Pena en suspenso y libertad para un sujeto por violencia de género

Dardo Nefle (foto de Facebook) y el juez Félix Martínez, quien le impuso la condena solicitada por las partes

Juicio abreviado – Las víctimas fueron su expareja y otros miembros de la familia

 Se trata de Dardo Nefle, un santafesino radicado en Villa María que recibió una condena de tres años de prisión de ejecución condicional y pudo salir de la cárcel luego de exactamente ocho meses. El caso se hizo público a través de las páginas de EL DIARIO

Michelle Márquez junto a su hijita y su cuñada, durante la nota que concedió a EL DIARIO en octubre pasado

Un hombre fue condenado ayer en la Cámara del Crimen local luego que confesara una serie de hechos delictivos cometidos en perjuicio de su exconcubina y de otros familiares de la víctima, quien en octubre pasado hizo público el problema que estaba padeciendo a través de las páginas de EL DIARIO.

Al cabo de un juicio de trámite abreviado, Dardo Ceferino Eusebio Nefle (37) recibió una pena de tres años de prisión en suspenso tras ser declarado culpable de “coacción reiterada” (dos hechos), “amenazas reiteradas” (dos hechos), “desobediencia a la autoridad reiterada” (tres hechos), “violación de domicilio reiterada” (dos hechos) y “lesiones leves calificadas por el vínculo”.

Nefle, nacido en la localidad santafesina de Vera el 10 de febrero de 1981, pero domiciliado en barrio Las Playas de esta ciudad, fue detenido el 13 de octubre pasado luego de proferir amenazas de muerte en contra de su expareja, Michelle Abigail Márquez (24); de su exsuegra, Claudia Godoy, y de la cuñada de la primera, Karen Villafañe.

En realidad, ese episodio fue el último de una serie de hechos de violencia familiar que comenzaron en febrero de 2015 y continuaron durante el transcurso del año pasado, incluidas las lesiones ocasionadas en perjuicio de la pequeña hija de Nefle y Márquez, de apenas 3 años, producidas cuando intentó llevarse a la criatura por la fuerza cuando estaba al cuidado de Villafañe.

De acuerdo con la acusación, que en la víspera quedó confirmada a través del fallo condenatorio, el primero de los sucesos denunciados por la joven se produjo cuando el irascible sujeto la llamó por teléfono y en tono amenazante le advirtió: “Te voy a quitar la nena. ¿Quién te pensás que sos que no me atendés el teléfono? Si no me das la bebé, yo me la voy a llevar a la tumba”.

El 17 de octubre del año pasado, apenas cuatro días después de que Nefle fuera detenido, Michelle habló con EL DIARIO para hacer pública la situación que venía padeciendo: “Estuve seis meses en pareja con él y hace dos años que estamos separados. En el transcurso de esos seis meses quedé embarazada y me separé justamente por su violencia. Desde Santa Fe, donde estaba él, me llamaba y me amenazaba que se iba a llevar a la bebé a la tumba”.

En aquella misma nota, la joven relató que su expareja “nunca le quiso poner el apellido” y que “recién a los siete meses la vino a conocer”.

Márquez añadió que “la primera vez que me quiso robar a la nena fue hace tres meses”, en referencia a julio de 2017. “Estaba con Karen (su cuñada) y con mi mamá, y después de eso le pusimos una orden de restricción”, detalló la denunciante, aunque aclaró que esa disposición no se cumplía porque Nefle estaba viviendo a solo tres cuadras de la familia.

A raíz de los hechos de violencia, la Justicia le dio a Michelle un botón antipánico a mediados del año pasado. “Me lo dieron después que me quiso chocar con el camión regador”, precisó la joven en aquella denuncia pública, y agregó: “Lo tuve que usar varias veces y siempre funcionó; el problema es que cuando viene la Policía, los vecinos lo esconden y no lo pueden encontrar”.

Ayer, al dictar sentencia, el camarista Félix Martínez dispuso que Nefle deberá cumplir una serie de reglas de conductas si quiere mantener la libertad. Principalmente, “abstenerse de mantener cualquier tipo de contacto” con algunas de las víctimas. Si incumple esa medida, quedará sin efecto la condicionalidad de la pena impuesta y la misma pasará a ser de cumplimiento efectivo.

Además del juez Martínez, intervinieron en la audiencia el fiscal Francisco Márquez, el abogado Eduardo Rodríguez y la secretaria Gabriela Sanz.

Previo al debate, el Ministerio Público y la Defensa habían acordado que iban a solicitar la pena finalmente impuesta si Nefle se declaraba culpable de todos los hechos, tal como estaban descriptos en la acusación.

Por el tiempo que el agresor llevaba detenido y carecer de antecedentes, la condena fue de ejecución condicional, lo que posibilitó que fuera liberado ni bien concluyó el juicio.

Nefle, quien al momento de ser detenido estaba trabajando para la “Cooperativa El Sol”, dijo que volverá a la pequeña localidad de Los Amores, en el norte de la provincia de Santa Fe, donde estuvo radicado la mayor parte de su vida y donde se encuentran sus padres y los familiares más cercanos.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus