El Diario del centro del país

Piden un impuesto de emergencia

Los concejales se reunieron al mediodía de ayer con los taxistas

Concejales recibieron a los taxistas – La reunión había sido solicitada a través de una nota a principio de mes

Se trata de una reducción de tasas hasta abril del año próximo, desde el oficialismo anticiparon que será muy difícil su aplicación

Una vez más, los taxistas llevaron su reclamo al Concejo Deliberante. Los representantes de agencias y de la Federación de Conductores de Taxis fueron recibidos ayer al mediodía por los bloques, luego de que a principios de mes presentaran una nota solicitando una reunión con los ediles con carácter de “urgente”.

En el escrito detallaban que los temas que necesitaban tratar se referían a descuentos o bonificaciones impositivas; el ingreso de nuevas empresas ajenas al contexto local, como Uber; y servicios prestados por autos particulares que publicitan traslados a costos inferiores.

“Los recibimos y escuchamos sus inquietudes y problemas, para buscar alguna alternativa para poder seguir funcionando con la tarifa vigente”, explicó el concejal Mauro Beltrami al concluir el encuentro.

“Pidieron rever algunas de las tasas municipales que ellos pagan regularmente, dentro del pedido, solicitaron aplicar un impuesto de emergencia por determinado tiempo, sería una reducción impositiva hasta abril del año próximo. Vamos a estudiarlo, pero es muy difícil, porque ya hay un esfuerzo del municipio que en la Tarifaria 2019 no subió ninguno de los impuestos relacionados a los taxis”, puntualizó.

“Volvieron a manifestar que el gran problema que tienen es el precio del gas, pero el municipio no tiene injerencia en su regulación”, señaló.

“Con el valor que tiene la tarifa de taxis y los incrementos en los repuestos, combustibles, insumos y demás, no tienen rédito, pero a la vez los permisionarios saben que si se aumenta la tarifa, menos gente los va a tomar, entoces los ingresos van a ser iguales o menores que ahora”, afirmó Beltrami.

“Están buscando alguna alternativa, pero es complicado, porque todos los que tienen problemas piden que el municipio no les cobre la tasa que les corresponde, pero es imposible”, sostuvo el concejal.

“Tomamos nota de sus planteos y los vamos a evaluar, es una situación compleja porque el municipio tiene un presupuesto que debe respetar y la situación crítica que están pasando los taxistas también la están viviendo otros sectores de la sociedad. Vamos a ver en qué se puede ayudar sin tocar la tarifa, pero no es una situación fácil”, consideró Beltrami.

“Por otro lado plantearon su miedo a Uber, pero nuestra ordenanza establece claramente que el servicio público de taxis prohíbe a quienes no estén inscriptos y con chapa del municipio. El año pasado ya lo plantearon y ahora les preguntamos si conocían algún caso, nos dijeron que no, pero que sí hay ofrecimientos de autos particulares para hacer transportes, algo que también prohíbe la normativa”, indicó.

 

Sin solución definitiva

“Vinimos a plantear la tarifa del GNC, el tema de Uber y la implementación de un impuesto de emergencia hasta abril del año que viene, pero creemos que eso es muy complicado. Estamos buscando alguna solución”, manifestaron por su parte los taxistas.

“Ese impuesto provisorio más barato no sería la solución definitiva, pero al menos estamos en conversación con el Concejo. No nos prometieron nada, nos dijeron que lo van a conversar”, admitieron.

“Para 2019 aseguraron que no nos iban a aumentar los impuestos, el año pasado habíamos pedido que no se incrementaran para nosotros, pero se hizo. Para el año próximo aparentemente no los subirían, eso nos sirve, pero por la situación que estamos atravesando necesitamos otra cosa, buscamos una solución, porque hoy nos estamos comiendo la amortización y el mantenimiento del auto”, remarcaron.

“No estamos pidiendo aumento de tarifa, eso nos perjudicaría a nosotros y a la gente, pero estamos tratando de evitar pedirlo”, subrayaron.

“Lo que más nos perjudica es el precio del gas, el oligopolio que hay en la ciudad. Los estacioneros no tienen voluntad de bajar el precio del GNC”, agregaron.

“Seguimos con la Auditoría General y Defensa del Consumidor, sabemos que a las estaciones de servicio se les va a aplicar una multa importante por la falta de competencia en los precios debido al oligopopio”, señalaron.

En cuanto a Uber, reconocieron que no hay una amenaza real de que se instale en Villa María porque “no da la capacidad de habitantes”.

“Como no pueden entrar en Córdoba, tenemos miedo de que agarren las ciudades más importantes de la provincia y puedan llegar a Villa María. Es un transporte ilegal”, afirmaron.

“No hubo ninguna respuesta de parte de los concejales, quedó todo para tratar, van a analizar todos los planteos y nos van a dar una respuesta, suponemos que a la brevedad, pero tampoco nos dijeron cuándo”, finalizaron.

 

Print Friendly, PDF & Email

En la misma categoría

Denuncian la apropiación de una plaza

Daniel Rocha

Los paradores costeros tienen nuevas caras y se quedarán por tres años

Noemí Bramardo

La obra de gas, en un 88%

Daniel Rocha