Planificar la comunicación: sin publicidad, no sos nadie

¡Quiero emprender! – Lo que hay que saber

A quién apuntar, cómo definir la mejor estrategia, qué canales utilizar para dar a conocer mi emprendimiento

Escribe Lic. Karina Costabello (*)
Especial para EL DIARIO

La semana pasada estuvimos hablando de la importancia de comunicar bien nuestro proyecto, pero la asignatura comunicación es muy amplia. Comunicar no es sólo cómo presentar tu proyecto ante un posible inversor, ante una audiencia, a tus amigos o cómo hablar en público, sino también cómo mostrarlo al mercado, cómo darlo a conocer a tus consumidores, cómo venderlo.

Como emprendedores tendremos que utilizar todas las herramientas posibles para apuntalar nuestro negocio y hacerlo crecer aún más. Ganar dimensión es bueno y aconsejable y para eso hay que dotarse de una muy buena estrategia de comunicación. Aunque exista la competencia, cada empresa es un mundo distinto. La combinación de diferentes herramientas de comunicación para construir la estrategia que optimice los resultados debe ser estudiada y adaptada a cada proyecto. Estas herramientas son todos aquellos elementos que podemos usar para comunicarnos con nuestro público, aquellas personas, grupos u otras organizaciones que están o pueden estar interesadas en nuestros productos, servicios e, incluso, en su gestión. El concepto se refiere a los elementos que diseñan y producen las agencias de comunicación para una empresa determinada.

 

¿Online u offline?

Dependiendo del rubro de nuestro emprendimiento y la etapa en la que se encuentre, la estrategia a seguir en comunicación variará. Las combinaciones son infinitas. Podemos combinar la publicidad en medios de comunicación con otros servicios para tener mayor presencia digital. Como complemento, se puede realizar algún evento esporádico a través de una agencia de organización de eventos o de relaciones públicas, o podemos participar en redes de networking. Será necesario considerar la posibilidad de hacer campañas en social media con la finalidad de acercarnos más a nuestro target. También  se puede crear y escribir un blog que trabaje de forma paralela a la página web. La combinación de herramientas que se construya para una marca en concreto dependerá en gran medida del mensaje que se quiere transmitir y del destinatario. Además, a la hora de comunicar se debe ser coherente con la imagen que la empresa ya tiene o que quiere tener.

 

La importancia de un plan

Deberás hacerte varias preguntas antes de armar este plan. Son muy sencillas y van a ayudar a mejorar claramente el diseño y la eficacia del mismo, al tiempo que permitirán tomar decisiones respecto a los recursos que hay que invertir en él.

•¿Qué objetivo estratégico pretende responder el plan de comunicación? ¿Cuál es el verdadero objetivo de negocio que perseguimos? Seguramente sea “para vender más”, pero podrían ser muchos otros, como “mejorar la percepción de calidad de mis clientes” o “posicionarme en el mercado” o “darme a conocer””.

•¿A qué audiencia/público/consumidor vamos a dirigirnos? En función de la respuesta a la primera pregunta determinaremos qué públicos son los más importantes para mi empresa. Nunca, pero nunca mi producto o servicio es para todos. Siempre es dirigido a un consumidor específico, y a ese es al que debo dirigir la comunicación. Es muy importante centrar el tiro, porque después tendremos que desarrollar mensajes y contenidos y asignar un presupuesto.

•¿Qué queremos transmitir? ¿Cuál es el mensaje? Para que sea efectivo debe ser concreto y preciso para quienes van a recibirlo. Es la única forma de que tengamos alguna posibilidad de que nos tengan en cuenta. No olvidemos que nuestro mensaje tiene que competir con un océano  de información comercial de millones de marcas que luchan por sobresalir en el mercado y en la mente de nuestro cliente.

•¿Qué canales vamos a utilizar? Aquí hay que tener en cuenta dos cosas fundamentales: nuevamente el público al que nos dirigimos y lo que le queremos contar. Por ejemplo, si queremos llegar a mucha gente con un mensaje muy innovador e interesante, seguramente podemos utilizar a los medios de comunicación  (desde una nota en un diario hasta el uso de las redes sociales). Si queremos transmitir un mensaje muy comercial (una oferta concreta para un público muy concreto), la mejor opción podría ser la publicidad en medios locales (desde una guía de servicios hasta un spot radial o un aviso en el diario local o revista especializada). Si lo que queremos es intensificar la relación con nuestros clientes, quizás debamos recurrir a un evento. Se trata de elegir la alternativa más conveniente en términos de eficacia y presupuesto.

•¿Con qué presupuesto contamos? Aunque en la actualidad disponemos de muchas posibilidades para desarrollar acciones de comunicación con poca inversión (por ejemplo, a través de redes sociales), lo normal es que en determinado momento tengamos que realizar algún aporte más importante. Esta deberá ser proporcional al retorno que queremos conseguir. Si queremos que nuestra marca sea conocida por miles de usuarios, tendremos que disponer de dos ingredientes básicos: la creatividad (a veces una buena campaña de marketing viral hace que te conozcan en los cinco continentes) y/o presupuesto.

•¿Cómo vamos a medir el retorno de la inversión? Responderse a esta pregunta antes de haber lanzado el plan de comunicación es fundamental. Si la respuesta es obvia, enfocaremos mejor  desde el principio nuestro plan. Si no sabemos cómo hacerlo, las posibilidades de desenfoque (y, por tanto, de malgastar tiempo y dinero) son muy grandes.

•¿Podemos hacerlo nosotros solos? Muchas de las herramientas de comunicación precisan de un personal especializado. En esos casos es importante consultar con una agencia que ayude tanto en el diseño del plan como, sobre todo, en la ejecución de las actividades incluidas en el mismo. Y también ayuda muchísimo un buen diseño de imagen y creatividad en los anuncios. De nuevo, para ello es importante disponer de presupuesto.

Recordá siempre, publicidad es inversión, no gasto. Es una inversión a largo plazo y muy efectiva para darte a conocer y demostrar que existís. Ahora, si te tengo que responder publicidad online u offline para tu proyecto, te aconsejo que pruebes ambas. Si tenés la posibilidad de combinarlas, es un buen maridaje.

(*) Comunicadora social- publicitaria del Estudio Moon Comunicación, Marketing y Diseño

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus