María Ranciglio denunció que el PAMI descuidó en el festival a sus jubilados

Ranciglio, sentada al centro en la fila inferior, parcialmente cubierta por un caño
Ranciglio, sentada al centro en la fila inferior, parcialmente cubierta por un caño

La consejera federal del PAMI María Inés Benenatti deploró la “mala atención” que tuvieron las delegaciones de jubilados que asistieron al quinto Festival del Adulto Mayor, que tuvo lugar en el Anfiteatro.

La extitular del Centro de Jubilados Villa del Parque de Villa Nueva, también conocida como María Ranciglio, acusó a los funcionarios del Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados (PAMI) de no haber cumplido con su promesa de brindar alimento y bebida a los concurrentes, que provinieron de unas 130 localidades.

“Los adultos mayores estuvieron varias horas en el Anfiteatro, hacía calor, y si tenían sed tenían que comprar algo a los vendedores, pero es sabido que muchos jubilados no tienen un peso en el bolsillo”, se quejó.

Si bien consideró negativamente a los funcionarios del PAMI por el hecho de no haber cumplido con su palabra, “así no lo hubieran prometido, igualmente deberían haber repartido botellas de agua, por lo menos”.

Por tal motivo, dijo que “hubo gente de Villa María y Villa Nueva que se retiró antes, pero los que vinieron en colectivo no podían decidir por sí mismos si se retiraban antes”.

También reprochó a los funcionarios del PAMI que vinieron a presenciar el festival por “no arrimarse a saludar a los jubilados, aunque fuere a los más próximos”.

Recordó que años atrás los organizadores del festival les avisaban que tenían que traer provisiones, pero en esta ocasión el PAMI expresamente difundió la novedad de que habría víveres para todos.

“Esto que pasó el sábado no es lo único, desde que está el actual Gobierno nacional estamos yendo para atrás en todos los beneficios”, dijo Ranciglio, aunque reconoció que “en los últimos tiempos no he recibido más denuncias de cobro de plus por parte de los médicos”.

La veterana militante por los derechos de la clase pasiva acusó a los directivos del PAMI de “preocuparse más que nada por cobrar el sueldo, que en esa obra social es bastante grande, nada que ver con los magros haberes que recibimos los jubilados y pensionados”.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus