El Diario del centro del país

Mezcla explosiva: bajan las ventas y suben las tasas

APYMEL

Desde la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas Lácteas (Apymel), manifestaron su preocupación por los “serios problemas” de endeudamiento de la industria lechera, haciendo la salvedad de las multinacionales “ y algunas grandes industrias que se financian en el exterior”.

“En el sector Pyme en general, cayó la venta un 6,4% en agosto de 2018 contra agosto de 2017. Y en la industria Pyme lechera sucedió lo mismo. Las Pymes lácteas representamos el 92% de la industria láctea Argentina y cerca del 80% son Pymes de menos de 20 empleados y más del 60% están ubicadas en pueblos de menos de 12 mil habitantes”, graficaron.

“Nuestra mayor preocupación es la tasa de interés, que representa un problema no solo para el que está endeudado, sino también para el que necesita capital de trabajo”, expresaron en el comunicado.

Y agregan: “La cadena de pagos se extendió a 80, 90 y 120 días y no se pueden descontar los cheques. El consumo se frenó y también tiene que ver con las tasas que están cobrando las tarjetas que es más del 100%. A los bancos les aumentaron los encajes (dinero no prestable) pero les permitieron ponerlos en bonos.

Lo que proponemos es que parte de la renta de esos bonos se use para bajar las tasas de préstamos a las Pymes y que estipule un porcentaje de la cartera de los bancos sea prestable a las Pymes.

También se puede pensar en créditos en dólares a tasa cero, ya que nuestros insumos están dolarizados.

Otra medida es que bajen las retenciones del 3% a las exportaciones, haciendo retenciones diferenciadas para las Pymes y también para los productos, no es lo mismo la leche en polvo que los quesos. También es importante que en la discusión del presupuesto 2019 a los gobernadores se les intime para bajar los II.BB. (Ingresos Brutos) y declarar que las Pymes no sean agente de percepción”.

 

Tecnología – El satélite Saocom, un avance para el campo

Impulsado por la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) y con el aporte del INTA, el satélite Saocom, recientemente colocado en órbita, cuenta con el instrumental y la tecnología necesaria para alertar sobre potenciales inundaciones, incendios y enfermedades de interés agrícola. Equipado con microondas en banda L, permitirá obtener imágenes de día y noche y a través de cualquier capa de nubes. Gracias a esta tecnología se podrá saber con precisión la cantidad de agua sobre la tierra y la salinidad del suelo.

La antena radar del satélite emitirá hacia la Tierra pulsos en microondas, en la frecuencia 1,2 gigahercio (GHz), y recibirá la señal asociada a la humedad del suelo. Esto significa que los datos emitidos por el satélite se conectarán con una red de instrumentos de medición in situ instalada en 67 sitios distribuidos en Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, La Pampa y Entre Ríos.

 

Agroindustria, complicada

Según el sitio especializado Maquinac, hay 80 empresas del rubro de la agroindustria que presentaron un procedimiento preventivo de crisis, con el fin de reducir su capacidad productiva a menores costos. El número es preocupante para el sector, que hasta hace poco había desarrollado una alta competitividad industrial tanto en ventas internas como en exportación.

 

EL FUTURO – Del boyero eléctrico a los cercos virtuales

El último bloque de las Jornadas de Actualización Técnica organizadas por el CREA Tambero, estuvo a cargo de Alejandro Palladino y Santiago Moro, técnicos del movimiento.

Hablaron del tambo del futuro, con el uso de robots que pueden clasificar la leche de cada vaca y separarla para determinados destinos.

También de los avances de la genómica, que va a permitir producir leche con determinadas características y beneficios para la salud y otros avances que ya están funcionando, como los indicadores de celo.

“También explicaron que algo innovador que se viene es el remplazo de los boyeros eléctricos por cercos virtuales. Esto permite que por una señal cada vaca sabe que no tiene que pasar sin necesidad de un alambrado que lo indique”, concluyó Orso.

Print Friendly, PDF & Email

En la misma categoría

¿Se le puede pedir más a la soja?

Daniel Rocha

El trigo se recuperó tras las heladas tardías

Daniel Rocha

Juntos buscan soluciones

Noemí Bramardo