Para ordenar la ropa

Los colgadores de pared son elementos clásicos para sostener prendas de abrigo, bolsos o mochilas. El israelí Krif Schwalb creó estos en forma de cruz, de acero revestido en plástico de colores, después de observar los percheros tradicionales.

 

La simplicidad es uno de los grandes aliados de la funcionalidad, y esto queda reflejado en piezas como este sencillo organizador que la arquitecta Maayan Zusman diseñó para uno de sus proyectos, un panel coloreado con perforaciones en las que pueden colocarse tantos colgadores como se deseen.

El panel parece flotar sobre la pared de piedra gracias a un sistema de retroiluminación que además ayuda a arrojar claridad sobre las piezas, para una correcta elección de complementos a la hora de vestirse.

 

Los armarios empotrados no son la única opción y aquí se presenta una nueva solución: un armario que además ejerce como separador, el complemento perfecto para sectorizar sin dividir áreas o crear un mini vestidor.

 

Un estudio noruego creó este biombo-colgador de estructura de acero.

El panel izquierdo cuenta con una retícula de rombos con pequeñas clavijas para colgar prendas y el derecho con barras horizontales para colocar ropa plegada con un espejo.

Una buena opción para elegir el complemento y echar un último vistazo para decidir si es el adecuado antes de salir de casa.

 

El reciclaje está cada vez más presente en el diseño. Dar una segunda vida a materiales usados es uno de los objetivos principales de los diseñadores actuales.

Así surgen iniciativas como esta, que recupera velas usadas y materiales náuticos para transformarlos en mobiliario.

Este colgador se adapta a diferentes alturas y permite recoger las prendas colgadas de los ganchos, con un sistema de poleas y cabos recuperados.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus