Negocios para pocos

Análisis – La “fiesta financiera” no augura nada positivo

Escribe Lic. Alfredo Koncurat, de EKO Consultora Especial para PESO ESPECIFICO

El éxtasis de los mercados aún no ha terminado, el desempleo y el riesgo país serán los nuevos zócalos de moda en los matutinos

Mientras la Argentina se desbarranca sin fondo a la vista, las ganancias especulativas aumentan exponencialmente… para pocos.

El mercado huele la sangre del animal herido, el viernes el dólar cerró a casi 30 pesos y se perdieron cerca de 1.100 millones de reservas, ya para final de año se espera un dólar por encima de los $34, el riesgo país vuelve a ser récord, las ganancias para especuladores siguen en alza, la incertidumbre crece y la fuga de capitales no cesa.

A pesar de la triste historia repetida, la política económica ratifica con reloaded su marcha: recorte fiscal con aumentos de tarifas y combustible, fuerte ajuste monetario con suba de tasas de interés (¡¡¡47% las lebacs!!!) y nuevos créditos para tomar aire… al menos por un tiempo.

 

Mesa servida

Mientras Argentina ocupa el quinto lugar de una larga lista en donde los particulares usan los paraísos fiscales con casi un 40% de nuestro PBI (patrimonio extraterritorial, como porcentaje del PIB), la política económica ha facilitado todos los mecanismos para la libre entrada y salida de capitales. ¡Qué suerte que ahora podemos comprar U$S5MM de dólares por mes!

La toma de deuda del Gobierno ya llega a un punto crítico, la deuda vuelve a ser un problema cuando antes no lo era, condiciona la soberanía económica coartando las posibilidades de política en el futuro, los dólares entran por una puerta, obtienen una ganancia desorbitantes y luego con un simple pase de “manos mágicas” los capitales golondrinas se fugan; mientras los argentinos nos quedamos con las devaluaciones, inflación, desempleo y pobreza.

 

“Se espera un dólar por encima de los $34”.

 

Datos del indec – El 60% tiene ingresos inferiores a la Canasta Básica

Según el informe sobre la evolución de la distribución del ingreso, difundido por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), 60% de los asalariados y 40% de los hogares no llegaba a cubrir el costo de la Canasta Básica en el primer trimestre del año.

Sobre los datos otorgados en las escalas de ingreso individual, seis de cada 10 asalariados, es decir, más de 8,3 millones de personas, tenían entre enero y marzo de este año ingresos mensuales de entre $15 mil y $16.200, mientras la Canasta Básica Total (CBT) en el tercer mes del año ascendía a $17.867.

En tanto, de acuerdo con las escalas de ingresos, alrededor de 899.280 hogares tenían ingresos entre $16 mil y $20 mil y llegaban parcialmente a cubrir el costo de la Canasta que define el nivel de pobreza.

El informe oficial, realizado sobre la base de datos de la Encuesta Permanente de Hogares, registra que hasta el decil sexto -el cual reúne a 60% de la población de los 31 aglomerados urbanos relevados por el INDEC- los ingresos promedios a principios de año eran de $15.381 con descuento jubilatorio, por debajo del costo de esa Canasta.

También los hogares hasta el cuarto decil tenían un promedio de ingresos totales de $18.234, apenas por encima del valor de la Canasta que define el nivel de pobreza.

En tanto, también según los datos del INDEC, desmejoró en general la distribución del ingreso en el país, ya que el coeficiente de Gini se ubicó en el primer trimestre de este año en 0,440 en comparación con la medición de 0,417 del trimestre inmediato anterior.

En este contexto, vale destacar que los datos difundidos sobre la distribución del ingreso en el primer trimestre no tienen en cuenta la devaluación del peso acontecida tras el incremento del dólar en mayo y junio.

Sobre este punto, se expresó ayer el dueño de la cadena Maxiconsumo, Víctor Fera, quien advirtió que “todavía no se trasladó a los precios de los alimentos toda la devaluación reciente” de peso frente al dólar y aseguró que “a la inflación no la van a poder sostener”.

“A la inflación no la va a poder sostener nadie, sube porque sube el dólar”, dijo el empresario antes de señalar que en ocho meses el billete verde pasó de 18 a 28 pesos, por lo que la comida irá de “acuerdo a ese aumento”.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus