Los falsificadores de la verdad

En una maniobra, supuestamente armada con premeditación, lanzaron la engañosa noticia que el Gobierno de Alberto Fernández ejecutaba una liberación masiva de presos. Totalmente falso. La decisión es del Poder Judicial y los que lanzaron la bola de fuego lo saben muy bien
lunes, 4 de mayo de 2020 · 09:58

Escribe Nancy Musa

De nuestra Redacción

Cabalgando sobre la mentira, armando operetas artificiales, derramando combustible en terreno ardiendo, inyectando pánico en una sociedad con demasiadas penurias.

Así actúan, así se manejan, así presionan. Terrible ataque recibió el presidente Alberto Fernández la última semana de abril.

En una maniobra, supuestamente armada con premeditación, lanzaron la engañosa noticia que el Gobierno ejecutaba una liberación masiva de presos. Totalmente falso.

Cualquier ciudadano sabe, o debería saber, que las decisiones en este sentido las toma el Poder Judicial.

Ninguna puerta de la cárcel se abre sin la decisión de los integrantes de la Justicia. Lo saben bien los dirigentes políticos, lo saben bien los medios de comunicación, lo conocen muy bien los que pretenden seguir manejando los hilos del poder y atentan contra un gobierno democrático.

Puede o no gustar la figura del presidente elegido en las urnas, el pasado 27 de octubre, pero nadie puede dudar de su formación jurídica y de su respeto al Estado de derecho. Fernández es un abogado respetuoso de las instituciones y todos los que se sumaron al festival de la mentira mediática lo saben muy bien. No son ilusos.

No es casualidad lo que viene pasando desde que asumió hace apenas cinco meses.

Desde el primer día le plantearon la guerra. Sacaron las cacerolas, los tractores a la ruta, se opusieron a la reducción de jubilaciones de privilegio de jueces y diplomáticos con excusas sin fundamento, se amotinaron en los cargos negándose a renunciar como correspondería en un cambio de gestión.

No es casualidad. Llegó el coronavirus y mientras un sector de la oposición está trabajando con madurez y responsabilidad para enfrentar la pandemia que puso en jaque al mundo, una minoría inescrupulosa plantea escenarios absurdos, denuncia, mete miedo con mentiras que ni pueden sostenerse.

Mientras tanto, hacen daño.

En esta movida contra el Gobierno hay complicidades. El poder “real”, el que no quiere perder sus privilegios, tiene apoyo de algunos magistrados, legisladores, funcionarios atornillados en distintas áreas. Uno de los proyectos que el Ejecutivo tenía pensado enviar al Congreso, antes de la emergencia sanitaria, era la reforma judicial.

A la luz de todo lo que ha ocurrido en estos más de 140 días de gobierno, el tema de la Justicia es prioritario. La actuación de un par de funcionarios judiciales esta semana fue lamentable y uno de ellos tendrá un pedido de juicio político, según expresó el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa.

No es casualidad que el desmedido ataque al presidente se produzca en medio del anuncio de un gravamen a las 11 mil o 12 mil familias más ricas del país.

Nada será igual después del coronavirus. Una cosa quedará clara, quienes están del lado del conjunto de la sociedad y quienes defienden los intereses de unos pocos. Quienes hablan desde la razón, con sinceridad y quienes engañan, manipulan y falsifican la verdad.

 

Una película de terror

Los falsificadores de la verdad se multiplicaron en los últimos días. Atropellaron en las redes sociales, organizaron una caceroleada contra un hecho que no existió ya que las prisiones domiciliarias por el COVID-19 tienen un protocolo y son definidas por los funcionarios judiciales.

Crearon un escándalo por la llegada de médicos cubanos, que están ayudando en diversos países, acusándolos de espías. Un delirio total. Casi de ficción. Otra vez con la misma cantata. Una obra del teatro del absurdo.

Generan títulos espectaculares, se enojan si Cristina no habla, se enojan si Cristina habla. Plantean divisiones inexistentes, especulan con las próximas elecciones cuando todavía estamos en cuarentena y salir de la pesadilla será muy dificultoso.

Si el virus nos parece una película de ciencia ficción, este tipo de discursos parecen de un filme de terror.

 

ANSES con sensibilidad femenina

En el transcurso de la semana, el mandatario nacional tuvo que salir a desmentir las noticias falsas y, además, tomar la decisión de sacar del cargo al titular de ANSES, Alejandro Vanoli, por “errores cometidos en la función”.

El encargado de pedirle la renuncia al mencionado economista fue el jefe de Gabinete Santiago Cafiero. Inmediatamente surgieron las especulaciones más alocadas. Muchos nombres fueron tirados en las redes sociales para cubrir ese cargo. El misterio se reveló a las pocas horas. La repartición quedó en manos de una mujer.

María Fernanda Raverta tiene en sus manos una gran responsabilidad. Por un lado, hacer más ágil el funcionamiento de una entidad tan sensible en el tema social y, por otro, resolver las representaciones de ese ente en determinadas empresas.

La licenciada en Trabajo Social, dirigente de Unidad Ciudadana, fue blanco de las operaciones más decadentes. Un diario nacional puso énfasis en su “raíz montonera”.

Lamentable. Fernanda nació el 25 de noviembre de 1976. Tenía 4 años cuando su madre desapareció en el marco del Plan Cóndor.

Una de las tantas bajezas de los falsificadores de la verdad que en los últimos días no pararon de agredir al Gobierno.

 

Ya que estamos, denunciamos

Por si fuera poco, en el escenario hizo su aparición la hormiguita denunciadora. La diputada Graciela Ocaña salió a reclamar por sobreprecios en la compra de bolsones de alimentos del PAMI.

El reclamo de Ocaña fue respondido por la titular del PAMI, Luana Volnovich. “No se hizo ninguna compra, hicimos una licitación para pedir precios, los precios no fueron satisfactorios y decidimos no hacer la compra”, explicó.

La funcionaria remarcó que toda esa información es pública y cualquiera puede acceder a ella. “Es ridícula una denuncia por una compra que no se hizo. La diputada debería saberlo”, remató.

La diputada debería saberlo, sin duda. ¿No lo sabía o buscaba angustiar a la población?

Nada será igual después del coronavirus. Nada.

 

Orden en la sala

“En la Cámara Federal de Casación no hay para nada decisiones de sentencias de liberación o domiciliaria generalizadas. Ha habido un conjunto de gente irresponsable que opina desde la ignorancia".

"El Ejecutivo no nos presiona, por lo menos a mí y creo que a mis colegas tampoco. Hay una verdadera independencia del Poder Judicial y hemos transitado una etapa previa a este Gobierno donde hubo grandes presiones, yo he sido víctima".

Ana María Figueroa, jueza, integrante de la sala II de la Cámara Federal de Casación Penal

 

“No existe un plan de liberación generalizada, ni dirigida a un caso particular. No se van a disponer indultos, ni amnistías, ni conmutación de penas.

Esto no es un tema del Poder Ejecutivo. Hay situaciones de personas detenidas que pueden cumplir su condena en arresto domiciliario, pero son decisiones que no podemos juzgar nosotros”.

Marcela Losardo, ministra de Justicia de la Nación

 

CLASIFICADOS 4 DE MAYO

Piden poner en marcha la economía en la ciudad. “La realidad económica de la ciudad, que no es ajena a lo que sucede en la provincia, en el país y en el resto del mundo, la caída de las recaudaciones, la inactividad de la cadena productiva, la paralización del comercio, la obra privada, los oficios y las profesiones, están profundizando consecuencias que van camino a ser letales desde el punto de vista económico para gran parte de la sociedad...

Acompañamos y respaldamos la decisión de solicitar al Gobierno de la provincia de Córdoba la liberación de distintas actividades en nuestra ciudad con la aplicación de los debidos protocolos sanitarios, situación que hoy nos es vedada por ser clasificado nuestro conglomerado como zona roja”.

Extraído de un comunicado del PRO local

 

-“Las circunstancias históricas que vive el mundo y nuestro país han demostrado que el sistema económico y político ha quebrado en su propia esencia, en su propio poder, poniendo en evidencia la fragilidad del mismo y la necesidad de repensar en una sociedad en la que el protagonismo del pueblo tiene que ser más participativo e integrado a sectores que toman las decisiones que hacen a la vida de la sociedad en su conjunto”.

Fragmento de un comunicado de UEPC Delegación San Martín

 

-“Tal vez sea la hora, señores políticos, de poner las cosas en orden y pensar en hacer una verdadera revolución social para que los trabajadores dejen de ser socios solamente en las pérdidas, y que las ganancias se reparten equitativamente entre quienes la producen, dando cabal cumplimiento al Artículo 14 bis de la Constitución Nacional".

Parte del mensaje de la CGT local por el Día del Trabajador

Más de
29
27
8%
Satisfacción
0%
Esperanza
50%
Bronca
2%
Tristeza
2%
Incertidumbre
35%
Indiferencia

Comentarios