: “…habiendo tomado posesión del edificio municipal que ha servido de Capilla se hace necesario la autorización suficiente para hacer las refacciones necesarias a la seguridad y decencia del edificio, a fin de trasladar las oficinas municipales a su local propio…”.

Esa casona fue la residencia municipal entre 1895 y 1980. A partir de eso, como plantea el Decreto Nº 1.029, se denomina “Municipalidad Vieja”. Su aspecto característico procede de una remodelación realizada en 1919 (Intendencia de Ramón Pérez) por Francisco Soldavini e hijos.

 

Escudo Municipal realizado para la reinauguración por César Bravín y ubicado en la parte superior de la casona de la calle Mendoza

Estilo arquitectónico

Según el relevamiento practicado por la Comisión de Patrimonio Histórico (creada por Ordenanza Nº 122, integrada por Decreto Nº 607/93) el inmueble tiene un estilo arquitectónico “ecléctico”.

Presenta muros de “ladrillos comunes” con “revoques cementicios”; un techo con tirantes de madera y cubierta de zinc, pisos con “baldosas calcáreas” y “carpintería de madera”

Fue declarado de Interés Histórico y Arquitectónico mediante el Decreto Nº 1.029, sancionado el 5 de noviembre de 1998.

Del mismo, tras la remodelación y en oportunidad del aniversario de la ciudad, 27 de septiembre de 2016, el intendente Martín Gill, dijo: “Edificio por el que pasaron gobiernos de derecho y gobiernos de facto, donde tuvo su oficina aquel turco fotógrafo cuya tarea fue revolucionaria, podría decirse, Salomón Deiver; este edificio hasta donde vino, caminando desde su casa, desde aquí cerca, el intendente Carlos Pizzorno, acompañado por su hijo Litín y por quien lo desplazaba de su cargo; este edificio en cuyo solar funcionó la primera escuela que existió en la ciudad y la primera capilla; este edificio en cuyo patio central se abrió la capilla ardiente para velar a María Eva Duarte…”.

 

El traslado

El crecimiento de Villa María planteó la necesidad de reubicar la sede municipal. Así, en la segunda intendencia de Eugenio Parajón Ortiz (1932-1936), el ingeniero-arquitecto Francisco Salamone estructuró un monumental palacio municipal que no se construyó (tal como se informó meses atrás en este mismo suplemento).

En tanto, “…en abril de 1947, tras el frustrado Palacio Municipal de 1933, se proyectó un nuevo edificio en plaza Independencia…”. Seguidamente, entre 1970 y 1971, las autoridades municipales consideraron instalar la sede municipal en el “cuadro” del Ferrocarril Nacional Bartolomé Mitre, donde actualmente se encuentra la plaza Pedro Viñas.

Así, en 1970, pidieron colaboración al interventor provincial Juan Carlos Reyes para conseguir una manzana ubicada frente a la plaza Independencia perteneciente a Ferrocarriles Argentinos “…que ha sido desafectada del servicio ferroviario y que la Municipalidad (…) ha considerado como el punto más adecuado para levantar el edificio municipal que el progreso y las necesidades de crecimiento de la ciudad requieren…” .

Posteriormente (1971) solicitaron una “parcela ferroviaria” con la finalidad de construir un centro cívico “…donde se agruparían las reparticiones oficiales…”.

Finalmente, en 1980, el comisionado Quevedo Paiva ordenó trasladar “…todas las dependencias municipales existentes en la casa de calle Mendoza 852 al edificio de calle Estados Unidos 111…” (Decreto Nº 146 A. Villa María, 18 de noviembre de 1980). Según esa norma, el traslado al Mercado Mitre se realizó el 21, 22 y 23 de noviembre de 1980.

 

Actualidad

A partir de 1980 la casona municipal cumplió múltiples finalidades. Así, por ejemplo, constituyó la sede del Museo Municipal Fernando Bonfiglioli, el Archivo Histórico Municipal y el Museo Antártico o sirvió de sala de ensayos del Coro Polifónico y de sede de la Agrupación Folclórica Villa María.

Actualmente, funcionan allí el Instituto Municipal de la Vivienda, el Instituto Municipal de Inversión, el Centro Filatélico y Numismático, la Red de Servicios de Empleo y el Consejo Municipal de Discapacidad.

En 2016 el municipio recuperó el frente de la histórica sede comunal; esa intervención (supervisada por la Dirección de Patrimonio Histórico) incluyó un cambio de luminarias y la recreación del escudo (tarea realizada por César Bravín)… “…Como en un viaje a través del tiempo, por un momento el presente se convirtió en pasado y el pasado, en futuro, y la banda con sus bronces tocó retreta, como un siglo atrás lo hacía jueves y domingo frente a esa misma plaza donde los vecinos se juntaban a admirar el edificio de la Municipalidad, el único iluminado por entonces…”, se escribía en El Diario el 28 de septiembre de 2016.

Pero desde esa casona de la calle Mendoza, la Municipalidad “paseó” por otras sedes, de las cuales nos ocuparemos en próximos suplementos.

 

Referencias

  • Archivo Histórico Municipal de Villa María (AHMVM). Caja Nº 80. Nota remitida al interventor provincial Juan Carlos Reyes. Villa María, 4 de mayo de 1970 y nota remitida a Antonio Flouret, presidente de Ferrocarriles Argentinos. Villa María, 6 de septiembre de 1971. Caja Nº 280. Caja Nº 304 (F7). Foto Nº 798.
  • AHMVM. Libro Nº 77 (HCD 1): 12-02-1883/14-11-1896.
  • Departamento Ejecutivo Municipal (DEM). Decreto Nº 146 A. Villa María, 18 de noviembre de 1980. Decreto Nº 1029. Villa María, 5 de noviembre de 1998.
  • EL DIARIO de Villa María
  • Calvo, Bernardino (1989). Historia popular de Villa María y de sus barrios.
  • Pedernera, José (1970). Historia de Villa María. Centro de Investigaciones Históricas Ramón J. Cárcano de la Escuela Víctor Mercante.
Print Friendly, PDF & Email

En la misma categoría

El reconocimiento a otra idea importante

Lucas Bertolino Desatec

Actividades en la Regional 5

Daniel Rocha

Mención para vivir el presente

Lucas Bertolino Desatec