Los que ganan y los que pierden en el actual escenario económico

Martín Giletta estuvo ayer disertando en la UTN Villa María. Antes, dialogó con EL DIARIO Rural

Entrevista – Martín Giletta, economista y docente universitario

Martín Giletta analizó, sector por sector, la situación de la producción agrícola y ganadera. El precio del dólar parece favorecer en el corto plazo al sector agrícola, pero los precios de comodities tienden a bajar. Al revés, se da la situación en la producción vacuna. Lechería, sigue complicada

El economista del INTA y docente universitario Martin Giletta, dialogó con EL DIARIO Rural sobre la situación del sector agropecuario en el actual escenario económico.

“La foto, es decir, estrictamente la coyuntura, pone en buena situación al productor agrícola de la zona centro. Se movió el dólar y lo benefició. Ahora, si uno a esa foto la quiere ver como una película, una secuencia más larga, empieza a ver otras cuestiones que hay que tener en cuenta”, advirtió. “El escenario internacional está dando referencias de precios a la baja (de comodities), con lo cual, el negocio agrícola hoy te muestra una foto que no refleja la realidad que marca el mundo. En definitiva, estos números positivos pueden ser representativos para el actual ciclo agrícola, pero no para proyectarlos a los próximos ciclos”.

Al abordar el tema de otras actividades del campo, como la ganadería, dijo que el “entramado de actividades vinculadas a la producción de proteinas animales está complicado en función de los precios relativos, es decir, la producción ganadera aumentó los costos por la suba del maíz y la soja. Esto está pegándole particularmente fuerte al sector porcino y en menor magnitud, al sector lechero, que ya viene golpeado por una crisis de larga data que no se termina de resolver”, dijo

Pero, hablando específicamente del ganado vacuno, Giletta, quien ayer estuvo disertando en la sede de la Regional Villa María de la UTN, dijo que “hay señales cruzadas”.

“Si bien sufren el aumento de costos, el nuevo tipo de cambio, -que todavía no podemos decir que es un valor de equilibrio-, empieza a tomar valor vía exportaciones. Eso no se refleja hoy en el precio de la hacienda, pero tarde o temprano se va a ir ajustando. Creo que la ganadería bovina sería el primer sector en recuperarse”, agregó.

Sobre las expectativas de la producción porcina, dijo que puede quedarle el espacio que “deje vacante” las carnes vacunas en el mercado interno. “Pero esto va a llevar un tiempo, sabemos que en ese tiempo, los productores mas chicos que están en situacion financiera complicada, pueden ir  desapareciendo”, expresó.

“La lechería atraviesa más o menos un mismo panorama. Está complicado el consumo interno, el precio de los lácteos no acompaña al aumento del resto de los precios de la economía, con lo cual algunas industrias lecheras exportadoras, capitalizan el tipo de cambio, pero buena parte del sector industrial lácteo está en el mercado interno, con lo cual, al menos en lo que queda del año y en el próximo, va a seguir habiendo tensión con respecto al precio y a los costos. y un margen de rentabilidad que ya viene en terreno negativo se puede profundizar”.

“El problema -de la rentabilidad negativa- lo viene sufriendo el sistema de producción primario, pero en la industria, que es heterogénea, empieza a haber señales preocupantes por el aumento de costos, tarifas y combustibles, que influyen en gran medida en los costos industriales”, dijo.

-¿Tienden a desaparecer los productores chicos como pasa en la producción láctea y porcina?

-”En el mundo, la actividad primaria atraviesa un proceso de concentración que es inexorable, porque son negocios que tienen márgenes estrechos, que requieren un proceso de escala y en ese punto, quedan mucho en el camino. Depende mucho de las políticas de cada país y de las redes de contención, que sabemos que en Argentina es un punto flaco. En definitiva, el proceso de concentración es histórico, y probablemente se va a profundizar”, concluyó.

 

En el 15º Congreso de Fepale

Preocupa la “competencia desleal” con lácteos europeos

En el marco del Congreso de la Federación Panamericana de Leche (Fepale), los representantes del sector lácteo de los países del Mercosur, dieron la señal de alarma ante la intención de habilitar la importación de productos derivados de la leche provenientes de la Unión Europea. En un documento, indican que tomaron conocimiento “de que se estaría negociando una apertura del mercado lácteo del Mercosur a la Unión Europea muy por encima de lo conversado en el ámbito de nuestros países, con la incorporación de los productos lácteos dentro de la lista de oferta inicial del Mercosur”. “Esta profundización del acuerdo será totalmente perjudicial para ya un debilitado sector lácteo que deberá ahora, además, competir contra los subsidios y ayudas de la Programa Agrícola Común (PAC).

Finalmente sostienen en el escrito que “desconocer la posición (dominante de la lechería europea), supone a nuestro juicio, una grave señal a la cadena láctea regional con un daño que entendemos irreversible e irreparable para uno de los sectores más gravitantes en el tejido social de nuestros países”.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus