Pagaron “rescate” a un hacker por su sistema de venta prepago

La conferencia fue encabezada por el presidente Montenegro (al centro). Foto gentileza de Mario Cena-FM Joven

La entidad se vio en la situación de abonar 50 mil pesos (en dinero virtual) a un desconocido que bloqueó el sistema operativo que utilizan para la venta prepaga de energía. De esta manera salvaron el problema, pero, pese a que cuidaron que no trascendiera, se desató la polémica. Todo se normalizó ayer

La conferencia fue encabezada por el presidente Montenegro (al centro). Foto gentileza de Mario Cena-FM Joven

La Cooperativa de Obras y Servicios Públicos de Oliva debió pagar un “rescate” de 50 mil pesos a un hacker que bloqueó el sistema de venta de energía prepaga de la entidad.

Todo sucedió el lunes y poco trascendió hasta que el presidente de la entidad, Raúl Montenegro, confirmó los hechos que causaron la interrupción del suministro en un porcentaje de la población (incluidos comercios) y que luego de algunas idas y vueltas ayer se vio normalizado.

Tal los datos recabados, el sistema informático de venta prepaga de energía se vio hackeado. Este sistema no habría contado con el back up de respaldo necesario para este tipo de “imprevistos”, por denominarlos de alguna manera. Habría estado desactualizado y no suplió su rol en este caso, se desprende de las explicaciones vertidas desde los directivos. Además, al no poder comercializarla, algunos usuarios sufrieron cortes e incertidumbre, hasta que la empresa de la economía social encontró una alternativa para poder brindar el servicio (aunque no especificaron si pudiendo facturarlo).

Mientras tanto, el hackeador hizo saber mediante un correo electrónico a la misma cooperativa, su víctima, sobre sus intenciones. Dio aviso de los problemas generados haciéndose responsable y solicitó una recompensa a cambio de cesar en su cometido. La cifra no fue en moneda corriente ni dólares ni pesos ni reales. El hacker pidió, según trascendió, cuatro bitcoins (dinero virtual), entraron en ese “tire y afloje” más campechano y terminaron acordando en 2,5 bitcoins, trascendió. Cada bitcoin estaría valuado en 1.200 dólares, por lo que el chantaje terminó con la entrega de 50 mil pesos por parte de la Cooperativa.

 

Vulnerabilidad

Patricia Córdoba, una de las ingenieras en Sistemas responsables de estas cuestiones en la Cooperativa de Servicios junto a su par Martín Lástrico, dijo en declaraciones a Canal 3 Oliva que “existe un sistema que está en la sede de la entidad, pero además hay tres puestos de venta de energía prepaga en la ciudad, tres puertos que significan puertas abiertas a estas acciones (de hackeo), lo que puede explicar la vulnerabilidad”.

Desde la Cooperativa también indicaron que “el porcentaje de usuarios del sistema de energía prepaga es bajo, ya que se trata de una modalidad bastante o relativamente nueva”. Y ratificaron que “hoy jueves (por ayer) ya está todo normalizado”.

 

Confirmando

Las confirmaciones en cuestión de lo sucedido se fueron dando a partir de la conferencia de prensa que ofrecieron autoridades de la Cooperativa por la quita de un segundo subsidio en lo que va del año (el primero fue en febrero) por parte del Gobierno nacional. En ese marco, los cooperativistas también anunciaron que redujeron los costos operativos de un 25% (en la factura) a un 15%, lo que se transforma en un 10% a favor de los usuarios para compensar el impacto de una facturación que a partir de mayo no tendrá una compensación estatal (que rondaría el 40%).

 

En Pasco

Tal como llegó a las calles de Oliva el comentario, la Cooperativa de Servicios de Pasco también sufrió un hackeo de una parte del sistema informático. Así lo confirmó Lucas Rodríguez, gerente de la entidad, quien precisó que fue entre octubre y noviembre, en uno de los dos sistemas informáticos que utilizan, sin afectar el segundo, dedicado al suministro de energía prepaga.

“No afectaba la venta de los prepagos y como teníamos un back up no hubo problema. Nos enviaron algunos mails para que negociemos, hicimos la denuncia y los rechazamos. Nos pedían un dinero en bitcoins, una cifra de alrededor de 50 mil pesos, que era inviable pagar para la Cooperativa. Así que no pagamos y lo solucionamos”, narró Rodríguez.

Vale mencionar que además de las coincidencias en las cifra y la modalidad, la Cooperativa de Pasco también cuenta con otro puerto o puesto de venta en la localidad además del central en la sede, lo que también abre esa “puerta” de vulnerabilidad.

Cómo es que en Oliva se sabe de inmediato que algo similar había ocurrido poco tiempo atrás en Pasco, aparece en los avisos de demora que se presentarían en pasar el denominado “datacoop” a la Federación. Cuando desde la entidad olivense se comunicaron allá, les apuntaron el hecho sufrido por sus pares meses atrás.

¿Andan por la zona?

Un contador advirtió a EL DIARIO que estos hechos de hackeo se vienen reiterando en la zona y mencionó que a varias empresas privadas importantes les sucedió algo similar en sus cuentas, pero evitaron que saliera a la luz.

En ese sentido, ayer un gestor de Oliva realizó una transacción bancaria a través de homebanking, la que no pudo constatar en la cuenta del banco cuando se presentó personalmente. Allí no estaban los 120 mil pesos, a pesar de que quienes lo acompañaron también pudieron verificar la misma en la pantalla de la computadora donde había realizado la operación. En un lado estaba y en otro no…

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus