Los peligros de la pirotecnia en los niños

La vida de un niño puede cambiar de un momento a otro

Escribe Dra. Carolina Picotti SOCIEDAD ARGENTINA DE OFTALMOLOGIA INFANTIL

La vida de un niño puede cambiar de un momento a otro

El uso de la pirotecnia provoca lesiones que muchas veces son irreversibles. Por eso resulta necesario extremar las precauciones y no subestimar los riesgos. La vida de un niño puede cambiar de un momento a otro al quedar ciego por utilizar juegos pirotécnicos.

Las quemaduras y demás lesiones, en las fiestas de Navidad y Año Nuevo, pueden prevenirse alejando a los niños de todo lo que sea la manipulación de pirotecnia, ya sea una simple cañita o fuegos artificiales. Los heridos no necesariamente manejan los explosivos. De hecho, casi la mitad de las personas lesionadas por fuegos artificiales son espectadores, de acuerdo a un estudio internacional.

Según la Academia Americana de Oftalmología, los niños son víctimas frecuentes: 30% de quienes sufren lesiones por fuegos artificiales durante las festividades se encuentran entre los 15 años o menos. Debido a la alta temperatura que alcanzan los elementos de pirotecnia, los fuegos artificiales no deben considerarse como juguetes, sino como dispositivos que pueden causar quemaduras de tercer grado.

La población debe estar alerta y tomar precauciones para evitar un riesgo de lesiones graves en los ojos.

 

Algunos consejos

Solo adquirir pirotecnia autorizada por Dirección General de Fabricaciones Militares o el Registro Nacional de Armas (RENAR).

Controlar que los productos pirotécnicos adquiridos poseen su envoltorio original, en el cual pueda constatarse su legalidad.

No guardar artículos de pirotecnia en bolsillos o lugares en los que puedan verse expuestos a calor o rozamiento. Conservar todo artículo de pirotecnia en lugar seguro y alejado del alcance de los niños.

No permitir que los niños manipulen pirotecnia.

Manipular la pirotecnia siguiendo las instrucciones del fabricante, encendiéndola sobre el piso, nunca en las manos y en un lugar alejado.

No introducir pirotecnia en ningún tipo de recipiente.

No apuntar con ningún tipo de elemento de pirotecnia a personas, animales, objetos o instalaciones industriales. No arrojar elementos pirotécnicos de explosión debajo de los vehículos.

No tocar fuegos artificiales sin explotar.

Solo emplear pirotecnia en lugares abiertos y amplios.

 

Qué hacer cuando ocurre una lesión ocular causada por fuegos artificiales:

Busque atención médica inmediata.

No se frote los ojos.

No se enjuague los ojos.

No aplique presión.

No retire los objetos que están atrapados en el ojo.

No aplique pomadas ni tome medicamentos para el dolor como la aspirina o el Ibuprofeno.

Por último y sería lo mejor que podemos hacer: si nadie compra pirotecnia no existirán fábricas de pirotecnia, y por lo tanto no habrá más accidentes por pirotecnia.

Somos consumidores y tenemos poder de dueños del mercado.

Protejamos a nuestras familias y a nuestras mascotas.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus