Los lectores también escriben

“Maestros Artesanos de Humanidad y Constructores de la Paz y el Encuentro”

Debemos confesar con absoluta humildad, que era complicado buscar un epígrafe para esta nota, que está dirigida a los niños, a los adolescentes, a los padres, a los docentes, a los políticos y a la comunidad en su conjunto, nos pareció atinado recurrir a esta frase del Papa Francisco, porque más allá de nuestra propia ideología o pensamiento, creemos que abarca sintéticamente el rol del Docente: “Maestros Artesanos de Humanidad y Constructores de Paz y Encuentro”.

En un momento de profunda crisis política en el país, sin olvidar, porque es fundamental tenerlo en cuenta, que son las políticas que se implementan las que determinan la vida de los pueblos, ese pueblo que en la mayoría de las veces está ausente de las decisiones y que quienes los representan no siempre interpretan sus necesidades. La realidad del momento, es el mejor ejemplo, ¡ausencia total y absoluta¡ de una mirada hacia los sectores que representan y en especial de aquellos que han perdido su fuente laboral y están sumidos en la desesperación.

En este laberinto de confusión deliberada y liberal, está el docente, un docente que además de estar en la escuela y en el aula, debe salir de esos espacios propios de su tarea y asumir su Rol de “maestro de la vida”, el maestro que debe señalar el camino del encuentro, de la paz, de la armonía, de la lucha y de la esperanza, en una sociedad enmarañada en el juego casi diabólico de aquellos que deciden las políticas que no   permiten vislumbrar la salida a corto plazo.

Son políticas implementadas con perversidad en general, que están cercenando los derechos laborales consagrados en el Artículo 14 Bis de nuestra Constitución Nacional, generando conflicto entre el trabajo y capital. Frente a esta realidad, cabe preguntarse hacia donde direcciona el Estado la riqueza que produce el trabajo y en ese sentido nos permitimos rescatar un pensamiento de la Encíclica Laborem Exercens, que dice:

“El conflicto más que de orden técnico es de orden ético, porque se ha invertido el orden de valores al subordinar el trabajo al capital”.

“Prioridad del trabajo sobre el capital, porque el capital es sólo un instrumento al servicio del trabajo, mientras que el trabajo es causa eficiente primaria. En función de este principio “sólo puede ser justo aquel sistema de trabajo que en su raíz supera la antinomia entre el trabajo y el capital, y pone la efectiva prioridad del trabajo humano y de su participación eficiente en todo el proceso de producción, y esto independientemente de la naturaleza de las prestaciones realizadas por el trabajador”

No hay límite en este gobierno nacional y algunos provinciales: agreden y lastiman con ironías, sarcasmos y mentiras al docente y al pueblo e intentan vulnerar su imagen. Que actitud tendría que asumir la sociedad?, sino, el compromiso de defender docente, porque el docente es el pilar, la columna y el responsable de construir principios y valores fundamentales para una sociedad democrática y republicana, lo demás es falso, antidemocrático y asimismo la negación de la libertad del pensamiento crítico y del encuentro.

“No se gobierna con los DNU; cuando se usan, entramos en el terreno del autoritarismo, porque transformamos al Estado en algo privado y lo privado no es público; y en esas condiciones el Estado se transforma en una Empresa, e inevitablemente renuncia a sus funciones específicas”.

Los gobiernos intentan dañar al docente con sus declaraciones, “maestrito” dice la gobernadora Vidal: pretende quebrar lo vertebral de la sociedad, su perfil, que a pesar de las dificultades, aún puede sostener y detener con su trabajo la impiadosa denigración a la que nos están llevando las políticas públicas.

Es necesario que no se pierda el horizonte de la labor del docente, porque en ella, está la clave de la sociedad, para detener las políticas que pretenden imponernos y también la posibilidad de superarla.

“La tarea del docente y para ello se ha preparado, es educar y en   la historia del hombre, la educación ha sido y sigue siendo una herramienta que le ha permitido construir la convivencia, la riqueza, su inserción en la estructura social y en esa complejidad de inclusión, tiene una función preponderante el nivel de formación que se haya transmitido y es ahí precisamente donde toma relevancia la figura del maestro. Ni la ciencia, ni la tecnología han logrado sustituirlo, por el contrario su rol se agiganta y su presencia es innegable en las relaciones humanas y en la construcción de una democracia participativa y de iguales”.

Pocos evalúan su protagonismo y cuando sale a defender su salario, la sociedad responde a veces con actitudes discriminatorias, porque no termina de comprender, que el docente no sólo defiende lo que le corresponde por derecho constitucional, sino que también está defendiendo implícitamente el derecho de todos los trabajadores, el derecho a la libertad, a disentir, a ser escuchado y a ser protagonista de un mundo mejor.

Somos punta de lanza en esta gran contienda, para que los responsables de definir las políticas salariales de los trabajadores públicos, tengan criterios comprometidos y solidarios, con aquellos que garantizan los servicios del pueblo.

Los gobiernos no pueden negar lo que se acuerda y se firma, cuando los docentes defendemos lo acordado, estamos defendiendo la verdad frente a la negación sistemática y mentirosa de quienes deben responder a los compromisos asumidos. Caso concreto en la provincia de Córdoba, que borran con el codo lo que han firmado, pero lo más grave de esta actitud, es que el niño y el joven dejan de creer, porque no saben a quién creerle.

Los docentes defendemos la verdad y muchos de ellos dieron sus vidas por ella.

El Estado de ninguna manera debe poner al docente como responsable de lo que él no hace, y menos aún con actitudes perversas y necias, al pretender hacerlo responsable de una educación que no es de calidad, ni igualitaria y menos para todos.

Estamos en el camino de la defensa de los derechos, de la libertades, de la esperanza, de la vida y decididos a no renunciar a ese camino.

“El Sol no se apaga durante la noche, se nos oculta por un tiempo por encontrarnos «al otro lado», pero no deja de dar su luz y su calor. El docente es como el Sol. Muchos no ven su trabajo constante, porque sus miradas están en otras cosas, pero no deja de irradiar luz y calor a los educandos, aunque únicamente sabrán apreciarlo aquellos que se dignen «girarse» hacia su influjo”. (*)

(*) Papa Francisco

 

Elvio Omar Toscano

 

La importancia de las cooperadoras escolares

Me desempeño desde hace más de cinco años como miembro de la Asociación Cooperadora de la primera escuela primaria pública de esta ciudad, claustros por donde pasaron muchas de las personas que en la actualidad son miembros reconocidos y ocupan puestos de importancia en la villa. Y a pocas horas del inicio del año lectivo en el país, quisiera reflexionar y a la vez informar a la comunidad educativa de las escuelas públicas, cuál es el rol que en la actualidad desempeñan estas asociaciones y que es, ni más ni menos, que hacer que las escuelas puedan abrir sus puertas para que entren por ellas los miles de niños que son nuestro futuro.

Tal es así porque de no existir este reducidísimo grupo de padres y amigos de las escuelas, estas, ediliciamente se vendrían literalmente abajo, ya que con los escasos recursos que cada cooperadora recoge del solidario aporte de algunos padres se afrontan gastos esenciales como mantenimiento de luminarias e instalaciones eléctricas, salas de informática, sanitarias, de pintura, carpintería, vidrios, calefactores y ventiladores, etcétera.

Pero lo que es el colmo con los recursos de la cooperadora se debe adquirir, ya que el gobierno no lo provee, lo que hace a papelería que el ministerio de educación obliga a llevar, llámese informes mensuales, semanales y diarios, registro de clases, registros de asistencia, libretas de los educandos, para escribir esos informes la cooperadora debe también mantener lo que anteriormente adquiriera, es decir, computadoras, impresoras, tóneres y cartuchos para los mismos.

También quiero decir que me admiro y enorgullezco de ver a diario cómo la gran mayoría del personal docente y directivo de esta querida institución pone todo su empeño, paciencia, sapiencia y, por sobre todo, amor y dedicación en la atención en los niños que inundan con su alegría e inocencia todos los ambientes de esta prestigiosa escuela pública; por todo ello es que cuando escucho a las autoridades en educación decirle a la población con tal liviandad que no es necesario contribuir con la cooperadora de la escuela donde concurren sus hijos me produce la misma indignación que siente el docente que ve menospreciado su trabajo y que cualquier persona que no tiene idea y es más, sería incapaz de estar al frente de los treinta y pico de niños que a diario deben educar, contener y ayudar, opinan sobre su labor.

Por el otro lado, el gobierno provincial en el año 2015 dictó un decreto Nº 1100/15 que reglamenta pormenorizadamente el funcionamiento de las asociaciones cooperadoras escolares, creando para ello además una secretaría con numerosos funcionarios y, paradójicamente, en su artículo 14 que habla de la pérdida de calidad de socio de la cooperadora, el inciso B dice que se pierde la calidad de socio por la falta de pago de la cuota mensual que se fije. Es decir, por un lado, le dice a la sociedad que no es necesario pagar la mínima cuota que fija la cooperadora de la escuela de tus hijos, comprometete en su educación que es el mejor legado que le puedes dejar. Defendamos a la escuela pública y a sus docentes en cuyas manos dejamos lo más preciado que tenemos.

Abel Enrique García

DNI 14.665.112

 

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus