Maltratadores condenados

El emir de Dubái es amante de los animales y condenó a tres maltratadores a limpiar el zoológico cuatro horas al día durante tres meses

Quienes desconocen las leyes, creen que agredir a un animal está permitido. Pero en algunos lugares del mundo se los hacen saber con la mano de la Justicia, como corresponde, aunque las penas suelen ser muy bajas.

En Singapur, por ejemplo, un tribunal condenó días atrás a cuatro meses y medio de cárcel a un hombre de 25 años acusado de haber lanzado a una gata desde el décimo piso de un edificio antes de rematarla.

El 26 de mayo, Fajar Ashraf bin Fajar Ali atrajo a la gata con un poco de comida y se la llevó a su edificio. Ahí jugó un poco con el animal, pero después de que éste intentara escapar, la agarró y la tiró por la ventana , según el tribunal.

Durante el juicio, el acusado dijo sentirse frustrado porque, en general, los gatos no se acercan a él.

Al comprobar que la gata seguía viva tras la caída desde la décima planta, el individuo la golpeó varias veces contra el suelo para rematarla.

El abogado de la defensa, Amarjit Singh Sidhu, declaró ante el tribunal que su cliente “era plenamente consciente de la naturaleza y las consecuencias de su acto” y que se sentía “avergonzado por haber provocado esta molestia a la familia”.

El tribunal lo condenó por crueldad hacia los animales, y su presidente indicó que era necesaria una pena para evitar que tales actos se repitieran, según el diario singapurense Straits Times.

Por otra parte, el emir de Dubái, Mohamed bin Rashid Al Maktum, condenó a tres hombres que maltrataron cruelmente a un gato, y que filmaron sus abusos, a limpiar el zoológico cuatro horas al día durante tres meses, indicó la semana pasada un comunicado del Gobierno.

“Esas personas cometieron un acto de brutalidad violando los principios humanitarios y en contradicción con nuestros valores y nuestra religión”, indica el comunicado.

El texto va acompañado de la foto de dos de los tres hombres vestidos con uniformes azules y barriendo un sendero del zoo de Dubái pero sin especificar si son las personas implicadas en el incidente.

En un video que circuló por las redes sociales, se ve a un hombre alentando a dos perros rottweiler para que devoren un gato vivo, después de que el felino se hubiera comido unas palomas.

Según la prensa local los tres detenidos relacionados con el vídeo son dos asiáticos y un ciudadano del Golfo.

 

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus