Ocho detenidos por robos, drogas y otros ilícitos en siete operativos

Allanamientos al por mayor en distintos barrios de Villa María, Villa Nueva y Arroyo Cabral

La Policía de la Provincia tuvo un viernes muy fructífero. Realizó varios arrestos y recuperó numerosos objetos que habían sido sustraídos en lo que va de junio en esta ciudad. Además fue apresado un vecino cabralense con marihuana

Ocho hombres con edades comprendidas entre los 22 y los 51 años fueron apresados ayer en esta ciudad (seis), Villa Nueva (dos) y Arroyo Cabral (dos), en siete procedimientos realizados por efectivos de la Policía de la Provincia, los que permitieron esclarecer varios hechos delictivos cometidos en los últimos días.

Durante los allanamientos se secuestraron tres motos, una bicicleta, dos teléfonos celulares, más de 300 gramos de cogollos de marihuana, semillas de cannabis sativa, dos notebooks, artículos del hogar, herramientas, dinero en efectivo y otros elementos, la mayoría de ellos relacionados con distintos hechos de robo.

En casi todos los casos tomó intervención la Fiscalía de Instrucción del Segundo Turno de los Tribunales villamarienses, donde se tramitan las causas penales que se investigan.

 

En moto robada

De acuerdo con la profusa información oficial difundida en la víspera por la Unidad Departamental General San Martín, la seguidilla de operativos policiales comenzó a la 1.40 de la madrugada en barrio San Juan Bautista, donde personal de la Patrulla Preventiva interceptó el paso de una motocicleta marca Zanella ZB 110 de color negro que circulaba por calle Piedras, entre Mercedarios y calle pública que era conducida por un muchacho de 26 años.

Al consultar con la Central de Comunicaciones sobre el número de motor del rodado en cuestión, se estableció que tenía pedido de secuestro desde el pasado 6 de junio, por haber sido robado.

Por esa razón y acusado como presunto autor de “encubrimiento”, se procedió a la detención del motociclista, quien registra domicilio en Aguirre Cámara y Mercedarios, a pocas cuadras del lugar donde fue apresado.

 

Asaltantes callejeros

En tanto, a las 7.45 de la mañana, efectivos de la División Investigaciones, con la colaboración de personal de la Patrulla Preventiva, realizaron dos allanamientos simultáneos en domicilios ubicados en calle Rawson al 200 y en la esquina de Intendente Poretti y Ramiro Suárez, en los barrios Roque Sáenz Peña y Felipe Botta, respectivamente.

En el primero de los inmuebles fue detenido un hombre de 38 años y en el restante un joven de 26, quienes están acusados como presuntos coautores de “robo calificado” por un asalto callejero ocurrido el lunes pasado en el primero de los barrios mencionados.

Allí, dos sujetos que se conducían en una moto interceptaron a un adolescente de 15 años y, bajo amenazas de muerte con un arma de fuego, le sustrajeron su teléfono celular.

En los operativos, la Policía procedió a secuestrar el teléfono sustraído y distintas prendas de vestir que habrían utilizado los delincuentes al momento de perpetrar el robo.

 

En Villa Nueva

También a primera hora de la mañana de la víspera, personal de la División Investigaciones de la Departamental, pero en este caso junto a efectivos de la Comisaría de Villa Nueva, procedió a diligenciar una orden de allanamiento en una vivienda de calle San Luis al 200, en barrio La Floresta de la vecina ciudad.

En el inmueble en cuestión fue detenido un joven 22 años, acusado de haber intervenido en dos arrebatos callejeros cometidos el domingo pasado.

Uno de los hechos se produjo a las 6.30 de la mañana en las inmediaciones de Bolívar y Carlos Pellegrini, en barrio Rivadavia de Villa María, donde resultó damnificada una mujer de 42 años.

El otro atraco ocurrió a las 10, en la zona de Comercio e Independencia, en barrio Florida de Villa Nueva, y la víctima fue otra mujer de 58 años.

Además de detener al sospechoso, la Policía secuestró prendas de vestir relacionadas con ambos episodios.

 

De todo un poco

Ya en horas del mediodía de ayer, efectivos de la División Investigaciones realizaron otros dos allanamientos simultáneos en domicilios ubicados sobre las calles Aguirre Cámara y Mercedarios (en ambos casos, sin número), en barrio San Juan Bautista de Villa María, y se detuvo a un joven de 24 años, quien quedó alojado en sede policial como supuesto autor del delito de “encubrimiento”.

En los procedimientos se secuestraron nueve platos, una licuadora, una multiprocesadora, un colchón de dos plazas y media, un acolchado, un juego de sábanas, cortinas y prendas de vestir varias, elementos relacionados con un robo ocurrido el domingo pasado en una vivienda de Pastor Oviedo y Figueroa Alcorta, en barrio Los Olmos de esta ciudad.

También se incautó una batería de 12 voltios y un cargador de baterías, objetos que fueron sustraídos el viernes 8 del corriente mes en una vivienda de calle Malvinas Argentinas al 2800.

Asimismo, se recuperó una bicicleta marca Kawasaki de color verde, la cual había sido robaba el jueves pasado en un inmueble de calle Figueroa Alcorta al 800.

En tanto, se secuestró una moto Guerrero Trip de color azul que tenía pedido de secuestro desde el sábado 9, tras haber que fuera sustraída desde el patio de una vivienda de calle Pasteur al 1000.

Finalmente, se procedió al secuestro de un destornillador eléctrico en su estuche y dos cajas metálicas que contenían herramientas varias, elementos sobre los cuales se está tratando de establecer su procedencia.

 

Por una bicicleta

También durante la jornada de ayer, efectivos de la División Investigaciones, con la colaboración de personal de la Patrulla Rural, allanaron un domicilio de calle Carlos Gardel al 1100, en barrio 76 Viviendas de esta ciudad, donde detuvieron a un hombre 37 años sospechado de estar relacionado con la sustracción de una bicicleta frente a la escuela Rivadavia.

El rodado en cuestión, marca Venzo, fue recuperado el martes pasado en una vivienda de barrio Felipe Botta.

 

En una vivienda cabralense se incautó marihuana en diferentes formas

En Arroyo Cabral

Por otra parte, a partir de las 10 de la mañana de ayer, personal de la Subcomisaría de Arroyo Cabral realizó un allanamiento ordenado por el juez de Paz del pueblo, con intervención de la Fiscalía de Instrucción del Segundo Turno, en una vivienda de calle 25 de Mayo al 500, en la vecina localidad.

Allí fue detenido un sujeto de 30 años luego de secuestrarse  332 gramos de cogollos de marihuana, una “tuca” del mismo alucinógeno, dos ramas de planta de marihuana de un metro y medio cada una, un picador de marihuana, papel para armar cigarrillos, 54 semillas de cannabis sativa, un teléfono celular, dos notebooks y 2.500 pesos en efectivo.

Poco después se hizo presente en el lugar una comisión de la Fuerza Policial Antinarcotráfico (FPA), que procedió al traslado del sospechoso, quien quedó imputado por infracción a la Ley Federal de Estupefacientes Nº 23.737.

Una hora antes, efectivos de la misma dependencia cabralense allanaron un inmueble situado en calle Almafuerte al 600, donde arrestaron a un hombre de 51 años y secuestraron un revólver calibre 22 marca Passer, sin cartucho.

El sospechoso quedó a disposición de la Justicia local, imputado como presunto autor del delito de “tenencia ilegal de arma de fuego”­­.

 

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus