El Diario del centro del país

Más Millonario que nunca

River defendió con total ímpetu la victoria ante Alumni en el cierre del cotejo. El Millonario ganó sus dos partidos en cuatro días y lidera su grupo

LIGA VILLAMARIENSE – Apertura – Zona Centro – 2da. fecha

River Plate venció 2 a 1 a Alumni de local, con goles de sus centrales García y Marín, y lidera en soledad las posiciones con puntaje ideal. Tejeda descontó para el fortinero

 

Escribe Pablo Luna Broggi

El fixture inicial le marcaba un inicio complicado a conjunto de Víctor Bengoa: enfrentaba a Universitario y a Alumni, ambos con planteles superiores a causa de su participación en el Torneo Federal Amateur. Sin embargo, ya había dado cuenta de la “U” entresemana con un 2 a 0 inobjetable y debía defender el flamante liderazgo de la Zona Centro ante el Albirrojo conducido por el “Bocha” Maldonado.

Alumni había arrancado el Apertura con un empate ante Alem y visitaba el Pozo de barrio Almirante Brown con la misión de subirse a la cima de las posiciones.

El balón comenzó a rodar bajo un sol radiante en una hermosa tarde de otoño, y la primera opción de gol no tardó en llegar: a los tres minutos Cristhian García avisó con un gran cabezazo lo que vendría minutos después, pero el balón no tuvo destino de red y el tanteador continuó igualado en cero.

Los instantes iniciales eran muy parejos y sin un claro dominador. El balón no conocía las áreas y los espectadores no encontraban ningún motivo para poder sacudirse la modorra.

Recién a los 21 minutos, el elenco local volvió a llegar al área rival y con fortuna, porque García volvió a repetir la jugada del inicio, calibró la puntería y con un certero cabezazo abrió el marcador, tras un gran centro de Tissera.

Alumni recién pudo inquietar a los 30’, cuando un buen centro de Gordillo fue bajado por Ortiz, y Gagliese elevó su cabezazo por arriba del travesaño. Minutos después, el ex-River habilitó de taco a Tejeda, pero Garofani contuvo el remate del cordobés.

El visitante estaba cerca de empatar, cuando la “banda” estiró la diferencia: un nuevo centro de Tissera que quedó boyando en el área fortinera, cayó en los pies de Lautaro Marín, para que el exdefensor gallego ponga un 2 a 0, que sorprendía a propios y extraños.

El gol se discutió durante varios minutos enérgicamente porque supuestamente el autor del gol estaba inhabilitado, pero el juez hizo caso omiso al pedido de los jugadores de Alumni y el 2 a 0 no se modificó. El ánimo de los fortineros empeoró cuando inmediatamente Facundo Depetris descontó, pero esta vez el gol sí fue anulado cuando no parecía adelantado.

El primer tiempo culminó con un remate cruzado de Gagliese que se fue desviado y con mucha calentura por el lado visitante, no solo por la floja actuación del árbitro, sino también porque los dirigidos por Maldonado no estaban haciendo las cosas bien.

Para el arranque del complemento, el “Bocha” mandó a la cancha a Ambroggio y Gallo, e inmediatamente la cara del Albirrojo cambió. A los 4 minutos un remate de larga distancia de Tejeda complicó a Garofani y dos minutos después, el delantero pudo convertir el descuento capturando un rebote generado en el área riverplatense y tras un grave error del arquero Millonario.

Alumni tenía 40 minutos para poder empatar y todo hacía suponer que atacaría a su rival sin parar hasta conseguir la igualdad, y por qué no la victoria; sin embargo, nada de eso sucedió: River se paró firmemente en el fondo para salir de contra con la precisión de López y la velocidad de Tissera, y así aprovechar los espacios generados por la desesperación de su rival.

Para peor, Alumni se quedó con un hombre menos por doble amonestación de Tejeda. No obstante, inmediatamente Sánchez también vio su segunda tarjeta amarilla y también el local se quedó con 10 jugadores.

El Fortinero se convirtió en una bola de nervios en los últimos minutos y no tuvo la suficiente claridad mental como para poder encontrar los caminos correctos que lo llevaran a la igualdad. La más clara se dio a los 42 minutos cuando Gagliese pivoteó para que Gallo remate de frente al arco, pero el jugador visitante elevó demasiado su remate y la parcialidad local lo festejó como un gol. River con el correr de los minutos fue justificando el triunfo y terminó consiguiéndolo con justicia para treparse con mucha autoridad a la cima de las posiciones de la Zona Centro.

 

El árbitro

Facundo Batello

Mal. No tuvo autoridad, porque la poca que tuvo la fue perdiendo con el correr de los minutos con malas decisiones. Hizo el juego muy cortado y se le recriminaban casi todas las jugadas. Se apuró en expulsar a Tejeda y Sánchez.

 

La figura

Maximiliano Tissera

El veloz volante de River tuvo una gran tarde. De sus pies surgieron los goles de la victoria de su equipo y le faltó muy poco para convertir el tanto personal.

Print Friendly, PDF & Email

En la misma categoría

El pequeño Redolfi aceleró más que todos

Alexis Loudet

Cuello se abstuvo de declarar y su expareja ratificó todos los hechos

Juan Pablo Morre

Fue reelegido José Avalis

Daniel Rocha