Los ocho diseños más innovadores de 2017

Por su originalidad y funcionalidad

Un sofá de opciones ilimitadas

La flexibilidad se ha convertido en una de las condiciones actuales del mobiliario de diseño. Los sofás han experimentado, especialmente el año pasado, una evolución hacia piezas modulares y adaptables. Sin duda el que mejor ha plasmado esta dirección ha sido el sofá Bob de la marca Blå Station, creado por los diseñadores Thomas Bernstrand y Stefan Borselius. Se compone de seis piezas combinables que permiten establecer toda clase de composiciones y quiebros rectos o curvos y además ofrece tapizado en infinidad de colores.

 

Lectura integrada

La firma italiana Alias y el arquitecto japonés Sou Fujimoto quisieron condensar dos muebles en uno: la estantería y la silla de lectura. Así Bookchair se convierte en uno sistema que relaciona los libros con la acción de leer. La pieza tiene una silla integrada en el conjunto elaborada con una estructura ligera que puede disgregarse cuando sea necesario. La sencillez y lógica del conjunto se plasma en un diseño innovador e inteligente.

 

Una nube de luz

Cuando ingeniería y diseño se unen el resultado suele ser impactante. La firma holandesa Crealev patentó un sistema de magnetismo que sirvió al estudio de Richard Clarkson para crear una lámpara de ambiente en forma de nube que levita. Incorpora una luz led que reproduce hasta cuatro colores y funciona de forma autónoma con una batería de litio.

 

No es magia, es diseño

Después de un proceso de investigación sobre muebles adaptables, el diseñador Thomas Heatherwick concluyó que debía empezar por crear una mesa extensible. Aunque este producto ya ha sido desarrollado por multitud de marcas, la originalidad de la mesa Friction reside en que no necesita piezas adicionales o desplegables, si no que es la propia estructura del mueble la que puede extenderse o contraerse. Unas lamas pivotantes dibujan una retícula que puede formar una mesa circular para ocho comensales o extenderse hasta transformar su forma en una elipse de cuatro metros de largo.

 

Madera de aluminio

Los caballetes que se usan en los aserraderos de madera y los troncos que se apoyan sobre ellos sirvieron de inspiración para los diseñadores de OS & OOS al crear esta pieza. La belleza e inteligencia de esta simbiosis se reprodujo en aluminio, un material liviano, resistente y reciclable. Los tubos que forman las piezas cortados con láser no necesitan tornillos, pegamentos ni soldaduras, ya que cada componente se inserta entre sí y tiene pequeñas piezas que ejercen de tope.

 

Materiales con mucha vida

En la pasada edición de la Semana del Diseño de Holanda, la marca Low & Bonar invitó a 10 diseñadores holandeses a crear productos con un material denominado Colback, que se usa normalmente para aislamientos, alfombras o incluso para construcción de diques y carreteras. El ingenio de los creadores junto con la versatilidad del material permitió crear diferentes y sorprendentes piezas como la silla de Joris de Groot, inspirada en los procesos de producción de los filtros de aire.

 

Lo barato también es bueno

Así es el prototipo Happy cheap House del arquitecto Tommy Carlsson en Suecia. La estructura, con planos inclinados, optimiza el espacio interno para aprovechar al máximo la superficie. Así se consigue una vivienda de 110 metros cuadrados, construida con marco laminar de madera contrachapada que puede ensamblarse con facilidad en la localización.

 

Floreros de papel

El diseñador Marcel Baer, todo un enamorado del Mediterráneo, decidió plasmar esta fascinación en su firma de papelería Octaevo, con una delicada y colorida colección llena de objetos sorprendentes. Algunos de ellos son los jarrones de papel Craftsman, que exploran los límites de este material. Los jarrones son en realidad embellecedores impermeables, de tal forma que la planta se coloca en un recipiente que se cubre con la superficie de papel troquelado y adquiere un aire de elegancia y ligereza

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus