Pericia psiquiátrica determinó que Cingolani “es inimputable”

René Bosio, fiscal del Tercer Turno

El hombre que está acusado por la muerte de la criatura de Tío Pujio “no fue capaz de comprender sus actos ni dirigir sus acciones”. En tanto, la autopsia arrojó que el deceso se produjo por una “falla multisistémica”. Profundizarán la investigación

René Bosio, fiscal del Tercer Turno

La pericia psiquiátrica realizada a Mariano Angel Gutiérrez Cingolani (30), el hombre que está sospechado de haber causado la muerte de Luna Viera (5) el pasado 19 de julio en Tío Pujio, determinó que “no pudo comprender la criminalidad de sus actos ni dirigir sus acciones”, por lo que -en principio- se trata de una persona inimputable.

Sin embargo, a los efectos de profundizar la investigación y despejar cualquier tipo de dudas, el fiscal que instruye la causa, René Bosio, ordenó ayer mismo que el presunto homicida sea sometido a una segunda pericia psiquiátrica, además de solicitar un examen genético.

La noticia sobre la inimputabilidad de “Marianito” (tal como se lo conoce en el pueblo, pese a tratarse de un adulto) fue difundida anoche a través de la página web del Ministerio Público Fiscal de Córdoba, en la que se informó escuetamente sobre el resultado de los estudios realizados.

“La primera pericia realizada indica que Cingolani no es capaz de comprender sus actos de conducta, aunque en base a nuevos elementos y registros de la historia clínica el fiscal Bosio ordenó que se realicen nuevos exámenes”, señala el portal mpfcordoba.gob.ar y agrega que “se espera el informe de Anatomía Patológica que complemente el resultado de la autopsia realizada”.

“Esos estudios permitirían precisar la causa eficiente que motivó la ‘falla multisistémica’ que dio muerte a Luna”, añade el sitio de Internet y concluye señalando que “el fiscal solicitó pruebas genéticas que den mayores precisiones sobre los hechos que se investigan”.

Ante ello, EL DIARIO se comunicó con Bosio, quien confirmó la noticia sobre la inimputabilidad, aunque aclaró que había ordenado “la realización de una nueva pericia psiquiátrica en base a todos los elementos obrantes en la causa (pruebas testimoniales, registro de historia clínica, resultado de autopsia y los informes químicos, entre otros), y todos los estudios neurológicos necesarios a los efectos de poder dictaminar nuevamente”.

El fiscal señaló que en la pericia realizada a Cingolani “se observaron elementos psicopatológicos compatibles con insuficiencia de sus facultades mentales, por lo cual se considera que, al momento del hecho, no habría podido comprender sus actos ni dirigir sus acciones”.

 

Sobre la autopsia

Con respecto a la autopsia realizada a la criatura, los forenses concluyeron que Luna murió como consecuencia de un “fallo multiorgánico” que afectó los sistemas respiratorio, cardiovascular, renal, cerebral, etcétera, aunque todavía no se pudo determinar con exactitud por qué se produjo su deceso, es decir la mecánica del episodio que provocó su fallecimiento.

“El mecanismo que llevó a ese fallo todavía se está analizando. Estamos esperando las conclusiones de los estudios realizados sobre las muestras de Anatomía Patológica para poder determinar la causa que generó ese fallo multisistémico”, explicó el fiscal.

Además, Bosio dijo que solicitó un examen de ADN que le permitiría conocer mayores precisiones sobre los hechos que se investigan, aunque declinó dar mayores precisiones al respecto.

 

No fue golpeada

El mismo día del hecho, al ser demorado por la Policía, Cingolani relató entre sollozos que había golpeado a la niña porque le estaba “robando naranjas” de un árbol ubicado en la vivienda contigua a la suya, pero el resultado de la autopsia echa por tierra con la explicación esgrimida por el acusado y plantea un nuevo escenario.

Por razones sanitarias y de seguridad, Cingolani se encuentra alojado en el Hospital Aurelio Crespo de la ciudad de Cruz del Eje, donde quedó internado con custodia a cargo de personal del Establecimiento Penitenciario Nº 10 ubicado en esa misma localidad del noroeste cordobés.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus