Los lectores también escriben

Fábrica Militar: sobre “el silencio del concejal Bustamante y la UCR”

Si uno está en política, no puede dejar de expresarse acerca del drama que están viviendo decenas de familias que tienen en la Fábrica Militar su fuente de trabajo.

Yo estoy en contra de los despidos y no me importa la filiación política de quien lo sufra, más allá de que hay despedidos con 20 y hasta 30 años de antigüedad, es decir, que ingresaron al establecimiento de avenida Savio y Borrás durante distintas administraciones.

Y me extraña mucho el prolijo silencio que guarda el concejal Gustavo Bustamante, que en reiteradas ocasiones se ha vanagloriado de ser amigo del ministro Oscar Aguad, que le pone la firma a estas decisiones del Gobierno nacional.

Bustamante dice también representar a la UCR, o a Juntos por Villa María, o a Cambiemos, según la ocasión, pero en esta oportunidad parece no representar a nadie, absolutamente a nadie, según nos lo indica su silencio sepulcral ante la dramática situación de estas familias villamarienses.

Acá vino la vicepresidenta de la Nación y aseguró que no habría despidos. Yo lo escuché de su boca.

Me gustaría también que se exprese el comité de distrito de la Unión Cívica Radical (UCR), la Organización de Trabajadores Radicales (OTR), la Juventud Radical (JR), porque ahora son 30 las familias que sufren y el silencio permitirá que mañana sean otras 50.

A estos despidos, a esta falta de trabajo y de ingresos en 30 hogares, las va a empezar a sentir toda la ciudad; el comercio y cada sector.

Hay que expresarse para parar esto, hay que decir si se es en contra o se es cómplice. Hablen ahora o callen para siempre.

Carlos Giliberti, titular del Modecopa, excandidato a intendente

 

 

Los jubilados y la vergüenza de recibir un bolsón

A usted señor intendente, señores concejales, señores empresarios de esta bendita ciudad, quiero decirles que en Villa María hay muchos hombres y mujeres de 55 o 60 años que por distintas situaciones de la vida no tenemos trabajo. Y ¿saben una cosa?, todavía podemos trabajar, pero por la edad nos discriminan.

Hay muchos abuelos que pueden hacer tareas, como cuidar una plaza o realizar obras de mantenimiento, en otros casos.

Pero, ¿qué pasa? Les damos un bolsón de mercadería y ¡ya está!, como si por nuestra edad no necesitáramos comprar remedios… y no hablemos de ropa.

Algunos tenemos la pensión no contributiva y que le pregunte a la gente que no la tiene cómo hace para subsistir.

El plan PILA, sacado por nuestro gobernador para nosotros no sirvió. Yo mismo fui a empresas y ninguna me llamó.

A usted, señor intendente, le digo que me da vergüenza recibir un bolsón, porque yo puedo trabajar, pero veo que no hay ganas de escucharnos…

Tiene tantos contratados y facturantes… ¿no pueden destinar el 1 % del presupuesto?

Escucho hablar de genios que vienen y se llenan la boca, que son asistentes sociales, etcétera, etcétera, pero la línea de los abuelos olvidados no se toca.

Llega la Navidad y muchos tenemos abuelos y seguro que brindarán con todo el amor del mundo, pero no olviden que afuera hay abuelos solos o dependiendo de que los hijos le den una moneda.

Solamente los que vivimos esta situación, el dolor y la bronca que sentimos, cuando por nuestra edad nos dejan de lado como personas inservibles.

Gracias, señores de EL DIARIO por permitir expresar nuestros sentimientos.

Hugo González – DNI 10.948.083

 

Agradecimiento por una nota sobre “Cachoíto”

El pasado domingo 10 de diciembre, se publicó en EL DIARIO, una nota en homenaje a Miguel Antonio De Lorenzi. Como hermana de “Cachoíto”, fue una hermosa sorpresa que me colmó de emoción, porque ese día, precisamente, era el de su cumpleaños.

Deseo agradecerles los recuerdos hacia su trabajo y el reconocimiento de su trayectoria. Fue un hombre muy feliz en su actividad, como lo fue en su familia, como padre de su hija Florencia, fruto de su unión con Griselda Cuello. Aunque no llegó a disfrutar de sus nietas Martina y Matilde, está su presencia y no dudo, que desde algún lugar, las mira con amor y orgullo.

Les reitero una vez más mi gratitud por el artículo mencionado y por recordar siempre a mi querido hermano “Cachoíto”.

María Esther De Lorenzi, expreceptora ISBR

 

Nota de Redacción: Miguel Antonio De Lorenzi fue (y perdura en la memoria colectiva cordobesa) como uno de los creativos más importantes que dio la provincia, referente principal en la materia desde finales de los años 60 y las décadas del 70, el 80… hasta hoy perduran sus enseñanzas en la Redacción de La Voz del Interior y en otros muchos ambientes ligados al periodismo.

 

Contra la represión desde el Estado

Nos expresamos en repudio total a la situación nacional de violencia sistemática y represión a cualquier movilización colectiva o social.

Nos encontramos en un contexto totalmente hostil para con las personas que defienden y luchan por causas que están fuera de la agenda del Estado nacional, permitiendo así, a través del sistemático amedrentamiento de las fuerzas de seguridad todas, socavar el espíritu de protesta social.

No es ajeno a la situación económica, ni a las sucesivas reformas neoliberales que pretenden hacer una vez más, con los sectores populares, oprimidos y subalternos pagando las consecuencias del feroz ajuste y la quita de derechos adquiridos.

Así hemos llegado a la actualidad, transcurridos dos años desde la asunción del Gobierno de Cambiemos, con dos personas asesinadas en manos de las fuerzas de seguridad nacionales como son Santiago Maldonado (presente) y Rafael Nahuel (presente).

Esto, sin olvidar tantas otras personas asesinadas por fuerzas de seguridad provinciales. Hoy, la impunidad tiene cara de Estado nacional y la apatía social del ciudadano que se hace eco del discurso mediático que criminaliza y estigmatiza la protesta social y colectiva en cualquiera de sus formas.

No solo hacemos responsable al Estado nacional, o las fuerzas de seguridad, quienes disparan balas para oprimir ideas, sino al sistema patriarcal capitalista y clerical que nos somete en cada paso que da con una avanzada abrumadora sobre otras formas de existir, vivir, creer, pensar y consumir; es así que la lucha no es en contra del enemigo interno, hoy llamado por el Gobierno y los medios masivos de comunicación como “terroristas”, sino que es en contra de cualquier forma de sublevación que no continúe con los estándares establecidos y la reproducción de este sistema.

La alteridad tiene nombre mapuche porque son quienes luego de años de resistencia y lucha ya no quieren permitir ninguna aberración más contra la tierra y su gente, por ello el pueblo mapuche se encuentra dispuesto a reclamar y expropiar tierras que ancestralmente le pertenecieron. Sin embargo, la lucha no es por la tierra como tal, es por la creencia de una Ñuke Mapu que no quiere ser usada, prostituida, lentamente destruida y luego desechada. Esta creencia no genera ganancias a los empresarios ni permite la apertura de cuentas offshore, y por ello, se los tortura, encarcela, reprime y mata. Sepan entonces, que la libertad del pueblo y la tierra no puede ser torturada, encarcelada, reprimida ni muerta, el espíritu de lucha y levantamiento popular será hasta que escuchen cada uno de los reclamos, y nos permitan vivir como deseamos sin dañar a la tierra ni a la gente que la habita.

Nuestra ciudad no es extraña a esta situación nacional. Aquí, en las ciudades de Villa María y Villa Nueva, nos encontramos al igual que a lo largo y ancho de todo nuestro país, con fuerzas de seguridad que han reafirmado su impunidad, abusando de su poder durante años, tanto a nivel provincial como a nivel local.

Estas fuerzas provinciales, que arbitraria y sistemáticamente persiguen a distintos colectivos que se pronuncian en contra de diferentes medidas, actualmente hacen un trabajo aún más minucioso en contra de compañeros y compañeras, generando una intimidación y alerta para todos/as.

Pese a los últimos hechos sucedidos en la ciudad de Córdoba, llevando detenidas/os a compañeros y compañeras que reclamaban el cese de represión contra el pueblo mapuche en el sur de nuestro país, y las múltiples persecuciones a compañeros y compañeras en la ciudad de Villa María por su exposición como militantes sociales en ambas ciudades, no van a lograr amedrentar ni interrumpir nuestra lucha, nos encontramos de pie.

Ahora más alertas que nunca pero sin miedo, reclamando que no vamos a permitir nunca más compañeros o compañeras perseguidos, no vamos a permitir que la Policía de la Provincia de Córdoba nos reprima, nos hostigue, nos acuse de delitos que no cometimos y, sobre todo, no vamos a permitir que sigan utilizando su poder despóticamente para reprimir y callar a todas las personas que luchan.

Decimos No a la criminalización de la protesta social, nos pronunciamos contra el ajuste, el saqueo y la represión. ¡Resistencia y organización popular!

 

Coordinadora Antirrepresiva de Villa María y Villa Nueva

Nota de Redacción: este pronunciamiento fue emitido y enviado a la Redacción de EL DIARIO días atrás, previo a la situación registrada el jueves en la ciudad de Buenos Aires, ante el Parlamento, en el contexto del intento de tratamiento de reforma previsional.

Aclaración: para la Justicia, el cuerpo de Santiago Maldonado no fue arrastrado ni tiene signos de violencia física. Las pruebas indican que murió ahogado. La investigación está abierta, tendiente a dilucidar cómo fue que el joven, que no sabía nadar, ingresó al río y falleció, en medio de la represión de Gendarmería.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus