Edicion: 22 de Diciembre de 2014
Hoy en Tapa de Papel | Ediciones Anteriores
NOTICIAS SUPLEMENTOS SERVICIOS CONTACTO QUIENES SOMOS
Portada  »  Policiales/Judiciales  »  Juzgan aberrante caso que ocurrió en Arroyo Algodón
17 de Mayo de 2013
Lo acusan de violar y embarazar a una menor discapacitada
Juzgan aberrante caso que ocurrió en Arroyo Algodón
Ramón Cáceres, de 62 años, está sospechado de haber abusado sexualmente de una nena de 13, de su entorno familiar, que padece un retraso mental. Ayer declararon cinco testigos y hoy comparecerán otros cuatro, previo a los alegatos y la sentencia
Compartir Compartir Imprimir
El fiscal Márquez (a la derecha) y el defensor Lavisse tendrán hoy posiciones encontradas en sus alegatos y Cáceres puede recibir una dura sanción, o ser absuelto y recuperar la libertad

 

La Cá­ma­ra del Cri­men de Vi­lla Ma­ría co­men­zó a  juz­gar ayer a un ve­ci­no de Arro­yo Al­go­dón, acu­sa­do de ha­ber vio­la­do y em­ba­ra­za­do a una me­nor de 13 años, in­te­gran­te de su en­tor­no fa­mi­liar, que pa­de­ce una dis­ca­pa­ci­dad men­tal.
Se tra­ta de Ra­món El­vio Cá­ce­res, de 62 años de edad, quien com­pa­re­ce pri­va­do de la li­ber­tad, im­pu­ta­do co­mo pre­sun­to au­tor de “abu­so se­xual con ac­ce­so car­nal agra­va­do”, un de­li­to que es re­pri­mi­do con pri­sión de ocho a 20 años, a te­nor de lo es­ta­ble­ci­do por el ar­tí­cu­lo 119, cuar­to pá­rra­fo, in­ci­so “b”, del Có­di­go Pe­nal de la Na­ción (ver “Qué di­ce la ley”).
Cá­ce­res se en­cuen­tra de­te­ni­do des­de el 13 de mar­zo del año de 2012, po­co des­pués de que una pro­fe­sio­nal del Hos­pi­tal Re­gio­nal Pas­teur, que tam­bién tra­ba­ja co­mo mé­di­ca po­li­cial, cons­ta­ta­ra que la pe­que­ña es­ta­ba em­ba­ra­za­da.
El ca­so sa­lió a la luz cuan­do la ma­dre de la me­nor lle­vó a su hi­ja al no­so­co­mio pú­bli­co de ca­lle Men­do­za y, tras de­tec­tar­se que se ha­lla­ba en es­ta­do de gra­vi­dez, de­nun­ció al su­pues­to vio­la­dor an­te los efec­ti­vos po­li­cia­les que ha­bían si­do con­vo­ca­dos por la mé­di­ca.
Ni bien se dio in­ter­ven­ción a la Jus­ti­cia, el fis­cal Da­niel Del Vö or­de­nó el alla­na­mien­to de la vivienda ubi­ca­da en ca­lle Cór­do­ba s/n de Arro­yo Al­go­dón, don­de se con­cre­tó la de­ten­ción del sos­pe­cho­so, quien tra­ba­ja­ba en una fá­bri­ca de que­sos de la zo­na.
Lo sor­pren­den­te del ca­so es que no hay nin­gu­na prue­ba ge­né­ti­ca que in­cri­mi­ne a Cá­ce­res, por­que por cau­sas que has­ta el mo­men­to se des­co­no­cen, no se rea­li­zó nin­gu­na pe­ri­cia de ADN.
Si bien el pro­ce­so oral se rea­li­za a puer­tas ce­rra­das por tra­tar­se de un he­cho de ins­tan­cia pri­va­da (que ade­más tie­ne co­mo pre­sun­ta víc­ti­ma a una me­nor de edad), pu­do sa­ber­se que en la vís­pe­ra de­cla­ra­ron cin­co tes­ti­gos.
El juez Re­né Gan­da­ri­llas, el fis­cal Fran­cis­co Már­quez, el abo­ga­do bell­vi­llen­se Fran­cis­co La­vis­se y la se­cre­ta­ria Ga­brie­la Sanz es­cu­cha­ron los tes­ti­mo­nios de la de­nun­cian­te (ma­dre de la cria­tu­ra), de la mé­di­ca que cons­ta­tó el em­ba­ra­zo, de una asis­ten­te so­cial, de una ve­ci­na al­go­do­nen­se y de una tía de la víc­ti­ma.
Pa­ra hoy, en tan­to, es­tá pre­vis­to que com­pa­rez­can otros cua­tro tes­ti­gos. Con­clui­da la eta­pa de re­cep­ción de prue­bas, for­mu­la­rán sus ale­ga­tos el fis­cal de Cá­ma­ra y el de­fen­sor de Cá­ce­res y se es­ti­ma que pa­sa­do el me­dio­día o du­ran­te las pri­me­ras ho­ras de la tar­de se co­no­ce­rá el ve­re­dic­to.
 
Un ca­so tes­ti­go
 
El es­tre­me­ce­dor ca­so de abu­so que se ven­ti­la en los Tri­bu­na­les lo­ca­les de­ri­vó en el pri­mer abor­to no pu­ni­ble rea­li­za­do en la pro­vin­cia de Cór­do­ba, tras el fa­llo de la Cor­te Su­pre­ma de Jus­ti­cia de la Na­ción so­bre los al­can­ces del ar­tí­cu­lo 86 del Có­di­go Pe­nal, que es­ta­ble­ce que no se­rá cas­ti­ga­da la in­te­rrup­ción de un em­ba­ra­zo pro­duc­to de una vio­la­ción y que no es ne­ce­sa­rio el pe­di­do de au­to­ri­za­ción por par­te de los mé­di­cos.
El mis­mo día que Cá­ce­res era de­te­ni­do en su casa de Arro­yo Al­go­dón, el má­xi­mo tri­bu­nal de Jus­ti­cia de la Ar­gen­ti­na re­sol­vía que las mu­je­res vio­la­das, sean nor­ma­les o in­sa­nas, po­drán prac­ti­car­se un abor­to sin ne­ce­si­dad de au­to­ri­za­ción ju­di­cial pre­via ni te­mor a su­frir una pos­te­rior san­ción pe­nal. Tam­bién que­da­ba exen­to de cas­ti­go el mé­di­co que prac­ti­que la in­ter­ven­ción quirúrgica.
La sen­ten­cia, que sen­tó ju­ris­pru­den­cia en un te­ma que ge­ne­ra cons­tan­tes de­ba­tes, se dic­tó en el ca­so de una ado­les­cen­te de 15 años que ha­bía si­do abu­sa­da por su pa­dras­tro, un ofi­cial ma­yor de la Po­li­cía de Chu­but.
En 2010, la jo­ven­ci­ta, que fi­nal­men­te se so­me­tió a la ope­ra­ción, fue exi­mi­da de pe­na por el Su­pe­rior Tri­bu­nal de esa pro­vin­cia y el 13 de mar­zo del año pa­sa­do la Cor­te Su­pre­ma con­fir­mó aque­lla de­ci­sión.
Con res­pec­to a la me­nor de Arro­yo Al­go­dón, el abor­to se prac­ti­có en los úl­ti­mos días ma­yo de 2012, en la Ma­ter­ni­dad Pro­vin­cial.
 
Qué di­ce la ley
 
Ar­tí­cu­lo 119: “Se­rá re­pri­mi­do con re­clu­sión o pri­sión de seis me­ses a cua­tro años el que abu­sa­re se­xual­men­te de per­so­na de uno u otro se­xo cuan­do és­ta fue­ra me­nor de 13 años o cuan­do me­dia­re vio­len­cia, ame­na­za, abu­so coac­ti­vo o in­ti­mi­da­to­rio de una re­la­ción de de­pen­den­cia, de au­to­ri­dad, o de po­der, o apro­ve­chán­do­se de que la víc­ti­ma por cual­quier cau­sa no ha­ya po­di­do con­sen­tir li­bre­men­te la ac­ción.
La pe­na se­rá de cua­tro a 10 años de re­clu­sión o pri­sión cuan­do el abu­so por su du­ra­ción o cir­cuns­tan­cias de su rea­li­za­ción, hu­bie­re con­fi­gu­ra­do un so­me­ti­mien­to se­xual gra­ve­men­te ul­tra­jan­te pa­ra la víc­ti­ma.
La pe­na se­rá de seis a 15 años de re­clu­sión o pri­sión cuan­do me­dian­do las cir­cuns­tan­cias del pri­mer pá­rra­fo hu­bie­re ac­ce­so car­nal por cual­quier vía.
En los su­pues­tos de los dos pá­rra­fos an­te­rio­res, la pe­na se­rá de ocho a 20 años de re­clu­sión o pri­sión si (…) el he­cho fue­re co­me­ti­do por as­cen­dien­te, des­cen­dien­te, afín en lí­nea rec­ta, her­ma­no, tu­tor, cu­ra­dor, mi­nis­tro de al­gún cul­to re­co­no­ci­do o no, en­car­ga­do de la edu­ca­ción o de la guar­da”.

Otras notas de la seccion Policiales/Judiciales
  • Heridos en dos colisiones
  • Murió una septuagenaria en un choque
  • ACCIDENTE EN LA AUTOPISTA
  • Choque, vuelco y fuga en la 158
  • Detuvieron a un santafesino que era buscado por un robo


  • Humor
    Noticias » Locales » Regionales » Policiales y Judiciales » Deportes » Culturales » Especiales » Opiniones
    Suplementos » Tiempo de Salud » Arquitectura » Fotogramas » Horas Libres » Rural » Cultura » Viajes » Picado » Semillero
    Archivo formato anterior » 2001 » 2002 » 2003 » 2004 » 2005 » 2006 » 2007 » 2008
    Servicios » Cartelera » Fúnebres » Enlaces útiles » Telefonos útiles » Clima » Juegos de Azar » Noticias RSS » Videos El Diario » Blogs Locales
    REPORTÁ UNA NOTICIA

    Si tenés una noticia comunicate
    E-mail: lector.escribe@eldiariocba.com.ar
    Teléfono: 0353-4523976 (Redacción)
    PUBLICIDAD

    E-mail: publicidad@eldiariocba.com.ar
    Teléfono: 0353-4523976 (Publicidad)
    Celular: 0353-154199702
    NUESTROS DATOS

    El Diario del Centro del País es editado por la Cooperativa Comunicar en Periodistas Argentinos 466/474, ciudad de Villa María, República Argentina
    Teléfonos: 0353-4523976 y 0353-4613126
    E-mail: eldiario@eldiariocba.com.ar

    Copyright 2008-2014 Cooperativa Comunicar.   WfxGroup - Administracion de publicidad para sitios de alto trafico - Villa Maria - Cordoba WfxGroup - Diseño y programacion Web - Villa Maria - Cordoba