El Diario del centro del país

PEUAM: “Las ganas de seguir aprendiendo son permanentes”

El programa que cobija a los adultos mayores lleva ya 20 años y ha logrado pertenencia en la comunidad

Programa de Extensión Universitaria para Adultos Mayores – Ya se encuentran abiertas las inscripciones

A partir de hoy el Instituto de Extensión Universitaria convoca a todos los adultos mayores que quieran sumarse a los diferentes talleres disponibles en su sede de Santiago del Estero 1365

Desde hace 20 años el Programa de Extensión Universitaria para Adultos Mayores (PEUAM) viene generando espacios y alternativas para los más grandes de la familia.

Desde hoy comienzan las inscripciones anuales y los interesados pueden dirigirse al Instituto de Extensión de la Universidad Nacional de Villa María (UNVM) ubicado en calle Santiago del Estero 1365 y enterarse de las diferentes propuestas que hay programadas para este 2019.

Respecto a todo lo que se viene llevando adelante desde su organización, Adriana Rochetti, directora de Desarrollo Social y Cultural de dicho ente que depende de la casa de altos estudios, dialogó con un periodista El Diario.

Entre otros datos aseguró que son “más de 300 personas las que se ubican en diferentes propuestas que poseen ejes Artístico-expresivo, de Cultura general y de Cuidado de la Salud”.

En ese mismo sentido, es importante destacar que el menú es por demás atractivo ya que se presentan actividades que tienen que ver con talleres del baile (folclore, salsa y tango); idiomas (inglés, italiano, portugués y alemán); las artes aparecen con pintura, fotografía y lectura oral; espacios para agilizar la mente (ágil-mente) y espacios psicológicos, además de gimnasia en el agua, entre otras.

Al momento de ser consultada por la eficiencia del programa, la entrevistada destacó que “el PEUAM responde a las necesidades propias de esta etapa de la vida y las actividades que se desarrollan no son casuales. Tienen un sentido que es con el cuidado y la prevención de la salud y del deterioro cognitivo. Es decir, van acompañando un proceso de las personas y se brindan actividades específicas”, dejando en claro que la elección de contenidos no es azarosa.

En ese mismo tono también valoró la labor de la universidad, ya que, según sus palabras, es quien “ha sostenido y le garantiza a las actividades la continuidad, la responsabilidad con la que se dictan y el entorno” en donde se desarrollan.

Respecto a los asistentes, Rochetti destaca que tienen un cobijo tal que les genera un sentido de afecto. “Esto muestra una coherencia en el trabajo y es eso lo que le ha dado la pertenencia en la comunidad” sostuvo.

Es importante destacar que los profesionales encargados de los más de 30 talleres, también son parte de la coordinación de las actividades que se brindan.

Otra cuestión a saber es que para acceder no es necesaria ninguna preparación ni estudio previo (siempre con una idea de integración).

La producción de los adultos mayores también es lo valorable y rescatable del programa, ya que las presentaciones que se llevan adelante siempre son un aliciente. “Las ganas de seguir aprendiendo son permanentes”, enfatizó la directora.

 

Durante todo el año

“Si bien hoy comienzan a anotarse, las inscripciones no se cierran nunca”, explicó. “Las personas pueden ingresar en cualquier momento del año. La modalidad taller deja esa alternativa. Pero, por un ordenamiento, inscribimos porque en algunos talleres tenemos cupo de personas delimitado por el espacio físico”.

 

Inscripción y costos

Las personas que deseen sumarse, pueden acercarse al edificio de Extensión Universitaria y solicitar asesoramiento respecto a las disciplinas y horarios.

El costo de la inscripción es de 350 pesos y los talleres, por su parte, tienen una base de 400 pesos mensuales.

Al momento de anotarse para las actividades físicas, los miembros deberán llenar un formulario de salud que debe ser completado por el médico de cabecera correspondiente.

Respecto a lo económico, la encargada destacó que la cuestión de la cuota “no es excluyente; ya que tenemos un sistema de becas, exenciones o de media exención de acuerdo a una entrevista con el trabajador social y según lo que puedan pagar algunas personas” explicó.

A la vez, valoró que “la UNVM cubre una parte de los equipos técnicos, profesionales e infraestructura pero no el 100%; por lo cual las personas deben hacer un acompañamiento económico para un sostenimiento”.

Siempre hablando del valor del aporte, aclaró: no porque esto nos alcance, sino que es una parte. El resto es un esfuerzo importante de la universidad. No solamente es lo que se hace en el PEUAM, sino que también hay viajes, presentaciones, alquiler de sonido y demás que son erogaciones importantes”, cerró.

Print Friendly, PDF & Email

En la misma categoría

“Córdoba tiene una gran deuda social”

Alexis Loudet

Reclama al banco porque desde hace meses le retienen el 100% del sueldo

Noemí Bramardo

“Acá no van a ser un número”

Noemí Bramardo