Maní en caja: 42% menos

INFORME de la Bolsa de Cereales de Córdoba

Las condiciones climáticas adversas complican la cosecha de maní. Según la Bolsa de Cereales, la estimación actual, hecha con un avance de cosecha del 87%, da una merma importante de los rindes en relación con la cosecha anterior

El cultivo de maní sigue acusando las mayores mermas en producción respecto al ciclo anterior, informaron desde la Bolsa de Cereales de Córdoba.

Esta situación se genera debido a la sequía de los primeros meses del año y por el efecto de las intensas lluvias de la primera quincena de mayo, que provocaron la apertura de cajas, en lotes arrancados, y el posterior brote de los granos.

Con un avance de cosecha del 87%, se estima una reducción del 42% en el rendimiento en caja, ubicándose el mismo en un valor promedio de 23,2 qq/ha para la zona manisera, la cual comprende a las provincias de Córdoba (90%), San Luis (6%), La Pampa (3%) y Buenos Aires (1%).

La producción total, considerando las cuatro provincias involucradas, es de 842.600 toneladas de maní en caja y 536.400 toneladas de maní en grano. En ambos casos, es inferior a lo obtenido en la campaña 2016/17, debido al menor rendimiento en caja.

Analizando por provincia, la estimación indica que en Buenos Aires el rinde es de 31,5 quintales por hectárea (qq/ha), en La Pampa de 35 qq/ha, en San Luis 24,3 qq/ha y en Córdoba, la más afectada, 22,9 qq/ha.

En el análisis de la situación del sector en ésta provincia, el informe indica que la producción en caja se ubica en las 752.200 toneladas, 36% por debajo del año anterior, mientras que la producción en grano es de 485.800 toneladas.

El rendimiento ponderado promedio en caja, como dijimos, es un 42% inferior al ciclo anterior.

Los rendimientos más bajos se reportaron en los departamentos de Río Primero (10 qq/ha), Santa María (12 qq/ha) y General San Martín (18 qq/ha), entre 14 y 24 qq/ha por debajo del promedio histórico (2007/17) para esos departamentos

La estimación se hizo con el aporte de la red de colaboradores que aportaron los datos en la primera quincena de julio, cuando el porcentaje de avance de cosecha era del 87%, 13 puntos por debajo a una campaña normal en cuanto a condiciones favorables para la labor, como lo fue la 2014/15, restando de ser trilladas unas 47.000 hectáreas.

 

Contexto climático

Analizando la provincia de Córdoba que ocupa el 91% del área manisera total, en mayo se complicó la cosecha ya que el mes cerró con precipitaciones superiores al promedio histórico (hasta 100 milímetros más en algunas zonas), mientras que junio dio condiciones favorables para la cosecha de maní, ya que el acumulado mensual fue similar al promedio histórico, con valores que van de los 10 mm (en los departamentos Roque Sáenz Peña y al sur de los departamentos Río Cuarto y Juárez Celman) hasta los 50 mm (departamento General Roca).

La problemática de lluvias a destiempo impactó también este año en una demora en la trilla más allá de lo previsto para un año normal. “Por lo dicho, cabe esperar recálculos en los valores estimados de producción”, concluyeron en el informe.

 

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus