Menos granos

INFORME DE LA BOLSA DE CEREALES DE CORDOBA – Datos preliminares de los cultivos estivales

Por las condiciones climáticas se estima una merma significativa en la campaña estival, con una estimación del 30% y el 42% menos en maíz y soja, comparado con la cosecha anterior

 

La sequía manifestada durante el verano, sumado al temporal de lluvias durante abril y principios de mayo, provocaron pérdidas de distinta magnitud en la producción de los cultivos estivales de la provincia de Córdoba.

El informe de la Bolsa de Cereales de Córdoba da cuenta de las estimaciones tomando los datos de colaboradores en toda la provincia, con información relevada hasta la primera quincena de junio.

En el caso del maíz, con un avance de cosecha del 36%, la producción 2017/18 se estima en 11,1 millones de toneladas, un 30% menos que la campaña anterior. Tanto la reducción del rendimiento estimado (-20%), como la superficie cosechable (-12%) explican dicha caída. La zona más afectada es, de mayor a menor incidencia, la que abarca los departamentos de Río Cuarto, General Roca y Juárez Celman.

En soja, la cosecha alcanza el 95% del área provincial. En cuanto a la producción de la oleaginosa en Córdoba, se ubicaría en los 7,6 millones de toneladas, 42% inferior al año anterior, debido principalmente a la reducción del 37% en el rinde esperado.

Los departamentos más afectados de mayor a menor incidencia son, Unión, San Justo, Río Cuarto, Marcos Juárez, seguidos por General San Martín y Pte. Roque Sáenz Peña.

En cuanto al sorgo, la producción sería la más baja de los últimos ocho años, alcanzado apenas 46 quintales por hectárea y ubicando a la producción en 294.200 toneladas, un 10% menos que lo obtenido durante el ciclo 2016/17. El avance de cosecha es del 57%.

 

Contexto climático

Las precipitaciones acontecidas durante el mes de mayo fueron un 50% superior, excepto la zona sur que estuvo en un 25% arriba, respecto a lo normal en la provincia de Córdoba.

En cuanto a los milímetros acumulados, los mayores volúmenes se concentraron en la zona centro y noreste (75 a 125 mm) y los menores en la zona sur (50 mm).

Estas lluvias de mayo, sumadas a las acontecidas durante abril, trajeron las complicaciones y pérdidas en la cosecha de soja y maíz.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus