Perdieron todo en un incendio y se activó una cadena solidaria

Edgar Mamani (centro), tesorero del Instituto Belgraniano, contó a EL DIARIO que tras el incendio ya se consiguió una cocina, camas, colchones y ropa, entre algunas otras cosas. Aún falta la entrega

La familia damnificada vive en James Craik, pero parientes villamarienses iniciaron una campaña para juntar donaciones y que puedan reequipar su casa

La mujer alcanzó a sacar a los chicos sanos y salvos, ninguno sufrió lesión alguna, pero materialmente la pérdida fue total

El Instituto Belgraniano villamariense, junto con el Club de Leones y el Consejo Profesional de Ciencias Económicas (CPCE) y la Cruz Roja, iniciaron una cadena solidaria, con el fin de ayudar a una familia que el martes sufrió el incendio de su casa en James Craik y la pérdida de todos sus bienes materiales.

El martes por la tarde, la hermana de una de las damnificadas contactó al doctor Edgar Mamani, actual tesorero y pasado presidente del Instituto Belgraniano local, para ponerlo al tanto de la situación, e inmediatamente se inició la campaña: “Me contó que cerca del mediodía un familiar de ella que vive en James Craik sufrió el incendio de su casa. La mujer estaba con sus dos hijos de 4 y 7 años, el marido no se encontraba en el hogar en ese momento. Aparentemente hubo un desperfecto eléctrico en una habitación que estaba desocupada y cerrada. Cuando sienten el olor y van a abrir la puerta se generó una llamarada y se descontroló el incendio en unos segundos. Suele pasar porque al estar cerrada la habitación no tiene oxígeno y cuando abrieron se oxigenó y se incendió todo”, relató a EL DIARIO.

La mujer alcanzó a sacar a los niños sanos y salvos, ninguno sufrió lesión alguna, pero materialmente la pérdida fue total: “Quedó todo destruido. Por eso la hermana me pidió ayuda para conseguir ropa. Allí le expliqué que en estos casos si hacían falta más cosas podíamos gatillar la campaña completa entre las instituciones para que la gente aporte todo lo que pueda”.

“Así que hicimos eso, pedimos todos los datos y hablé con el presidente del Instituto Belgraniano (Fernando Lanfranco) y ahí se puso en contacto con el Club de Leones y el CPCE. Son varias instituciones que siempre colaboran en estos casos y cada uno desde su lugar aportó y difundió”, agregó.

La dueña de casa se llama Tamara Juncos, de 24 años.

 

Ropa para los niños, el principal pedido

Varias personas ya se han contactado y han hecho la promesa de donar camas, colchones, algo de vajilla, ropa y una cocina: “Hay varias cosas que se han conseguido, ahora hay que concretar la entrega”.

La dirección a donde llevar las donaciones es bulevar Sarmiento 2318, Departamento 1. El teléfono de contacto es (0353) 154279417.

La hermana de la damnificada, Catalina Juncos, es la encargada de recibir las donaciones en su hogar de Villa María, para luego trasladarlas hasta James Craik.

Si bien la casa incendiada por el momento está inhabitable, la familia está recibiendo contención y se hospeda en la casa de un pariente.

“Lo que ellos requerían con más urgencia era ropa, pero ya algo les ha llegado. Tienen un poco para estas primeras horas y ya con los días está llegando más. Hoy por la tarde van a recibir otras tandas”, destacó.

Además del CPCE, que ayer hizo una colecta por la tarde para llevar hasta la ciudad vecina, la Cruz Roja local también sumó voluntarios para difundir esta campaña.

 

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus