“Para confeccionar prendas, los alumnos parten de cuerpos reales”

Daniela Vargas Galarza de Ecuador presentó una colección inspirada en las tribus autóctonas de su país con tejidos naturales (foto A.B. Barragán y E. Conti)
Daniela Vargas Galarza de Ecuador presentó una colección inspirada en las tribus autóctonas de su país con tejidos naturales (foto A.B. Barragán y E. Conti)

Días atrás, se llevó a cabo en el Centro Favio el sexto desfile correspondiente a la Tecnicatura Superior de Diseño de Indumentaria y Complementos de la Escuela de Bellas Artes.

Bajo la denominación “Moda, arte más diseño” participaron más de 100 modelos y se lucieron 150 conjuntos en pasarela. En esta edición, a diferencia de años anteriores, primero y segundo año empezó a trabajar directamente con el diseño de autor.

“A veces cuesta encontrar un perfil auténtico en cada diseñador o diseñadora, por eso, quisimos darle oportunidades desde el arranque de la carrera en ese sentido. Nosotros les tendemos herramientas (desde la confección pero también del marketing, la publicidad, la fotografía), y forma técnica para que el día de mañana puedan ser independientes y ofrecer algo propio, más allá de que trabajen en firmas o empresas más grandes”, expresó a EL DIARIO Josefina Ancarani, una de las coordinadoras de la Tecnicatura junto a Valentina Moreyra.

De hecho, indicó, dentro de las cinco generaciones de egresados que cuenta la novel carrera, se encuentran diseñadores que tienen sus propias marcas como Flor Falco y Raúl De Haro, entre otros.

 

De talles especiales a estéticas exóticas

Entre las colecciones presentadas por alumnos avanzados, se pudieron destacar tres por sus respectivas singularidades.

Agustina Stuyck exhibió “Femmes en Sécurité” (mujeres seguras en francés), inspiradas en mujeres de su propia familia, de 40 a 60 años, con prendas de líneas holgadas, de formas rectas, mixtas y trapecio. Gimena Chiappero, en tanto, hizo lo propio con “Etérica-Médium”, que fuera muy aplaudida por apostar a los talles especiales, con colores como el azul y el gris (“divinidad y equilibrio”, según la autora). Daniela Varas Galarza, una estudiante de Ecuador que cursó en Villa María, sorprendió con “Nativos”, fusionando la estética de tribus autóctonas ecuatorianas con el estilo de prendas modernas, mediante el uso con conciencia ecológica de tejidos naturales (para ello utilizó palta, cúrcuma y laurel). Además, fue la única que incluyó modelos masculinos en el desfile.

Respecto a la siempre polémica relación de cuerpos y talles, Ancarani subrayó: “Los estudiantes siempre parten de un cuerpo real para la confección de prendas y colecciones. A veces parten de sus propios cuerpos o de jóvenes, pero también de distintos tipos de cuerpos, con caderas anchas, torsos más chicos. Sabrina Ferrero, por ejemplo, hizo todo su proyecto con trajes pequeños o ‘petit’”.

Cabe agregar que primer año, además, presentó una muestra de fotografías como su trabajo final, elaborada por la fotógrafa Annette Morale.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus