El Diario del centro del país

Maravillas de la antigüedad

VIAJEROS VILLAMARIENSES/Egipto

Pasaporte – NOMBRE

Jessica Aquistapace

EDAD 40 años

PROFESION Comerciante

LO QUE MAS ME GUSTO

El respeto por la religión, los templos y la música.

LO QUE MENOS ME GUSTO

Los vendedores ambulantes (aunque los comprendía).

Recorrer Egipto fue una experiencia maravillosa. La ciudad de Luxor y sus alrededores son la meca del arte egipcio, con el Valle de Reyes, los templos de Luxor y Karnark, y el Templo de la Reina Hatsepsut, por ejemplo. Es imposible no maravillarse con los jeroglíficos tallados en las paredes de los templos, algunos con su pintura conservada, las estatuas colosales, los obeliscos y las historias de los guías enamorados de su cultura”.

“Resultó un verdadero privilegio poder estar ante la primera y única de las siete maravillas del mundo antiguo que perdura. Es un lugar realmente majestuoso y hacer el recorrido en camello entre los sitios que visité fue una vivencia única. Durante la noche las pirámides se iluminan y parecen cobrar vida con un imperdible espectáculo de luz y sonido donde la esfinge narra una resumida historia de Egipto”.

“Tuvimos la posibilidad de navegar por el Nilo en crucero y faluca, fue algo hermoso (sobre todo durante el atardecer), un recorrido de silencio y relax, riberas llenas de verde en contraste con los paisajes desérticos”.

-Las pirámides son uno de los monumentos más icónicos del mundo ¿Te emocionaste al estar ahí?

-Sin dudas. Recuerdo que llegué al lugar y me quedé inmóvil contemplándolas por largo rato, fue una mezcla de emociones indescriptible. Las envuelve un halo de misterio y energía increíble. El día de nuestra visita llovió por segunda vez en el año, todos nos hablaban de la bendición que estábamos recibiendo y se notaba lo felices que estaban. Eso hizo más especial aquel momento.

-¿Las pirámides son impactantes a primera vista? ¿O te decepcionaron?

-Son tremendamente impactantes, uno se siente tan pequeño ante su imponencia. En fotos no se dimensiona la magnitud de sus superficies y alturas, solo al estar ahí y recorrerlas se aprecia su majestuoso tamaño.

-¿Cuál fue la historia o dato que contaron los guías que más te sorprendió?

-Los datos que me parecieron más sorprendentes son todos los que atañen a su construcción, y más cuando la pensamos en números. Por ejemplo: los 2,3 millones de bloques de piedra utilizados solo en la pirámide de Keops, las 2,5 toneladas el peso de cada uno esos bloques, los 30 años que tardaron en construir Keops, los 10.000 obreros que trabajaron… el guía nos contó que se cree que los obreros que las construyeron no eran esclavos, sino hombres libres, remunerados y que trabajaban por períodos de tiempo dada la pesada tarea que tenían.

-¿Pudiste ingresar al interior de alguna tumba? ¿De qué se trata esa visita?

-Durante la visita al Valle de los Reyes visitamos la Tumba del Faraón Tutankamón, es la más modesta en proporciones y adornos del Valle, ya que su muerte fue repentina y se precipitó su construcción, pero a su descubrimiento (1922) estaba repleta de su ajuar funerario que se encuentran hoy en el Museo de El Cairo. El descenso desde la superficie hasta donde estaba ubicado el sarcófago, es un pasillo muy estrecho y de poca altura, desciende la temperatura y baja la luz. La sensación fue de ansiedad y emoción, por la historia que tiene el lugar, y por el encierro que se siente, sabiendo que estás tantos metros “bajo piedra”.

-¿Qué se siente ver de cerca una de las obras hechas por el hombre más antiguas de la humanidad?

-¡Se siente fascinación! Pensar que esos monumentos son mudos testigos de 4.500 años de historia, construidos como tumbas para faraones que pretendían alcanzar la inmortalidad, y en cierto modo lo consiguieron. El pueblo egipcio tiene un proverbio que dice: “El tiempo de todo se ríe, pero las pirámides se ríen del tiempo”.

-Pasemos a El Cairo. Se sabe que es una ciudad inmensa y un poco caótica ¿Te gustó?

-Sin dudas. Lo que lo vuelve tan caótico es la superpoblación de la ciudad, la gran cantidad de autos que circulan y la casi inexistencia de semáforos. El índice de pobreza y de contaminación es altísimo. A su vez tiene una enorme riqueza histórica y cultural, con sus templos antiguos, iglesias cristianas, monumentos musulmanes, museos, teatros, espectáculos de danza folclórica… eso, sumado a la calidez de su gente, lo hacen un destino fascinante.

-¿Qué fue lo más raro o más exótico que viste en la capital?

-Como exótico, los espectáculos de danzas egipcias. La vestimenta, la música, los movimientos con una mezcla de sensualidad y espiritualidad te dejan embelesado. Me sorprendió mucho ver una danza masculina llamada Tanura: los bailarines giran sobre sí mismos aumentando la velocidad y el simbolismo de la danza. Ellos dicen que mientras giran, su alma se va desprendiendo de las ataduras terrenales hasta ascender al reino de Dios.

-¿Algún comentario que quieras agregar sobre el viaje?

-Egipto maravilla con todo lo que tiene para ofrecer. Además de su historia y monumentos, su cultura en general es sorprendente, especialmente cómo viven su religión, el respeto que profesan las personas en general y los niños en particular. Escuchar los hipnóticos llamados a oración (cinco veces al día), ver la entrega y devoción de la gente dentro de las mezquitas, fue ciertamente movilizador.

 

Mini Guía

UBICACION Noreste de Africa

DISTANCIAS 12.500 kilómetros desde Villa María

POBLACION 16 millones de habitantes (El Cairo)

¿Querés ser el próximo entrevistado? ¡Comunicate con nosotros! ogaray_eldiario@hotmail.com

Print Friendly, PDF & Email

En la misma categoría

Abrazado al agua

Noemí Bramardo

¡Vamos Manaos!

Mercedes Dagna

Arriba las jarras

Noemí Bramardo