Nicolás Toselli con rumbo a Italia

Pochoclo Toselli tendrá una nueva experiencia en Europa

Vóley

El jugador surgido de Trinitarios se sumará en los próximos días al equipo de Catania en la Liga A2 del país europeo. Será su segunda experiencia en el Viejo Continente

El villamariense Nicolás Toselli seguirá con su carrera deportiva en Italia. El jugador de vóley formado en Trinitarios viajará en los próximos días a la península europea para sumarse al equipo de Messaggerie Bacco Volley Catania, que juega en la A2 de aquel país.

Toselli, punta receptor formado en Trinitarios, emigró como juvenil a Club de Amigos y luego tuvo presencias en Lechuzas Villa María (A1), Biblioteca Rivadavia (A2), Puerto San Martín, Echagüe de Paraná, Universidad de La Matanza y el año pasado jugó en la Liga Alemana (Bundesliga Voleys) en el equipo Volleyball TV Ingersoll Bühl, de la ciudad de Bühl, Baden-Wurttemberg.

Pochoclo, como todos los llaman, comentó a EL DIARIO que “me llamaron hace unas semanas y como ya me venía preparando para jugar este año en Trinitarios me gustó la propuesta y acepté. Estuve en Bühl, en Alemania y compartí equipo con Juani Finoli (con paso por varios equipos de la Liga Argentina). Fue complicado adaptarme, fundamentalmente por lo difícil del idioma. En el equipo nos comunicábamos en inglés, pero no era fácil, ya que había jugadores de siete países distintos”.

“Ahora me llamaron del Catania y voy a prueba por un par de meses. Voy a llegar para los playoffs de la Liga y la idea del club es buscar nacionalizarme para que no ocupe plaza de extranjero. Mis abuelos nacieron en el sur de Italia, cerca de Catania, por lo que no será tan complicado conseguir los trámites para la doble ciudadanía”, contó el villamariense.

“Por suerte la adaptación con el idioma será más sencilla en esta oportunidad. El italiano es más fácil de entender. Si todo va bien me quedaré en aquel país luego de completar esta fase.

Con 23 años (nació el 23 de noviembre de 1994, Nicolás vuelve a probarse en el Viejo Continente, ahora cambia de aires, pero mantiene los mismos sueños.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus