Misa de Acción de Gracia

La Capilla San José de Silvio Pellico

Dos ceremonias religiosas, una Procesión y una feria de platos, fueron las actividades centrales de la celebración 

omo evento central de la celebración a comisión de la Capilla San José, junto al padre José Defagó, organizó la tradicional Novena que concluyó el jueves, ceremonia en la que los fieles rezaron por la comunidad, las instituciones, los enfermos y las embarazadas. En tanto ayer a las 19.30 se celebrará la Misa de Acción de Gracia en honor al Santo Patrono San José. Luego se llevó a cabo la tradicional procesión por las calles de la localidad y una vez finalizada ésta, se realizó una feria de platos en el pórtico de la iglesia.

 

Historia de la capilla

La Capilla San José de Silvio Pellico

Silvio Pellico tuvo tres parroquias. La primera se construyó en 1908 y estaba ubicada en la esquina de la calle Belgrano y avenida Los Inmigrantes.

En 1924 se levantó una segunda capilla que estaba al lado de la anterior y donde hoy se alza la actual. En el año 1953 nace la nueva iglesia que se construyó con el aporte de toda la comunidad, esta última cuenta con un reloj que suena cada treinta minutos.

En 1898 llegó el primer cura párroco a la localidad, se trataba de Bernardino Maciel, que daba misa en los galpones, lo iban a buscar a Villa María, en volantas de la época, a campo traviesa.

En 1992 lo remplaza Fortunato Gambini, en 1908 se hizo cargo Pablo Colabianchi Cicéron, que estuvo 30 años al frente de la iglesia y en la Casa Parroquial se realizaban reuniones donde se decide al tema de la primera escuela y también donde se decide la fundación de la Cooperativa Unión Popular.

En el año 1938 llega el padre Ferrari, desde el año 1940 comienzan a llegar párrocos de La Playosa, ellos fueron los sacerdotes Rodríguez, Antuna, Larroca, Abdreata, Casina, Cano, posteriormente desde Villa María, el padre Hugo Salvato, Aguirre, Margartini, Tenor, Licari, Romero, Cruchin y luego el padre José Defagó.

Silvio Pellico ha sido una verdadera cuna de sacerdotes que trascendieron a nivel nacional, tal el caso de Antonio Conrero que estuvo ejerciendo funciones en Olta (La Rioja), monseñor Juan D. Demarchi que en su primera parte estuvo en Roma especializándose, posteriormente en nuestro país ocupó altos cargos en la curia argentina y monseñor Blas Conrero fue haciendo los pasos lógicos y en el año 1968, el Papa Pablo VI lo nombró arzobispo de Tucumán en remplazo de Juan Carlos Aramburu.

 

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus