Panorámicas para todos

La Falda, epicentro del Valle de Punilla, cuenta con cantidad de propuestas a la hora de contactar al viajero con la naturaleza. Una de las más célebres es la caminata que lleva a La Banderita, en la esencia de la cadena de las Sierras Chicas. Cerro franquicia de la ciudad y alrededores, que con sus 1.350 metros de altura sobre el nivel del mar hace las veces de galardonado mirador, regalándole a todo aquel que se anime a domarle los lomos unas muy bonitas panorámicas de la ciudad, la Pampa de Olaén, el Camino del Cuadrado y otros íconos vecinos.

La excursión hasta la cima demanda unas dos horas de marcha (menos para los que tienen experiencia en trekking), conectando el centro del municipio con la cúspide de la montaña, bien al este de la ruta nacional 34 (columna vertebral del valle). En el esfuerzo, se salvan unos 600 metros de desnivel.

Todo comienza en plena médula urbana, en la avenida Edén. Con rumbo a donde sale el sol, hay que llegar al mítico Hotel Edén (símbolo máximo de estos pagos) y tomar una ruta de ripio que sale a la izquierda. Van subiendo las huellas, a medida que pasan por la laguna de Los Patos, y el ambiente cambia definitivamente el cemento por el verde, dulce verde.

A la altura de un espacio empleado como estacionamiento, el sendero se hace angosto y vital, sereno y salvaje y entre intenso follaje acompaña los versos del arroyito, internándose en las entrañas de la quebrada.

Tras ello, la aventura adquiere ribetes empinados, mientas los faldeos se van desnudando y mostrando una cara amplia. El sol, estremecedor, suele custodiar los sentires de propios y extraños, dichosos ante un cielo bonachón. La postal es bien cordobesa. Da gusto. Hace romper cadenas. Encanta.

 

Premios por coronar

En aquellas reflexiones se pierde el caminante, hasta llegar a destino. Es la corona del cerro La Banderita, desplegando a diestra y siniestra las bondades de esta parte de Punilla. Allí, señorial y primorosa, está La Falda, la avenida Edén y su movimiento, las siestas con aire puro, el trajín de la 34.

Allá, al oeste, la Pampa de Olaén, umbral hacia los abismos, las Sierras Grandes, la piedra y el pastizal. Incluso se sienten joyas como la cascada de Olaén, el río Pinto y la Cueva del Indio, la cascada Las Bandurrias, el dique La Falda y la más lejana Estancia Jesuítica de La Candelaria (Patrimonio de la Humanidad).

Más cercanos, los que levantan la mano son el Camino del Cuadrado y sus zigzagueos por las quebradas (conecta con Río Ceballos, en el Valle de las Sierras Chicas) y poblados hermanos como Valle Hermoso y Cosquín (al sur) y Huerta Grande, Villa Giardino y La Cumbre (al norte).

Bien hecho, Banderita. Gracias por traernos.  

 

La Falda “sale off”, del 18 al 24

Del lunes 18 al domingo 24 de septiembre, La Falda convida a los visitantes con el llamado “sale off”. Se trata de una semana de promociones especiales para turistas, con descuentos de hasta un 50% y cantidad de ofertas 2 x 1. Para más información, ingresar a: www.turismolafalda.gob.ar.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus