El Diario del centro del país

“Moderadamente optimista” en un momento de desafíos

César Pons trabaja actualmente para una empresa belga líder mundial en su rubro

ANALISIS

César Pons, economista con una maestría en Finanzas que actualmente se desempeña en una empresa belga líder mundial en el negocio de dragado y obras marítimas, vertió su opinión sobre el momento actual del país y de la macroeconomía

El consultor villamariense radicado en Buenos Aires planteó que una parte de la suerte económica del país está en manos del Brasil de Bolsonaro

César Rodrigo Pons es economista, tiene una maestría en Finanzas y un MBA sobre dirección de empresas en Madrid.

Creció en barrio Rivadavia de nuestra ciudad, vivió hasta los 18 en Villa María y luego se fue a Córdoba a estudiar. Continuó su carrera laboral en Buenos Aires, pero también trabajó en empresas en Brasil, España y Bélgica, antes de volver a Buenos Aires, en septiembre del año pasado, desde donde se desempeña como responsable de financiamiento y reestructuración para América Latina en una empresa belga líder mundial en el negocio de dragado y obras marítimas.

Siempre estuvo involucrado, “con diferentes roles” en el desarrollo de proyectos de inversión, básicamente en el área de energía y de infraestructura.

Pons realizó para Peso Específico un análisis de la situación actual de la macroeconomía, pensando en lo que pasa y lo que puede llegar a pasar, teniendo en cuenta las variables que inciden en la realidad de nuestro país.

“Hay varias variables que uno puede mirar y que tienen importancia, desde la cotización de los bonos, o el riesgo país o el Merval, pero tal vez la variable que mejor representa o que trae más información sobre la situación financiera y política del país sea el dólar”, comenzó.

El especialista consideró que “la situación de este inicio de año es buena” y argumentó que “tenés las autoridades monetarias, como el Banco Central y el Ministerio de Hacienda, en un programa que está dando resultados”. “Esto significa que estás cumpliendo con el objetivo por el cual nació y que era muy básico: sacar a un paciente de terapia intensiva”, ilustró.

“Septiembre y octubre fueron meses muy malos para el país y para el Gobierno nacional, sin duda tiempos de mayor volatilidad y vulnerabilidad para el Gobierno de Mauricio Macri donde había riesgos de corrida cambiaria, de que se disparara la inflación de forma abrupta -mucho más de lo que pasó- e incluso había riesgos con el pago de la deuda, era una situación muy crítica y para atacar eso se llegó a este acuerdo con el Fondo Monetario que incluye una serie de restricciones y que es un programa muy duro y que tiene un impacto muy negativo sobre la economía real”, recordó y analizó.

Pons puntualizó que “hay una situación complicada en la economía real, pero la situación financiera del país hoy está razonablemente bien”. “Déjame pecar de optimismo, pero el programa está cumpliendo el objetivo. Comparado con septiembre estamos razonablemente bien, pero sin dudas que comparado con febrero o marzo del año pasado estamos bastante peor”, contextualizó.

El economista y consultor dijo que “la economía es una película, 2018 arrancó muy bien y se empezó a complicar por factores internos y externos y llegó a un momento crítico en octubre y hoy se está pagando caro la decisión que se tomó, pero que está dando frutos que es una estabilidad relativa”, manifestó sobre el acuerdo con el FMI.

 

Lo que viene

“Si preguntas en el mercado cual es el view para lo que resta del año, si la inflación de 2018 fue 50%, la expectativa es que baje a 30%, si la devaluación fue del 100%, para este año se espera que sea cercana a 30%, es decir, un dólar a fin de año cercano a $50; sobre las tasas en interés en peso, del pico que fue septiembre u octubre con tasas en 70%, a fin de año puede bajar a casi 40 puntos”, describió sobre lo que esperan “los mercados” para este año.

“Mantendrá la economía estable financieramente, con una economía real que acabó por tocar fondo y que iría creciendo apenas dependiendo de lo que pase con la cosecha y de lo que pueda pasar con los salarios”, agregó.

El villamariense radicado en Buenos Aires consideró que “sobre ese escenario, soy moderadamente optimista, pero está lleno de riesgos”.

“Creo que lo que pase en el resto del año depende de tres cosas. Una, dependiendo de lo que pase en el mundo y especialmente en Brasil con Bolsonaro como presidente nuevo. Es un desafío muy grande con las reformas que quiere implementar. Si consigue implementar alguna reforma previsional rápido con todas las críticas, el mercado va a apostar otra vez por Brasil, que puede crecer y la situación nuestra depende mucho de cómo les valla a ellos. El segundo tema es lo que pase con Estados Unidos, la tasa de interés y la relación con China, si eso va bien tenemos más chances de poder aguantar y de que no haya ningún tipo de corrida o nada raro, si hay algún ruido ahí se nos va a complicar, sin dudas”.

“El segundo punto es el punto político. En los mercados, y en general, hay una idea de continuidad, que sea Macri o cualquier otro, hay una idea de continuidad de la política económica. Si ese supuesto se pone en duda, con algún crecimiento de Cristina Fernández o de alguno modelo económico que traiga esos principios, eso podría cambiar el escenario, generando alguna presión del tipo de cambio, dolarización de ahorros de empresas, frenos de planes, incluso más de lo que está pasando hoy”, proyectó.

Finalmente, el tercer punto que analizó es “la economía real”. “En algún momento tiene que haber alguna mejora, si no hay y no llega al bolsillo de la gente, la situación general se complica. ¿Como llegaría? Por las cosas que mencionamos antes”.

Pons insistió en que es “moderadamente optimista en un momento con muchísimos desafíos”. “No soy loco, veo lo que pasa en la calle, está todo muy difícil, pero es que los atajos no van a ningún lado”, expresó.

Finalmente, remarcó que “cuando te digo que este tipo de programas está funcionando en línea con el objetivo por el cual nació, que era que el paciente no muera, hay que tener en cuenta que el paciente sigue internado, por lo que en algún momento necesitas replantear algunas cosas con el Fondo Monetario. Esto está siendo viable a muy corto plazo que es la estabilidad macro. A mediano plazo se van a necesitar más cosas”, cerró.

Print Friendly, PDF & Email

En la misma categoría

Lo que viene: quien falla al planificar, planifica para fallar

Daniel Rocha

Procrastinar: esa costumbre de retrasar actividades

Daniel Rocha

Empresas y balances: una encrucijada de estos días

Juan Pablo Morre