El Diario del centro del país

Pasteur: la UCR pide que se tomen todos los recaudos

Un pasillo del Hospital Regional Pasteur en el momento en que se desploma el cielorraso y el agua comienza a hacer estragos en una zona de internación

Lo que mostró la tormenta

Con la firma de su presidente, Marcelo Barotto, el comité local de la Unión Cívica Radical se pronunció sobre la situación que se vivió en el Hospital Regional Pasteur durante la tormenta del miércoles pasado.

El texto enviado a El Diario dice lo siguiente: “El 20 de diciembre de 2014 se inauguró el nuevo Hospital Pasteur, una obra que costó 213 millones de pesos y que tardó casi 5 años en concluirse, cuando en realidad estaba presupuestada en $79 millones, con un plazo de ejecución de 14 meses.

Pero ya es costumbre argentina que se pague el triple y no se respeten los plazos de obras, como así tampoco es novedad la aparición de vicios constructivos, como el que se viralizó por la redes sociales y luego apareciera en todos los portales de noticias. Una lluvia torrencial de 30-40 milímetros desnudó una realidad que se repite y no tiene una solución de fondo.

Los desagües pluviales no serían el único inconveniente que tiene el Hospital, también la calefacción central no estaría cumpliendo con los requerimientos del edificio, quedando áreas como las sectores de Internados y Turneros expuestas a los vaivenes del clima.

Las puertas de acceso (de Personal, hall central, farmacia, Rehabilitación y Guardia) no cierran correctamente, de manera que no cumplen con la función de aislar las instalaciones del frío, del calor, del viento o la tierra.

Otro reclamo que se reitera es el de los trabajadores del sector Turnos, que carecen de barreras que los protejan de agentes patógenos.

Todas estas deficiencias no son nuevas o desconocidas y desde el propio Hospital hicieron los reclamos a los lugares pertinentes, pero nunca tuvieron repuestas. Más allá de las fallas que son visibles y de fácil constatación, es probable que haya otros vicios de construcción ocultos que requieren un relevamiento y estudio minucioso por parte de profesionales arquitectos e ingenieros, teniendo en cuenta que por los últimos hechos pudo haber pasado una catástrofe, cuando en las imágenes viralizadas se podía ver cómo caía el agua sobre el sistema eléctrico funcionando.

Nuestro objetivo es exponer los inconvenientes, que los propios trabajadores hacen públicos, para que la Provincia tome los recaudos necesarios para garantizar la integridad física de toda la comunidad hospitalaria, más allá de que esto no tendría que pasar, si las cosas se hubiesen hecho correctamente”.

Print Friendly, PDF & Email

En la misma categoría

Dieron casi ocho millones de pesos al municipio por abordaje en salud

Mercedes Dagna

Gill, sobre las multas por estacionamiento: lo decidirá el Juzgado

Juan Pablo Morre

Para Bustamante: “Se puso en serio peligro a los vecinos”

Juan Pablo Morre