Pipo, de la pesadilla al sueño

Tiene apenas seis meses y perdió la movilidad de las patas traseras. Rescatistas ayudaron al hermoso galgo y consiguieron quién le pueda hacer el carro para que pueda desplazarse. Ahora desean que alguien pueda adoptarlo

Pipo espera cambiar su vida con alguien que lo adopte

Nadie sabe con exactitud qué le pasó. Algunos dan cuenta que un auto lo pisó y siguió de largo, propio de algunas personas en estos tiempos. Otros dicen que le podrían haber pegado bastante para sacárselo de encima.

Las explicaciones se buscan porque Pipo, este pequeño y hermoso galgo de seis meses, ya no puede caminar como corresponde.

“Hace ya un mes que está así”, contó Cecilia Bessone, de Mi Refugio.

“Perdió la movilidad de sus patitas traseras Tiene los tendones bien extendidos y los músculos duros, sí tiene sensibilidad, pero no tiene noción del movimiento de las patitas”, explicó la rescatista.

La historia de Pipo sensibilizó a mucha gente, ya que sólo mirarle la cara motiva a darle una ayuda. De hecho, las rescatistas ya le consiguieron quién le haga el carrito que necesita para movilizarse. Sin embargo, el perrito no tiene dueño y, aunque parece que ya pasó la pesadilla, su sueño sería encontrar a quien le dé amor diariamente en una casa.

“Es nuestro deseo ahora encontrar el apoyo de alguien que lo quiera cuidar y darle las atenciones y el amor que necesita”, afirmó Cecilia.

“Ojalá alguien se anime adoptarlo y darle la oportunidad de mejorar y hacer un poco más fácil su vida”, expresó.

“Pipo es puro amor; bueno, cariñoso y hermoso”, destacó, para luego recalcar: “Deseamos que sea bendecido y tocado por la luz de una persona buena que tenga misericordia de él y de la felicidad que merece”.

La historia de Pipo conmocionó a mucha gente, aunque la mayoría, en este tipo de casos, tiene el problema de la falta de espacio o de tiempo. Encima, un gran porcentaje de la gente que ayuda a los animales cuenta con varios en casa.

¿Podrá alguien recibir a Pipo en su casa? Para tenerlo, hay que llamar al 154270271.

Los galgos son perros especiales; considerados de gran fidelidad, son también muy agradecidos. Es por ello que tener a Pipo en casa puede generar un paso importante en el proceso de la vida, así como el propio perro demuestra su amor por vivir, a la espera de devolver el afecto.

 

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus